INTERNACIONAL
20/11/2013 22:15 CET | Actualizado 21/11/2013 07:51 CET

La Policía detiene al autor de los tiroteos en París

AFP

El ministro del Interior de Francia, Manuel Valls, ha confirmado este jueves la detención de un hombre por su presunta relación con los tiroteos registrados en los últimos días en París, en las sedes de la cadena BFMTV y del periódico Libération y en la zona de la Défense.

El detenido es Abdelhakim Dejar, condenado en 1998 por facilitar el arma con el que una pareja mató a cuatro personas durante una huída de la Policía en 1994. Dejar, también apodado Toumi, fue condenado a cuatro años de cárcel en 1998 por facilitar el fusil que se utilizó en el conocido como caso Rey-Maupin.

Los jóvenes Florence Rey y Audry Maupin protagonizaron en octubre de 1994 una persecución por la capital que concluyó con la muerte de tres policías, el conductor de un taxi y el propio Maupin. Rey fue condenada a 20 años de cárcel, pero pudo abandonar la prisión en 2009.

Según nuestros compañeros de Le Huffington Post, la Policía ha confirmado que el ADN del detenido coincide con las muestras recogidas en los cartuchos disparados en la sede de Libération, con lo que estaríamos ante el hombre autor de los disparos, que hirieron a un fotógrafo.

La Policía realizó la detención del sospechoso este miércoles en torno a las siete de la tarde en un aparcamiento subterráneo de Bois-Colombes, en el departamento de Altos del Sena. Según las fuentes citadas por Le Figaro, este individuo fue trasladado a dependencias policiales en estado de "semiinconsciencia", supuestamente tras tomar gran cantidad de medicamentos.

En este sentido, Valls ha sostenido que "todo sugiere que intentó sucidarse", antes de agregar que, por el momento, se desconoce el motivo de los tiroteos.

Se trata del primer arresto que se produce desde que se produjeron los tiroteos. El primero de ellos tuvo lugar el viernes en la sede de BFMTV, mientras que el lunes se produjeron los otros dos incidentes, en uno de los cuales resultó gravemente herido un fotógrafo colaborador con el periódico Libération.

Las autoridades habían pedido la colaboración ciudadana para tratar de localizar a un hombre de entre 35 y 45 años de edad y entre 1,70 y 1,80 metros de altura. Desde el lunes, los investigadores han recibido cientos de llamadas, según Le Figaro.

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST