POLÍTICA
27/12/2013 13:44 CET | Actualizado 27/12/2013 14:50 CET

Rajoy: "En 2014 habrá menos paro y más personas cotizando"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha puesto optimista en su balance del año, en el que ha insistido en señalar que la recuperación económica ya está en marcha y que 2014 será "mucho mejor".

Durante la rueda de prensa, Rajoy ha adelantado que 2013 se cerrará con menor número de parados que 2012, algo que "no ocurría en España desde 2006". También ha asegurado que los "datos de afiliación a la Seguridad Social" van a ser buenos".

Más adelante, en el turno de preguntas, ha matizado que la cifra de afiliados a la Seguridad Social será en 2013 "un poco menor" que al año anterior, aunque ha insistido en hacer una lectura positiva de este dato.

Además, se ha atrevido a vaticinar que 2014 será "mucho mejor" y con "más actividad" por lo que "habrá en España menos personas en paro y más personas cotizando a la Seguridad Social".

BROTES VERDES

Rajoy ha vuelto a realizar un repaso por los indicadores que señalan "la corrección de los equilibrios de la economía" como las exportaciones y la inversión extranjera y ha destacado que "si el año 2012 fue el del ajuste, el 2013 ha sido el de las reformas y el 2014 será el inicio de la recuperación".

El presidente del Gobierno ha asegurado que la "corrección de los desequilibrios" mejora la "percepción de nuestro país en los mercados internacionales" y ha reconocido que los brotes verdes de los que presume, no son percibidos por la mayoría de los españoles en sus bolsillos.

"Sé que las cifras de la macroeconomía no llegan en su plenitud a la mayoría, pero si la inflación sube unas décimas es bueno para todo el mundo, especialmente para los pensionistas que no ven mermado su poder adquisitivo. Y si la prima de riesgo baja, liberamos recursos que pueden ir a otras partidas sociales", ha asegurado.

Rajoy ha asegurado que estos datos no habrían sido posibles sin las reformas emprendidas por su Gobierno, y tras recitar algunas de estas medidas, entre ellas la LOMCE, la reforma laboral o la reforma de las pensiones, Rajoy ha asegurado que los hechos le han "dado la razón" en referencia a su promesa de que en la segunda mitad del año "las cosas empezarían a mejorar".

"HAY COSAS QUE NO SE ME PUEDEN PEDIR"

En su discurso centrado en la economía solo ha habido hueco para una mención a un tema de otra categoría: Cataluña.

Rajoy ha insistido en su rechazo a la celebración del referéndum por "ser contrario a la Constitución" y ha asegurado que centrará sus esfuerzos en "evitar que los catalanes y el resto de españoles se vean perjudicados por iniciativas que solo han generado incertidumbre, inestabilidad y fractura social".

"Dañaría a España, especialmente a Cataluña, por lo que trabajaré para defender el actual modelo de convivencia que nos ha dado el mayor periodo de estabilidad", ha asegurado.

El presidente ha mandado un mensaje a Artur Mas al afirmar que "hay cosas que no se me pueden pedir y lo sabe el que decidió abrir un camino sabiendo cuál era mi respuesta".

Sobre la posibilidad de una negociación con el presiente catalán, Rajoy ha asegurado que es una cuestión de "soberanía", sobre la que él como presidente del Gobierno "no dispone", si no que afecta "todos los españoles".

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'