INTERNACIONAL
19/01/2014 19:24 CET | Actualizado 19/01/2014 20:23 CET

Sacyr dice que seguirá con las obras en el Canal de Panamá pese al fin del ultimátum

AFP

El Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por Sacyr y a cargo de la ampliación del Canal de Panamá, negó este domingo que tenga previsto suspender las obras este lunes, cuando vence el preaviso que envió a la Autoridad de la vía en diciembre pasado en el que planteaba esa posibilidad por falta de liquidez.

"GUPC no tiene por qué realizar mañana ningún cambio en el estatus de la obra, ya que el preaviso enviado el día 30 (de diciembre) da derecho al consorcio a suspender las obras en cualquier momento a partir del día 21, sin que en este momento ese escenario este contemplado", dijo el consorcio en un comunicado de un párrafo enviado a Efe.

En la breve declaración, el consorcio liderado por las empresas española Sacyr y la italiana Salini Impregilo, añadió que aunque no tiene previsto detener las obras mañana su "Consejo de Administración podrá evaluar la situación y tomar la decisión que corresponda en cualquier momento".

El administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, sostuvo este sávado en declaraciones a los periodistas que las negociaciones con el GUPC en busca de un esquema que permita culminar el proyecto según lo estipulado en el contrato "se mantenían abiertas".

LAS OBRAS, ADJUDICADAS EN 2009

El GUPC se adjudicó en el 2009 el proyecto de las esclusas por su oferta de 3.118 millones de dólares, incluso por debajo del precio máximo establecido por la ACP de 3.481 millones de dólares. La ACP ha desembolsado 2.831 millones de dólares, incluidos 784 millones en anticipos reembolsables, además de al menos 160 millones en costos adicionales.

En la carta de preaviso, divulgada por el consorcio el 1 de enero pasado, el GUPC invocó la cláusula 16.1 de las condiciones del contrato según la cual la ACP tenía "21 un días para cumplir con los requerimientos solicitados" por el consorcio "aunque mientras los trabajos continuarán con normalidad".

En el preaviso el consorcio sostuvo que no podía "continuar una obra en la que se proyecta 1,6 billones de dólares en sobrecostos, que son responsabilidad del empleador", y planteó que "a pesar de que GUPC ha remitido diferentes propuesta específicas, ACP ha rehusado discutirlas hasta la fecha".

El mismo 1 de enero la ACP rechazó las "presiones" del GUPC para negociar "fuera del contrato" el millonario reclamo, le exigió que presentara sus peticiones por las vías establecidas legalmente y expresó su esperanza en que finalizara el proyecto de ampliación.

La Autoridad dijo entonces que legalmente "la intención de suspensión" expresada por el consorcio "no implica una terminación o abandono del proyecto", pero que, si eso llegaba a suceder pondría "en acción los mecanismos del contrato que le permiten completar la obra".

LA CE ACEPTA MEDIAR

Además, este domingo la Comisión Europea (CE) ha aceptado mediar en el conflicto entre las autoridades de Panamá y el consorcio de tres empresas europeas, incluida la española Sacyr, ha explicado a Efe el vicepresidente de la CE y responsable de Industria, Antonio Tajani.

Tajani explicó a Efe en entrevista telefónica que este domingo ha recibido una petición del consorcio de empresas europeas para que "intente mediar en la solución del problema".

"Conozco bien el problema de los sobrecostes de las grandes obras. Es, desgraciadamente, un fenómeno que también ocurre dentro de la UE. Comprendo la posición de las empresas europeas pero también entiendo bien la posición de las autoridades panameñas", añadió el titular de Industria de la CE.

Tajani dijo ser buen conocedor igualmente de América Latina, "un continente al que le he dedicado una gran atención durante mi mandato de comisario europeo de Industria y Empresa".