INTERNACIONAL
18/08/2014 11:05 CEST | Actualizado 18/08/2014 13:05 CEST

Assange afirma que abandonará "pronto" la Embajada de Ecuador en Londres

Dos años después, Julian Assange cree que ha llegado la hora. El fundador de Wikileaks ha informado este lunes de que abandonará "pronto" la Embajada de Ecuador en Londres, donde permanece refugiado desde junio de 2012. ¿Qué es pronto? Assange no lo ha concretado.

En una rueda de prensa junto al ministro de Exteriores ecuatoriano, Rafael Patiño, Assange ha defendido que durante este tiempo las circunstancias que rodean su asilo no han variado y ha dicho sentirse un "prisionero", toda vez que no ha sido imputado de ningún delito.

La comparecencia ha tenido lugar con motivo del segundo aniversario del asilo político que Ecuador otorgó al activista, en agosto de 2012 y que, según dijo el ministro, Quito mantendrá.

"Voy a dejar la embajada pronto, pero quizá no por las razones que ofrecen los medios de (Rupert) Murdoch", dijo Assange en referencia a esa cadena de televisión, sin hacer más comentarios al respecto pese a la insistencia de los periodistas.

Julian Assange admitió que haber estado bajo retención en Londres durante más de cuatro años "sin cargos", y de ellos dos en la embajada ecuatoriana sin salir al exterior, ha tenido un efecto en su salud y que solo hace una hora de ejercicio al día.

DESDE EL 19 DE JUNIO DE 2012

Desde que Assange se refugió en la embajada ecuatoriana el 19 de junio de 2012, el Reino Unido ha insistido en que, cuando la abandone, será detenido y entregado a las autoridades suecas, debido a que los tribunales británicos han fallado a favor de su entrega a Suecia.

En el encuentro, Patiño aseguró que "ha llegado la hora de liberar a Julian Assange" y de que se respeten sus derechos humanos, mientras el activista australiano, de 43 años, insistió en todo momento en que nunca ha sido acusado de "ningún cargo".

El exhacker volvió a rechazar las alegaciones de violación de dos mujeres suecas, por lo que Suecia reclamó su extradición al Reino Unido.

"Nunca se han presentado cargos en mi contra, ni en Suecia ni en el Reino Unido", apuntó Assange, con pelo y barba blanca y que ofreció la rueda de prensa en una pequeña habitación de la embajada ecuatoriana.

"SEGUIREMOS TRABAJANDO"

Por su parte, Patiño dijo que el Gobierno ecuatoriano cree que "ha pasado mucho tiempo" y que Assange "lleva demasiado tiempo en la embajada esperando por un salvoconducto", que el Reino Unido le niega.

El ministro ecuatoriano de Exteriores dijo además que la comunidad internacional debe respetar "los derechos de Julian Assange" y dar una respuesta "decisiva" a este caso.

"Seguiremos trabajando en la búsqueda de soluciones amistosas y diplomáticas con los gobiernos implicados", apuntó Patiño.

El periodista australiano está en la Embajada desde el 19 de junio de 2012, cuando solicitó a Ecuador asilo diplomático. El Gobierno de Rafael Correa se lo concedió, pero Reino Unido se ha negado a darle un salvoconducto, insistiendo en que tiene la "obligación legal" de extraditarle a Suecia, donde está acusado de varios delitos sexuales.

Assange solicitó asilo político argumentando que se encuentra en un "estado de indefensión" ante la posibilidad de que, una vez en Suecia, sea extraditado a Estados Unidos, donde supuestamente se está celebrando un juicio secreto, sin que Australia lo impida.

El fundador de Wikileaks asegura que es víctima de una "persecución política" por parte de Estados Unidos por revelar cientos de miles de documentos clasificados del Departamento de Estado sobre las guerras en Irak y Afganistán y sobre las relaciones diplomáticas con otros países.