POLÍTICA
16/09/2014 07:56 CEST | Actualizado 16/09/2014 21:30 CEST

El Congreso rechaza celebrar un referéndum sobre la monarquía con los votos de PP y PSOE

RETUERS

Casi tres meses después de la proclamación del rey Felipe VI y con la calle más tranquila, el PP y el PSOE han vuelto a rechazar las peticiones de grupos de izquierda de celebrar un referéndum sobre la forma de Gobierno.

El pleno del Congreso de los Diputados ha rechazado este martes una moción consecuencia de interpelación presentada por la Izquierda Plural en la que se insta al Gobierno a convocar un referéndum "para que el pueblo español tenga la oportunidad" de elegir entre monarquía o república. Lo ha hecho con 274 votos en contra, 26 votos a favor y 15 abstenciones.

El PP y el PSOE han anunciado desde primera hora del día que votarían en contra. El PSOE, en el que siempre ha habido una corriente republicana (explicitada en la ley de abdicación con la abstención de dos diputados) considera que la moción de IU, ICV y CHA es "oportunista". Los socialistas han asegurado que mantendrían su "compromiso" con "el consenso constitucional respaldado por los ciudadanos", según fuentes socialistas.

En el texto de la iniciativa, la Izquierda Plural pedía al Ejecutivo que hiciera uso del artículo 92 de la Constitución, que dice lo siguiente:

"Las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos.

El referéndum será convocado por el Rey, mediante propuesta del Presidente del Gobierno, previamente autorizada por el Congreso de los Diputados".

Según el grupo parlamentario, la posibilidad de que los ciudadanos opinen sobre la forma política del Estado es un punto básico para iniciar "un proceso de esperanza para el país".

"El Gobierno tiene la posibilidad de facilitar al pueblo la oportunidad de coger las riendas de su futuro más allá de la estrecha y limitada opción de votar cada cuatro años en las elecciones", añade.

¿UN REFERÉNDUM ILEGAL?

La semana pasada, en el debate de la interpelación origen de esta moción, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, reprochó a IU que instara al Ejecutivo a incumplir la Constitución y las leyes al reclamar un referéndum sobre monarquía o república.

Por contra, el diputado de IU Alberto Garzón acusó al Ejecutivo de tener miedo a que "el pueblo manifieste su voluntad" y denunció que la monarquía es el "vértice" de un sistema de corrupción y de "instituciones antidemocráticas".

El diputado de IU aprovechó también para reivindicar una "democracia republicana", que -dijo- implica mayor participación de los ciudadanos en la vida pública.

Por contra, la vicepresidenta recordó que fueron los constituyentes -entre ellos el comunista Jordi Solé Tura-, quienes acordaron los requisitos para reformar la Constitución de 1978 y evitar que quedara expuesta a populismos u oportunismos de un partido concreto.

Otros destacados militantes socialistas, como José Antonio Pérez Tapias, que compitió por el liderazgo del partido, defendían la abstención:

ESPACIO ECO