POLÍTICA
13/10/2014 12:27 CEST | Actualizado 13/10/2014 13:25 CEST

Cotino deja la Presidencia de Les Corts Valencianes y se dedicará al cultivo de caquis

EFE

El presidente de las Corts Valencianes, Juan Cotino, ha presentado este lunes su renuncia oficial al cargo y comenzará ahora una nueva vida fuera de la política centrada en el cultivo de caquis.

Cotino ha comunicado su decisión a la Mesa y uno de los letrados de la Cámara, en su nombre, ha presentado el escrito por registro oficial a las 12.07 horas.

Cotino hizo un discurso de despedida la semana pasada ante la Junta Directiva del PP valenciano antes de oficializar su marcha de la política y dedicarse a la agricultura.

"Quiero volver a mi vida en la agricultura", dijo entonces. En ese momento señaló que era "bueno" para él, "desde un punto de vista psicológico", retomar "su vida en la agricultura".

Hace un año, según recordó, se dio de alta como "autónomo en la agricultura". "Ya tengo los caquis plantados", subrayó.

LA JUBILACIÓN DE COTINO

Cotino anunció el pasado 30 de junio su voluntad política de dejar paso a otros cuando le llegara la edad de jubilación (cumplirá los 65 años el próximo 26 de enero) y que, por ello, presentaría la dimisión "el día y la hora" que tenía previsto "desde hace mucho tiempo".

El presidente de Les Corts hizo esas declaraciones después de que se publicaran conversaciones telefónicas en las que se le involucraba en el caso Brugal, sobre supuestas ilegalidades en el Plan General de Ordenación Urbana de Alicante, y la adjudicación de obras a empresas relacionadas con su familia.

En ese momento, Cotino defendió que no está imputado y reivindicó que en sus veintitrés años de trayectoria pública "nunca" había "favorecido a ninguna empresa de ningún tipo".

UNA POLÉMICA CARRERA: DEL METRO DE VALENCIA AL CRUCIFIJO

Con esta renuncia, Cotino pone fina a una carrera dominada siempre por la polémica. El político de Xirivella, perteneciente a una influyente familia de empresarios dedicados principalmente a la construcción y a la agricultura, ha desempeñado diversos cargos en la administración pública. Ha sido director general de la Policía en la época del Gobierno de Aznar -a las órdenes de Jaime Mayor Oreja y Mariano Rajoy en Interior-, concejal de Rita Barberá en el ayuntamiento de Valencia y conseller del Gobierno de Francisco Camps.

Uno de los episodios más criticados de su vida pública fue destapado por el programa Salvados, donde evitó pronunciarse tras las acusaciones de los familiares de las víctimas del accidente del Metro de Valencia de que les ofreció trabajo para que no presentaran denuncias.

Beatriz Garrote y Enric Chulio, de la Asociación de Víctimas del Metro de Valencia, aseguraban en este espacio que en los días posteriores a la tragedia las víctimas recibieron visitas en los tanatorios y en sus casas de "personal del PP", entre ellos Cotino, entonces conseller de Agricultura.

Posteriormente, el presentador Jordi Évole llamaba por teléfono a Cotino, quien en un primer momento reconocía que era él y, acto seguido, se desdecía y afirmaba que era su hermano. Más tarde, en un acto público el equipo abordaba al presidente de las Cortes, que se limitaba a decir: "No le quiero a usted responder".

Cotino también se ha visto involucrado en el caso Gürtel, donde se ha investigado el papel que jugó durante la visita del papa a Valencia y el fraude cometido por las empresas relacionadas con la trama en los actos relacionados con este viaje.

El político valenciano, del círculo del Opus Dei, desató también la indignación de la oposición cuando colocó un crucifijo en la mesa presidencial de Les Corts.

En los últimos meses se ha visto envuelto en la polémica del caso Brugal al hacerse públicas unas grabaciones entre uno de sus sobrinos y el constructor Enrique Ortiz. El familiar del político decía al constructor cuando hablaban del cambio de departamento de su tío: "Coño, era...una...una conselleria que me estaba adjudicando obras que tengo que dejar de licitar".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

NUEVOS TIEMPOS