POLÍTICA
15/10/2014 17:22 CEST | Actualizado 15/10/2014 17:25 CEST

El Ayuntamiento de Alcalá pide al papa que sustituya al obispo Reig Plá "por una persona normal"

EFE

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha aprobado una moción en la que pide al papa Francisco que destituya al obispo Juan Antonio Reig Plá y lo sustituya "por una persona normal".

El Pleno municipal ha sacado adelante esta moción del PSOE con 14 votos a favor de los socialistas, de IU y de UPyD y 13 en contra de PP y de España 2000.

La moción reclama a la Conferencia Episcopal que transmita al pontífice "la necesidad de destituir al actual obispo de la Diócesis de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Plá, y sustituirlo por una persona normal, capaz de convivir y respetar a las personas e instituciones que no piensen como él".

Esta votación se produce semanas después de que el prelado comparase al Tren de la Libertad, que en febrero se manifestó por las calles de Madrid contra la reforma de la ley del aborto impulsada por el exministro Gallardón, con los trenes de Auschwitz.

"Debería llamarse, no el Tren de la Libertad, sino el tren de la muerte, del holocausto más infame", dijo Reig Plá en un comunicado en el que criticaba al Gobierno por retirar el anteproyecto de reforma de la ley del aborto.

Palabras por las que el Tren de la Libertad ha presentado este miércoles una querella en los Juzgados de Alcalá contra el obispo. "Confiamos en que el obispo venga a prestar declaración y que la sentencia sea satisfactoria", ha expresado Eduardo Herranz, abogado de la asociación de mujeres.

"NO NOS REPRESENTA"

Por su parte, el portavoz de los socialistas en el Ayuntamiento de Alcalá, Javier Rodríguez, ha defendido la moción de su partido contra un obispo "que llama enfermos a los homosexuales, que oficia misas presididas por la bandera franquista y que equipara el derecho de las mujeres a decidir con el nazismo".

"No queremos un obispo que no nos representa y estamos convencidos de que tampoco representa a la inmensa mayoría de los vecinos de Alcalá, sean católicos o no. Queremos un obispo que tenga un respeto, que no atente contra los derechos de las parejas del mismo sexo, de las mujeres divorciadas o de las parejas de hecho", ha añadido Rodríguez.

El PP considera que el Pleno del Ayuntamiento no es un órgano que tenga competencias para pedir la destitución de un obispo. "En España hay una separación entre la Iglesia y el Estado y nosotros nos dedicamos a la competencia local conforme a la Ley", han explicado fuentes de los conservadores.

Además, recuerdan que el alcalde de la ciudad, Javier Bello, criticó las palabras del obispo. "Sigo creyendo en la libertad de todo el mundo, pero como católico y como provida, así no", dijo el primer edil.