ECONOMÍA
03/12/2014 13:27 CET | Actualizado 03/12/2014 13:29 CET

El 'smartphone' en la empresa, ¿quién se está comiendo el pastel?

ROOZBEH ROKNI

Hasta no hace mucho tiempo, BlackBerry era la empresa de referencia en el segmento de la movilidad empresarial. Sus famosos terminales con teclado físico y servicios como BBM o BlackBerry Enterprise Server hicieron que sus soluciones fueran las preferidas por la industria profesional en muchos sectores durante años.

La situación, sin embargo, cambió con la llegada del iPhone y el asentamiento tanto de estos dispositivos como de los terminales Android. Las tiendas de aplicaciones enriquecían un ecosistema con el que BlackBerry no podía competir, y los usuarios empresariales comenzaron a demandar otro tipo de dispositivos y necesidades que la empresa canadiense ya no podía cubrir.

Fue el pistoletazo de salida para un giro radical en cuota de mercado empresarial. Uno de los estudios más referenciados, llevado a cabo por Good y (disponible en PDF), falla precisamente a la hora de evaluar la cuota de BlackBerry. Los profesionales no pueden estimar la cuota de mercado de RIM porque todos sus dispositivos pasan por la red BlackBerry Enterprise Server en lugar de soluciones de activación tradicionales, que les permitirían analizar los resultados.

Si dejamos fuera a BlackBerry, el panorama que nos pinta Good es asombroso: el número de activaciones de dispositivos iOS es muy superior al de dispositivos Android, y el hecho es que la entrada de iPhones en la gran empresa prácticamente no para de crecer. En el segundo trimestre de 2014 el 67% de las activaciones de dispositivos móviles fue correspondiente a soluciones iOS, mientras que el 32% correspondió a Android. Windows Phone únicamente representa el 1% de cuota, aunque como decíamos, los datos de BlackBerry -probablemente no demasiado significativos a estas alturas- no están contemplados en el estudio.

El estudio de Good refleja, eso sí, que las activaciones Android han subido un 5% (lo mismo que han bajado las de iOS) respecto al primer trimestre del año, pero la presencia de soluciones móviles de Apple es sorprendentemente alta si tenemos en cuenta que la situación es precisamente la inversa (y más pronunciada) en ventas globales. Así lo indican los datos de IDC del segundo trimestre de 2012, que situaban la cuota de Android en un 84,7%, la de iOS en un 11,7% la de Windows Phone en un 2,5% y la de BlackBerry OS en un 0,5% a nivel global.

No hay muchos más estudios con datos concretos en el segmento empresarial, y de hecho en Good apuntaban recientemente a otro dato singular en este mercado: la diferencia entre activaciones de smartphones y de tablets no existe apenas, de hecho, "parece que los consumidores están utilizando tablets como alternativa a los smartphones. Estamos siendo testigos de cómo los móviles cada vez se parecen más a los tablets, ofreciendo pantallas más grandes y de mayor calidad".

Ese comentario parece confirmar el auge de los phablets y, por ende, el acierto que Apple ha tenido al comercializar recientemente los nuevos iPhone 6 y sobre todo los iPhone 6 Plus que pueden ser la respuesta no solo a las demandas del mercado asiático, sino también a las de parte del mercado empresarial.

Por supuesto, hay muchas grandes empresas que tratan de no descuidar las necesidades del segmento profesional. Apple es la primera de ellas, algo que se certifica con el reciente acuerdo al que llegaron con IBM -que ahora deja clara su estrategia Mobile First- y que les permitirá a ambas consolidar su posición en la empresa. Frente a ellas está Google, de quien se rumoreaba que podría presentar una versión empresarial de Android en los próximos meses, o Samsung, que trató hace tiempo de reforzar su propuesta empresarial añadiendo componentes como KNOX, su capa de seguridad.

Microsoft y su camino a la convergencia -hace poco hemos conocido sus intenciones con un prometedor Windows 10- podría también ganar terreno en un mercado del que sigue siendo dominador absoluto en ordenadores de sobremesa y portátiles, mientras que BlackBerry, la gran olvidada, sigue tratando de recuperar su relevancia y ha reforzado tanto su apuesta software -hace poco BBM presentó su versión "fortificada"- como su catálogo de terminales, con un sorprendente BlackBerry Passport que quiere volver a centrarse en el usuario empresarial. Los próximos trimestres van a ser interesantes, y mucho, en el mercado de la movilidad empresarial.

El artículo original fue publicado por Mobileworldcapital.com

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST