ECONOMÍA
05/12/2014 16:48 CET | Actualizado 05/12/2014 16:48 CET

La Autoridad Fiscal pide nuevos recortes en siete comunidades

PHOTOS.COM

Las tijeras de los recortes sobrevuelan siete Comunidades Autónomas. La Autoridad Fiscal Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha pedido al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas que active "las medidas preventivas" previstas en la Ley de Estabilidad Presupuestaria en siete regiones que previsiblemente incumplirán el objetivo de déficit de este año y que, por tanto, también tienen posibilidades de incumplirlo el año que viene.

Ésta es la primera vez que la Autoridad Fiscal traslada al Ministerio de Hacienda y Administraciones la necesidad de aplicar la ley de estabilidad tras analizar las líneas fundamentales de los Presupuestos de 2015 de las diferentes regiones.

En concreto, la Autoridad Fiscal garantiza que cuatro comunidades no cumplirán el objetivo de déficit de este año (1%) y que sufrirán un desvío de al menos un punto: Extremadura, Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia.

Por otro lado, Castilla-La Mancha, Andalucía y Baleares presentan un riesgo elevado de incumplimiento, con un desvío de unas tres décimas respecto al objetivo.

En este contexto, el presidente de la Autoridad Fiscal, José Luis Escrivá, ha enviado una carta al secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, para pedirle que active las medidas preventivas contempladas en el artículo 19 de la ley.

Si Hacienda respalda este paso, exigiría a estas siete comunidades la presentación de un plan económico y financiero, con los ajustes necesarios, en el plazo de un mes.

TRES TIPOS DE MEDIDAS

Este artículo incluye tres tipos de medidas: preventivas, con las que se pretende evitar las posibles desviaciones; correctivas, limitan las operaciones de endeudamiento cuando ya se ha producido el incumplimiento; y coercitivas, que pasan por diferentes medidas hasta llegar a la intervención.

Las medidas preventivas que demanda la Autoridad Fiscal consisten en advertencias motivadas a la administración responsable previa audiencia de la misma. Formuladas estas advertencias y hechas públicas, la administración incumplidora tiene un mes para adoptar medidas. De no hacerlo, se activan las medidas correctivas que consisten en la presentación de un Plan Económico Financiero (PEF).

Según la Autoridad Fiscal, sería conveniente aplicar ya las medidas preventivas y hacer estas advertencias motivadas teniendo en cuenta la proximidad del cierre del ejercicio y con el fin de que se puedan poner en marcha los mecanismos de corrección sin esperar a la constatación de la posible desviación, que no se conocerá hasta marzo.

APLICAR LAS MEDIDAS CUANTO ANTES

De hecho y puesto que hay cuatro PEF de 2013 pendientes de aprobar, las fuentes de la AIReF creen que se pueden aprovechar estos planes para incluir medidas de corrección para 2014, para que se aprueben ya en el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

A su parecer, esperar a conocer el cierre del año supone retrasar mucho las medidas, que además podrían llegar aún más tarde si se tiene en cuenta que 2015 será un año de elecciones, cambios de Gobierno y demoras en la toma de decisiones.

Pese a que sólo estas siete comunidades presentan riesgos de desvío, la Autoridad Fiscal advierte de que todas llegan al cierre de 2014 de forma muy ajustada, sin margen en gasto para cualquier imprevisto y con cierta desviación en los ingresos, sobre todo por el comportamiento de los impuestos propios.

Además, se ve una disminución de los recursos del sistema de financiación, un elevado peso de los gastos financieros por intereses y una relajación de las medidas de ajuste adoptadas en años anteriores; todo esto, tal y como han explicado las fuentes, hace que cumplir el objetivo del 1% para el cierre del año sea muy difícil.

TAMPOCO SE CUMPLIRÁ EL OBJETIVO DE 2015

De cara a 2015, la Autoridad Fiscal considera que el objetivo del 0,7% es "extraordinariamente difícil", por lo que asegura que la probabilidad de incumplimiento es muy elevada, de ahí la importancia de empezar a actuar cuanto antes contra el desvío de 2014.

Los informes de la Autoridad Fiscal detallan la situación y los riesgos de cada comunidad. En el caso de Extremadura, la propia región ha reconocido ya que cerrará el año con un déficit del 1,5%, cifra que la AIReF eleva hasta 2% por la mala evolución del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP-AJD).

En 2015, además del problema que supone la desviación de 2014, ve riesgos en los ingresos de capital y el gasto del sistema de salud.