POLÍTICA
17/12/2014 10:47 CET | Actualizado 17/12/2014 10:59 CET

Sánchez critica la ley de Seguridad Ciudadana y Rajoy responde citando a Rubalcaba

Rifirrafe entre Pedro Sánchez y Mariano Rajoy a costa de la Ley de Seguridad Ciudadana recientemente aprobada por el Congreso de los Diputados durante la sesión de control al Gobierno en la Cámara baja.

"Sólo le falta recuperar la frase franquista de 'la calle es mía'" pronunciado por Manuel Fraga, exministro con Franco y fundador del PP, ha dicho Sánchez. El secretario general del PSOE ha acusado al presidente del Gobierno de recortar los derechos y libertades de los ciudadanos poniendo de ejemplo el anteproyecto de ley que, según Sánchez, "permite escuchas ilegales sin permiso del poder judicial".

Además, Sánchez ha criticado la manipulación informativa en Televisión Española también aludiendo al franquismo. "La ha convertido en un auténtico NO-DO al estilo franquista", ha afirmado el líder socialista, quien siente "sonrojo" al escuchar a Rajoy "apelar a la mayoría moderada cuando legisla para la derecha más extrema".

Para Sánchez, la ley de Seguridad Ciudadana es una legislación a medida de los "miedos" del Gobierno al que "le molesta la realidad y sólo pretende acallarla a golpes de mayoría absoluta". "Le molesta la gente de la calle, señor Rajoy, pero vaya acostumbrándose a la calle porque es a donde le van a mandar a usted a partir del año 2015 y a todo su Gobierno", ha añadido.

El presidente del Gobierno ha respondido con un clásico de su oratoria: calificar de "mayor recorte" a la gestión del Gobierno de Zapatero que, según Rajoy, dejó España "al borde del colapso", con altos niveles de desempleo, recesión y déficit, y "miles de facturas sin pagar".

Sobre la Ley de Seguridad Ciudadana, Rajoy ha dicho no querer recordar "la ley 'de la patada en la puerta' ni la que hicieron contra la violencia" pero sí ha recuperado varias frases de Rubalcaba (sin añadir "fin de la cita" al terminar) en las que el exsecretario general del PSOE decía que "si hay violencia, la Policía tiene que actuar" o refiriéndose a la inmigración como una "avalancha".

"No se puede hacer una cosa en el Gobierno y decir otra en la oposición. Le pasa con las concertinas, con el déficit y con la reforma de la Constitución", ha terminado.