Política

Alicia, 13 años: "A los políticos les pido que tengan bastante más sentido común"

Alicia tiene 13 años y las cosas claras. Sabe que "los de arriba", como llama a los políticos, no hacen lo que deberían, que hay mucha gente en España que lo está pasando mal y que las luces de la Navidad no hacen falta. Quiere que los que nos gobiernan se dejen de "tonterías" como esas y que ayuden a los que lo necesitan.

Por eso, el día que su profesora de Lengua y Literatura de 2º de la ESO en un instituto de Madrid le pidió a ella y a sus compañeros que escribieran una redacción contando lo que querían para reyes, Alicia fue un verso suelto. "La gente escribió cosas como: ‘Quiero una play’. Y yo puse eso".

Con "eso" se refiere a una carta en la que dedica las primeras líneas a enumerar los regalos que quiere y, el resto, a criticar a "los de arriba" por su forma de minimizar la crisis diciendo que ya es cosa del pasado. "No se han tomado la molestia de pasarse por mi barrio para ver que aquí sigue todo igual. Igual de mal, digo", es una de las frases de su redacción.

(Sigue leyendo después de la carta...)

"Me parecía que, en estos momentos, hacer una redacción centrándome solo en lo que quería pedirme para reyes no era lo más adecuado. Por eso, lo orienté más hacia lo que veo que pasa en Navidad", afirma a El Huffington Post.

"Hay un montón de gente que no puede ni comer" por culpa de la crisis, denuncia. "Me pongo en su lugar y me parece que lo deben de pasar bastante mal viendo que los políticos se gastan el dinero en tonterías y no en atender las cosas básicas que necesita la población", afirma convencida, como si darse cuenta de eso fuese lo más fácil y normal del mundo.

Pero no lo debe de ser porque, según critica, "gran parte de la población no se da cuenta y se limita a decir: 'Qué bonita la Navidad, con las lucecitas". "A los políticos les diría que tengan bastante más sentido común y que se dejen de tantas cosas que no tienen sentido", zanja.

El padre de Alicia asegura en una carta a El Huffington Post que ni él ni la madre tenían conocimiento de la redacción de su hija hasta que ella misma volvió del colegio diciendo que la profesora le había felicitado por la agudeza de la misiva.

"Al leerla, quedamos emocionados y sorprendidos por tener una hija con la cabeza tan bien amueblada y con ese nivel de madurez", relata el padre, quien añade: "Lamentablemente, suponemos que esos que están al mando seguramente no les afecte su posible lectura, pero aún así tal vez sirva para que otros lectores puedan reflexionar sobre lo que ocurre en su ciudad y país. Es decir, sobre la realidad".

Alicia sostiene que, para darse cuenta de la realidad, le basta con salir a la calle y ver las noticias mientras come o cena. Otros, más mayores y con muchísimo más poder, deberían imitar a esta niña de 13 años.

¡Bravo Alicia!

Popular in the Community