NOTICIAS
20/06/2015 20:34 CEST | Actualizado 20/06/2015 20:34 CEST

El fútbol femenino español alza la voz tras 27 años de silencio

EFE

¡Basta! Con ese grito unánime las 23 integrantes de la selección española femenina de fútbol han solicitado un cambio de mando. Una demanda que apunta directamente hacia el seleccionador Ignacio Quereda y su cuerpo técnico, pero también hacia la Real Federación Española de Fútbol.

La institución es la principal responsable del letargo en el que la disciplina ha permanecido los últimos 27 años bajo la tutela del mismo entrenador. En todo ese tiempo se reducen a tres las apariciones internacionales de la sección femenina de La Roja: dos Eurocopas (1997 y 2013) y un Mundial (2015).

El sueño más ambicioso de la mejor generación de futbolistas españolas se desmoronó el pasado día 17 en Canadá, el país donde el grupo capitaneado por la centrocampista gallega Vero Boquete deseaba "ganar el futuro" por todas las mujeres y niñas que merecen ser respetadas ante la decisión de jugar al fútbol.

Respeto es, precisamente, la reclamación que subyace tras el comunicado firmado por 23 jugadoras que pasarán a la historia por haber disputado por vez primera un Mundial absoluto, con dietas irrisorias de 40 euros al día y apartadas a menudo de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas para no coincidir con sus homólogos masculinos.

"Ya vale de que jueguen con nuestras ilusiones y nuestros esfuerzos", recalcó en declaraciones a EFE una de las integrantes del combinado español.

En un comunicado emitido desde Toronto pocas horas antes de que la expedición regresara dividida en dos aviones a Madrid, las internacionales denunciaron las carencias de su preparación: "No ha sido la correcta, los amistosos inexistentes (el último data del mes de abril), la aclimatación escasa (viajaron cuatro días antes del debut), el análisis de los rivales y la forma de preparar los partidos insuficientes".

El batacazo deportivo -la selección española completó la primera fase como colista del Grupo E con un solo punto de nueve posibles cuando aspiraba a alcanzar al menos los octavos de final- precipitó primero la autocrítica y, después, la denuncia. "Esta ha sido la dinámica durante mucho tiempo", revelaron.

"SE HA TERMINADO UNA ETAPA"

El futuro pasa, según sus peticiones, por el cese de Ignacio Quereda y su cuerpo técnico. "Creemos que se ha terminado una etapa", apuntaron las internacionales. "Si se pierde la confianza y no se es capaz de llegar a un grupo, es difícil alcanzar objetivos", agregaron.

Abierta una brecha insalvable entre las futbolistas -"las chavalas", que diría Quereda- y el seleccionador, el fútbol femenino debe replantearse también su presente para alejarse de discursos paternalistas.

"Queda mucho camino por recorrer y muchas puertas que abrir. Este es un gran momento para nuestro deporte, con muchos retos y sueños por delante y es responsabilidad de todos marcar el camino a seguir. Ver hacia dónde vamos y cómo lo hacemos", subrayaron las jugadoras.

Este nuevo sendero debiera ser trazado de la mano de los clubes. En la Primera División conviven 16 equipos cuando se aconseja la reducción del número de participantes no solo para mejorar el nivel de la competición sino para facilitar la participación de la selección nacional en eventos como la Copa Algarve. Dos aspectos que un calendario tan condensado imposibilita.

La falta de competitividad de la liga femenina y la ausencia de retos internacionales con la selección es lo que precipita la huida de talento. Vero Boquete (Bayern de Múnich), Virginia Torrecilla (Montpellier), Natalia Pablos y Vicky Losada (Arsenal Ladies) son algunas de las futbolistas que la próxima temporada competirán en el extranjero.

Es allí donde ven multiplicada la exigencia y, con ella, su capacidad para competir física, técnica y tácticamente con las mejores jugadoras del mundo. Entre las diez más destacadas sitúa la FIFA a la centrocampista gallega, nominada al Balón de Oro en 2014 tras su excelente rendimiento en los Estados Unidos, Alemania y Suecia.

¿Por qué no encuentran su mejor nivel en La Roja? Quereda, "contento" tras la eliminación del Mundial, desconoce la respuesta.

"NO VOY A DIMITIR"

Quereda ha respondido rápido y sin dudas. "No voy a dimitir. La planificación ha sido la correcta, y si la tuviera que volver a hacer sería la misma. Lo único que nos ha fallado han sido los dos amistosos previstos, que a última hora tanto Bulgaria como Rumanía dijeron que no, dos días antes de salir para Murcia", declaró el preparador español en su llegada, vía Frankfurt (Alemania), de Canadá al aeropuerto aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

El técnico madrileño reconoció su sorpresa por el comunicado de sus pupilas, con las que no tiene "ningún tipo de problema" en lo personal. "Yo no me planteo absolutamente nada porque no es cierto que las 23 jugadoras estén en esa dinámica. Hay que analizar ese tema profundamente", señaló.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

#YONOMEOLVIDO