NOTICIAS
26/07/2015 11:18 CEST | Actualizado 27/07/2015 09:46 CEST

Seis heridos graves en el accidente de un autobús escolar español en Francia

Un autobús que transportaba cerca de 60 estudiantes españoles de Bilbao a Amsterdam sufrió hoy un accidente junto a la localidad de Lille, en el norte de Francia, con un balance provisional de seis heridos muy graves (cinco, críticos) y 28 heridos leves.

17 han sido dados ya de alta y los más graves evolucionan razonablemente bien. De hecho, un joven que entró en coma ha salido incluso de este estado.

(Puedes seguir leyendo tras el mapa...).

Los heridos graves parecen ser jóvenes y han sido trasladados a un hospital próximo, según confirmaron a Efe fuentes de la delegación del Gobierno y fuentes diplomáticas españolas, que no precisaron sus edades.

El resto de los heridos del siniestro, que tuvo lugar entre las 05.15 y 05.30 hora local (03.15-03.30 GMT) en la periferia de Lille, se encuentran repartidos en diferentes centros médicos y reciben el apoyo de una célula de atención psicológica.

"Algunos están ilesos y ya han podido contactar con sus familias", subrayaron fuentes de la embajada de España en Francia.

El Gobierno vasco ha confirmado que uno de los heridos de gravedad es un joven varón con traumatismo craneal, mientras que la otra es una joven con traumatismo abdominal. Asimismo, ha destacado que las autoridades sanitarias francesas han desaconsejado el traslado de los heridos en este momento.

"Recomiendan estabilizarlos, controlarlos y observar su evolución en las próximas horas antes de tomar decisiones respecto a su traslado", ha aclarado.

(Puedes seguir leyendo tras la galería...).

Photo gallery Accidente de un autobús escolar español en Lille (Francia) See Gallery

Los servicios consulares esperan recibir la lista de pasajeros de la Delegación del Gobierno francés en el departamento Norte de Francia para ponerse en contacto con cada una de las familias. El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, se ha puesto en contacto con el consulado de España en Francia.

La mayoría de los viajeros del autobús son estudiantes universitarios y solo hay una persona menor, de 17 años, que ha sufrido heridas leves, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras del viaje.

Las mismas fuentes han explicado que el viaje, de una semana de estancia en Amsterdam, organizado por una agencia de viajes de Bilbao, estaba a abierto a cualquier persona que se apuntara, aunque la gran mayoría son universitarios. El autocar partió de Bilbao e hizo parada en San Sebastián para recoger a más viajeros. El viaje fue publicitado en varios lugares, entre ellos campus universitarios.

El vehículo, de una planta, quedó "decapitado" e incrustado en mitad un túnel demasiado bajo (de 2,60 metros) del Grand Boulevard de la periferia de Lille, en la salida de Romarin, a la altura del municipio de La Madeleine.

"El chófer ha sido interrogado por la policía para determinar las posibles causas del accidente", agregó una portavoz de la delegación del Gobierno francés. Al parecer, el transporte, de la compañía Alba, llevaba dos conductores que se iban turnando. El que conducía en ese momento ha declarado, afirma TVE, que "creyó que podía pasar" por el puente, con la altura máxima de cruce perfectamente visible, a 2,60 metros.

Según el diario local La voix du Nord, el vehículo transportaba estudiantes de Bilbao, San Sebastián y Vitoria. Este mismo medio recuerda que no es la primera vez que se producen accidentes de este tipo en este mismo puente. Las autoridades de Lille se estaban pensando incluso poner más rótulos, además de un luminoso, para advertir mejor del peligro.

SE CONFIÓ CON EL GPS

El conductor del autobús siniestrado ha admitido, al parecer, haberse fiado del GPS sin prestar suficiente atención a la ruta, dijeron a Efe fuentes oficiales.

El hombre, nacido en 1956, aseguró durante su interrogatorio ante la Fiscalía de Lille, que ha abierto una investigación por "heridas involuntarias", haber confiado en la dirección marcada por el sistema de GPS del vehículo.

La dirección por la que le llevó ese dispositivo le hizo pasar a la altura del municipio de La Madeleine por un túnel demasiado bajo, de 2,6 metros de alto, que cercenó el techo del vehículo y lo dejó incrustado en mitad de ese pasaje.

La Fiscalía, según fuentes de la Delegación del Gobierno local, busca determinar las circunstancias del accidente y por qué el conductor no estuvo suficientemente pendiente de las señales de tráfico.

El hombre, cuya nacionalidad no ha sido facilitada, trabajaba para la empresa de autocares Alba, cubría la ruta entre Amsterdam y Bilbao (norte de España) y ha dado negativo en los controles de alcoholemia y estupefacientes que se le han practicado.