POLÍTICA
17/09/2015 10:57 CEST | Actualizado 17/09/2015 10:58 CEST

Fernández Díaz no cree que el caso del entrenador sirio refugiado sea un buen ejemplo

EFE

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha advertido este jueves de que la acogida en España del refugiado sirio al que zancadilleó una periodista húngara y que ya se encuentra en la localidad madrileña de Getafe junto a dos de sus hijos, es un caso "singular" y "no puede generalizarse".

En declaraciones a RNE, ha incidido en que no se puede "pretender empezar a traer a España a refugiados al margen del procedimiento y del acuerdo comunitario" porque, en ese contexto, "no puede ir cada país actuando por su cuenta".

"Ahora ha sido este club de Getafe pero pensemos en una ciudad, en una comunidad autónoma quisiera hacerlo. No puede hacerlo, entre otras cosas porque el asilo es competencia del Estado, pero es que además no les van a dejar las agencias comunitarias (...) Hay que ir a esos centros y hacerlo de acuerdo a como la Comisión Europea establezca", ha afirmado.

Como ministro de Interior no voy a poner ningún obstáculo, pero una flor no hace primavera

Se refiere así a este hombre cuya imagen dio la vuelta al mundo al ser derribado por una periodista húngara cuando cargaba en brazos a su hijo de siete años e intentaba superar la frontera de Hungría en su huída de la guerra hacia el centro de Europa. El Centro de Formación de Entrenadores (CENAFE) le ha invitado a desplazarse a la localidad con una oferta de contrato de trabajo, con la que espera regularizarse como un trabajador extranjero más, es decir, sin solicitar asilo.

Fernández Díaz, tras aclarar que no va a definir la situación jurídica actual de Osama como "ilegal en ningún caso", ha afirmado que el entrenador se encuentra "en una situación de hecho en la que el principio humanitario está prevaleciendo".

Oussamah Abdul Mohsen ya está en España

"Como ministro del Interior no voy a poner ningún obstáculo a que este hombre, que sabemos todos su historia, pueda acoger a su familia de Siria, estar en Getafe, hacer su vida, integrarse en España y ser feliz, pero una flor no hace primavera. Es un caso especial, singular", ha señalado.

Ha añadido que "si es refugiado, tiene que pedir asilo", asunto que gestiona su departamento. "Nosotros no vamos a poner objecciones y se va a hacer todo lo posible para que su situación, que no voy a decir ilegal pero sí extraordinaria, pueda estar legalizada lo antes posible para que pueda con su familia vivir feliz entre nosotros. No vamos a poner ningún obstáculo", ha asegurado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

#JUNTOS