POLÍTICA
16/10/2015 09:28 CEST | Actualizado 16/10/2015 09:28 CEST

Una imagen decimonónica

A la vista de las primeras páginas de los diarios de esta mañana, el golpe de efecto está conseguido, porque en todas se reproduce la foto de Artur Mas a la puerta de los juzgados... 



La imagen es grandilocuente, como el posado para la Historia ante un pintor decimonónico. Artur Mas, con la mano en alto o apoyada en el corazón, mostrando el símbolo de la cuatribarrada desde lo alto de la escalinata de acceso al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y rodeado de una multitud de la que sobresalen los bastones de mando de los alcaldes independentistas.

Sigue leyendo después de la imagen.

"Las majorettes del president", les define Cristian Segura en El País, donde Enric Company atribuye a Mas y a su Gobierno el objetivo de sumar al 48% de votos que logró en las elecciones del 27-S la simpatía del, aproximadamente, "30% de votantes que ni le votaron, ni le votarán, pero sí apoyaron en su momento la celebración de la consulta del 9N".

Hasta Enric Juliana en La Vanguardia encuentra excesiva la escenografía y sugiere otra, más nórdica, más a lo Borgen. En cualquier caso, considera que los actos de ayer lanzan dos mensajes: "A la CUP, para que vote la investidura", y a Esquerra, "para repetir Junts pel Sí en las generales".

Por cierto que José María Aznar firma una tribuna en El Mundo en la que reivindica el acuerdo del Majestic y considera una deslealtad situarlo en el origen de la actual situación. 



No acaban aquí los comentarios y posicionamientos al respecto...



Todos los diarios se posicionan en sus editoriales. "Algarada institucional", titula el suyo El País, en el que considera que "la ceremonia del fervor independentista le sirve para ocultar la pobreza de sus resultados... y mantiene el desafío al Gobierno de Rajoy, de cuya torpe actuación se alimenta también este proceso soberanista sin rumbo ni salida".

El Correo ve "victimismo" por parte de Mas, y El Mundo, un intento de colocarse "por encima de la ley y burla de la Justicia". ABC considera que "el Estado y la Constitución están desapareciendo de Cataluña de manera constante y nadie parece dispuesto a poner coto a esta situación". 



Sigue leyendo después de la imagen.

Pero la Justicia y la política también dan pie a otro malestar que viene contando la SER: el malestar de jueces y fiscales contra la reforma penal del PP...



Por considerar que se trata de "una ley de punto final" encubierta, al establecer plazos para la instrucción de un caso. El País, además, completa con la instrucción para su aplicación elaborada por la Fiscal General del Estado, en la que Consuelo Madrigal advierte a los fiscales sobre los "problemas" de la nueva ley y habla de "oscura redacción" del texto que ha salido de las Cortes.

Entre otras cosas porque se mantiene la instrucción en manos del juez pero se faculta al fiscal la prórroga de los plazos. Es decir, no se pone en manos del fiscal la instrucción, como pretendía el anterior ministro de Justicia, pero se le da la llave.



La llave de la crisis de los refugiados parece estar en Turquía, a juicio de las conclusiones de la cumbre europea... 



Para la prensa conservadora alemana, se trata de una solución para superar la frialdad que los países del este de Europa mantienen respecto a la actitud política favorable a la acogida que propone la canciller Merkel, señala Die Welt. Y el Financial Times editorializa al respecto, al constatar que "crece la agonía de Merkel" porque la crisis de los refugiados ha supuesto una presión sin precedentes para la canciller en la propia Alemania.

Las medidas adoptadas por el Bundestag para acelerar la expulsión de los migrantes económicos y endurecer las condiciones de asilo van a reducir la presión, a juicio de Berthold Kohler en el Frankfuter Allgemaine. Merkel habría superado la prueba más dura. 




Y el tuit de ésta mañana nos habla de una pareja española de investigadores que ha resuelto uno de los problemas cardiacos más comunes...



El prolapso, asociado a la muerte súbita y al desarrollo de la insuficiencia cardiaca. Jorge Solís y Leticia Fernández emigraron para aprender en Estados Unidos. Han vuelto y publicado un estudio en la revista Nature. Es, como les define El País, "el matrimonio que arregla corazones”.

EL HUFFPOST PARA IKEA