POLÍTICA
17/10/2015 16:49 CEST | Actualizado 17/10/2015 16:50 CEST

Rajoy da por zanjados los encontronazos internos y llama a todo el PP a proclamar: "Hemos cumplido"

EFE

Aquí paz y después, gloria. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha querido este sábado dar por zanjada la polémica interna que ha salpicado a su partido estos últimos días y exhibir una imagen de unidad dentro del PP con una foto de familia de todos sus ministros y casi todos sus barones territoriales. Con ese propósito, y tras ese posado, ha reclamado a los suyos que salgan a la calle en esta campaña a proclamar "con orgullo" que han "cumplido" y a alertar contra los que "destrozaron" España -en alusión a los socialistas- o los que no tienen "experiencia".

"Hoy puedo decir y sin faltar a la verdad, hemos cumplido y podemos afirmarlo con orgullo", ha enfatizado en el primer gran mitin de arranque de campaña electoral que el PP ha celebrado en Toledo, un acto que ha comenzado con todos sus primeros espadas sonriendo juntos ante los fotógrafos, para dar una imagen de unidad tras una semana de encontronazos y rifirrafes internos en el seno del partido; el cruce de declaraciones entre los ministros José Manuel García-Margallo y Cristóbal Montoro ha sido el episodio más grave de esta semana tumultuosa para el partido conservador.

Previamente, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, había llamado a la unidad del PP porque unidos son "más fuertes" y están "mejor". Además, ha alabado la gestión de Rajoy y su "fortaleza", su "solidez" y su "rotundidad", subrayando que en "los momentos difíciles lo mejor es el buen ejemplo".

EL CAPOTE DE RAJOY A COSPEDAL: "TE HA TOCADO LO MÁS DIFÍCIL"

Después, el jefe del Ejecutivo le ha devuelto los piropos por su trabajo al frente del Partido Popular, en una semana difícil en la que también ha tenido que lidiar con la gestión de la crisis abierta en el PP vasco que terminó con la dimisión de Arantza Quiroga. "Muchas gracias. Sé lo que has tenido que hacer. Has pasado por muchas dificultades -ha enfatizado-. Te ha tocado lo más difícil, en el momento más difícil".

Después de el cruce de declaraciones entre los ministros Montoro y Margallo -presentes en el acto-, Rajoy ha querido también dar las gracias a sus ministros porque no han estado en el Gobierno "en los momentos más fáciles". "A todos nos gusta hacer inauguraciones y gastar dinero... Esta no ha sido la mejor de las etapas pero podéis estar orgullosos porque habéis prestado un gran servicio a España", ha aseverado.

Rajoy ha resaltado que gracias a esa labor del Gobierno, de los parlamentarios del PP y de los cargos autonómicos, "hoy" pueden decir a todos los españoles que han cumplido, pasando "de la crisis a la recuperación". A su entender, se ha producido "un cambio de país", en su confianza, en las expectativas y en su imagen internacional.

"Hemos gobernado mucho, y hemos gobernado bien. Cuando nos presentemos a las próximas elecciones, podremos decir a los españoles que han dado confianza y hemos cambiado España", ha abundado, para añadir que deben pedir la confianza a los ciudadanos para "rematar la tarea" que iniciaron en 2011.

CRÍTICAS AL PSOE, QUE PONE "PALOS EN LAS RUEDAS"

En su discurso, en el que Rajoy se ha puesto ya directamente el traje de candidato para las elecciones generales del 20-D, ha pedido a los suyos salir a la calle a decir lo que han hecho en estos cuatro años de gobierno. Ha recalcado que el PP puede hacer balance mientras que "otros", en alusión al PSOE, se han dedicado estos cuatro a "poner palos ruedas y dificultar las medidas del Gobierno".

También ha criticado a los partidos "bisagra" -refiriéndose a Ciudadanos- que, a su entender, no saben lo que ofrecen. "Somos un partido de gobierno, no tenemos vocación de bisagristas. Somos el partido más grande de España que ha ganado las últimas elecciones municipales y las europeas", ha exclamado.

Ante lo comicios de diciembre, Rajoy ha dicho que la gente se pregunta "qué va a pasar ahora". "Hay que decidir qué es lo que queremos. Si preferimos seguir adelante, asegurar lo conseguido y rematar la tarea, o ensayar otras cosas que ni se sabe lo que es, ni quién lo ofrece, ni a dónde conduce. Ni ellos mismos lo saben. Tendían que pactar para saberlo", ha aleccionado a los suyos.

De hecho, el presidente del Gobierno ha señalado que en las urnas concurrirán opciones "antagónicas": la ruta de la recuperación del empleo y de la seguridad, o la de dejarlo "todo tirado" para ir en busca de la "incertidumbre" como si no se hubiera "aprendido nada".

El jefe del Ejecutivo ha asegurado que si continúa el PP en la Moncloa no se "frenará el impulso", algo que, según ha dicho, no pasará si ganan los socialistas. Su victoria, ha proseguido, significará "uno o dos años de parálisis cuando no de franco retroceso". "Ahora dicen que tienen ideas. Han tardado cuatro años en alumbrarlas. Lo importante es que ahora sean capaces de contárnoslas. No estamos para hacer experimentos. ¿Qué es lo que quieren cambiar?", ha preguntado, tras repasar los logros de su Ejecutivo en esta legislatura.

"NO NACIMOS HACE UN CUARTO DE HORA"

Rajoy ha afirmado que las elecciones del 20 de diciembre son "decisivas" porque los ciudadanos van a diseñar con su voto España de los próximos años. "Cada formación política irá con su programa. Supongo, con sus prioridades y su proyecto de país. Cada uno con el suyo. El nuestro se llamara empleo y seguridad", ha aseverado, par agregar con ironía que "otros" dirán lo que han hecho, "si han hecho algo o si lo saben".

El presidente del PP ha afirmado que su partido no ofrecerá "una utopía" sino un proyecto compartido que ya han demostrado que puede hacer "realidad". "Somos el partido de la mayoría moderada y razonable, frente a radicales y extremistas. El partido de centroderecha español, somos un partido que nació con la democracia española. No hace un cuarto de hora", ha manifestado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...