NOTICIAS
04/11/2015 07:07 CET | Actualizado 04/11/2015 10:57 CET

El conflicto africano de la OTAN en Zaragoza

EFE

Las tropas del Ejército de Kamón, una dictadura militar del Cuerno de África con ambiciones de expansión, han invadido al vecino del sur Lakuta, cuya población es mayoritariamente de etnia kamoní. Otro tercer país de la zona, Tytan, también se está viendo amenazado por Kamón, generándose un conflicto interétnico en el que además se lucha por los escasos recursos hídricos y del que huyen ya miles de refugiados, que tratan de escapar no sólo de esta situación, sino también de la alerta por ébola que ha surgido.

Kamón se niega a aceptar las advertencias internacionales, lo que ha desatado un clima de inestabilidad que amenaza ahora con extenderse a más países. Todo esto ha hecho que la OTAN se haya visto obligada a intervenir bajo el mandato de Naciones Unidas para tratar de controlar la situación y hacer frente a las diferentes amenazas. Es una operación de respuesta a lo que se denomina una «crisis nº artículo 5».

Este conflicto no te sonará de nada, básicamente porque no es real, es el guión de la obra que se ha inventado la Alianza Atlántica, que viene representando desde el pasado 3 de octubre y que este miércoles tendrá como escenario Zaragoza. Son unas gigantescas maniobras en las que están participando un total de 36.000 soldados de 30 países distintos y que, ante semejante despliegue, ya se consideran los ejercicios de la OTAN más importantes desde la Guerra Fría. Estas son las claves para comprenderlas.

¿En qué consisten estas maniobras?

Se trata de un ejercicio que ha sido bautizado como "Trident Juncture 2015" y que se llevará acabo hasta el próximo 6 de noviembre. Con él lo que se pretenden es demostrar que los aliados están listos para trabajar rápido y en equipo. También es una oportunidad para certificar la capacidad operativa de la Fuerza de Reacción Rápida (NRF) de la OTAN y la nueva fuerza conjunta de muy alta disponibilidad (VJTF) o "punta de lanza", cuya creación aprobaron los países de la OTAN en el año 2014 para poder responder a crisis como la intervención rusa en Ucrania desplegando fuerzas en cuestión de días.

Las maniobras se caracterizan por ser de las más adaptadas a la guerra moderna de la historia, ya que no están empleando grandes masas de tropas, sino que las integran un número limitado de mujeres y hombres muy bien equipados, con armamento de última generación y que se apoyan de tecnología punta. De lo que se trata es de demostrar que están preparados para aparecer en cualquier parte del mundo en muy poco tiempo y asegurar una posición estratégica el tiempo que sea necesario hasta que se produzca la llegada de refuerzos.

¿Cuáles son las fases?

Toda esta crisis imaginaria en el Cuerno de África tiene dos fases. La primera, «CPX» o de puesto de Mando, empezó el pasado 3 de octubre y duró hasta el 16. Fue en la que se evaluó y certificó la estructura de mando de la Fuerza de Respuesta Rápida. Durante esta etapa, los países participantes estudiaron también la situación que se vive en Cerasia, desde los aspectos más políticos a la aparición de focos de inestabilidad.

El 21 de octubre comenzó la fase más "real" («LIVEX»), que durará hasta el 6 de noviembre y que tiene España como escenario principal. Ha sido en la que se ha decidido que había que intervenir y comenzar los ataques y los movimientos de tropas. En esta etapa el campo de maniobras en el que se desarrollarán los ejercicios clave será San Gregorio (Zaragoza), donde se reproducirá el área de enfrentamientos en el sur de Kamon.

Para este ejercicio se han elegido un total de 16 escenarios distribuidos en España, Italia, Portugal y aguas del Océano Atlántico y Mar Mediterráneo. Del total de los efectivos participantes, cerca de 20.000 desplegarán en ocho ubicaciones españolas: la Base Aérea de Zaragoza, el Centro de Adiestramiento “San Gregorio” (Zaragoza), la Base Aérea de Albacete, el Centro de Adiestramiento Chinchilla (Albacete), el Campo de Adiestramiento Anfibio de la Sierra del Retín (Cádiz), el Campo de Maniobras y Tiro Álvarez de Sotomayor (Almería), la Base Aérea de Torrejón (Madrid) y la Base Aérea de Son San Joan (Palma de Mallorca).

(Sigue leyendo después del mapa sobre la localización de las maniobras...)

¿Qué papel juega cada país?

De lo que se ha tratado es de que todos los aliados intervengan en algún momento poniendo a disposición de los aliados sus capacidades: Grecia participará en las operaciones anfibias, Rumanía en las de inteligencia, Eslovenia realizará evacuaciones médicas, Bélgica operaciones paracaidistas... Los "malos" son España y EEUU, que representan al enemigo de la obra, Kamón.

Ejercicios de las maniobras "Trident Juncture" que la OTAN desarrolla en aguas del Golfo de Cádiz

¿Qué aporta España a este ejercicio?

El Ejército de Tierra aporta 4.700 militares, 23 carros de combate, 93 blindados y helicópteros de ataque y transporte; la Armada destina 2.650 hombres y mujeres y 13 buques: el Juan Carlos I, tres fragatas, patrulleros, barcos de asalto anfibio y de aprovisionamiento y un submarino; mientras que el Ejército del Aire despliega 516 personas con 29 aviones: 24 cazas EF-2000 y F-18, más aparatos de transporte y helicópteros.

El Rey Felipe VI en el portaaviones Juan Carlos I

¿Cuál es el contexto internacional?

Lo que está haciendo la OTAN es estudiar el refuerzo necesario de determinadas unidades y actividades dado que están aumentando las amenazas procedentes de países del Norte de África y Oriente Próximo, especialmente de la mano del Estado Islámico y ante el creciente riesgo de contagio de la crisis Siria. Este último país, además, sigue siendo uno de los más inestables de la mano de su guerra civil, que dura ya casi cinco años y que se ha agudizado tras la intervención militar de Rusia para apoyar al régimen del presidente Bashar Al Assad.

¿Cuánto ha costado todo esto a España?

No se sabe... el Gobierno no lo ha hecho público. Tal y como Eldiario.esinforma el diputado por Zaragoza de La Izquierda Plural, Álvaro Sanz, solicitó esta información durante la Comisión de Presupuestos del pasado 20 de agosto y la respuesta fue que "no era un asunto capital". Es más, posteriormente, el 28 de agosto, registró una pregunta al respecto y tampoco ha obtenido contestación.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

ESPACIO ECO