ECONOMÍA
18/12/2017 21:43 CET | Actualizado 19/12/2017 11:06 CET

Bruselas investiga si Holanda permitió a Ikea pagar menos impuestos

La Comisión Europea cree que la compañía sueca habría transferido sus beneficios registrados en Holanda a Luxemburgo y Liechenstein.

La Comisión Europea ha anunciado este lunes que ha abierto una investigación en profundidad para determinar si dos pactos fiscales que Holanda concedió a Ikea le permitieron pagar menos impuestos y, por tanto, le otorgaron una "ventaja competitiva" con respecto a otras empresas en contra de las normas europeas.

La investigación concierne en concreto dos pactos fiscales concedidos en 2006 y 2011 a la empresa Inter Ikea, uno de los dos grupos que operan el negocio de la multinacional sueca de venta de mobiliario. Ikea funciona con un modelo de franquicias operado por este grupo, con base en Holanda, que se encarga de recaudar el pago por el uso de la marca IKEA.

Todas las tiendas Ikea pagan un 3% de su facturación a la subsidiara Inter Ikea Systems, que registra todos los ingresos de las franquicias de la multinacional sueca en el mundo, ha explicado la Comisión en un comunicado.

La investigación comunitaria concierne en concreto un pacto fiscal concedido por el Gobierno holandés a la empresa en 2006 que avaló el método para calcular el pago anual que Ikea Systems efectuaba a I.I.Holding, otra filial del grupo Inter Ikea. I.I. Holding se encargaba entonces de gestionar los derechos de propiedad intelectual del concepto de franquicia de Ikea, cuyas licencias se otorgaban exclusivamente a Ikea Systems.

La Comisión cree que el pacto fiscal concedido por las autoridades holandesas permitía que la cuota anual que Ikea Systems pagaba a I.I. Holding representase "una parte significativa de los ingresos de Ikea Systems".

Estos ingresos quedaban después sin gravar debido a que I.I.Holding, con sede en Luxemburgo, estaba exenta de pagar impuesto de sociedades por beneficiarse de un régimen fiscal especial en el Gran Ducado. Este régimen especial luxemburgués fue declarado ilegal en 2006 por lo que I.I.Holding debería haber empezado a pagar impuesto de sociedades desde 2011.

Ese año Inter Ikea cambió su estructura y la filial Ikea Systems compró todos los derechos de propiedad intelectual de I.I. Holding, financiando la adquisición con un préstamo otorgado por la matriz del grupo, con sede en Liechtenstein.

El segundo pacto fiscal investigado, concedido en 2011, permitió que los intereses de este crédito fuesen abonados a la matriz de Ikea en Liechtenstein y que estos pagos fuesen deducidos de los beneficios de Inter Ikea Systems que debían ser gravados en Holanda.

Como resultado, "una parte importante de los beneficios de las franquicias de Inter IKEA Systems después de 2011 fueron trasladados a su matriz en Liechtenstein", señala el Ejecutivo.

La Comisión cree que estos pactos fiscales podrían haber permitido a Ikea reducir los impuestos que pagó en Holanda debido al traslado de beneficios primero a su filial en Luxemburgo y luego a su matriz en Liechtenstein.

Si la investigación concluye que Holanda dio ventajas ilegales a Ikea, la compañía tendría que devolver los impuestos que debería haber abonado en ese país desde 2006 si no hubiese gozado de las mismas.

Ante ello, la multinacional sueca ha defendido que abona impuestos en los países dónde opera conforme a las normas europeas, y ha asegurado que cooperará con la investigación abierta por la Comisión Europea.

"El modo en que somos gravados por parte de las autoridades nacionales es, en nuestra opinión, conforme a las reglas de la Unión Europea. Es bueno si la investigación puede arrojar luz y confirmar esto", ha expresado en un comunicado el grupo Inter Ikea, uno de los dos que operan el negocio de la multinacional de venta de mobiliario.

HOLANDA ANUNCIA COOPERACIÓN

El Ejecutivo holandés ha anunciado, por su parte, que cooperará con Bruselas en la investigación. "Holanda, por supuesto, cooperará con la investigación para determinar si esto implica ayudas de Estado y si los acuerdos con Inter Ikea cumplen las directrices de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)", ha señalado el Gobierno neerlandés a través de un comunicado.

En este sentido, las autoridades holandesas han indicado que la apertura de una investigación no prejuzga el resultado, sólo quiere decir que Bruselas "se preocupa" por el cumplimiento de la legalidad. "Holanda respalda el trabajo de la CE, ya que siempre nos hemos posicionado a favor de que los pactos fiscales no lleven a un resultado diferente de la tributación ordinaria, ventajas selectivas sobre empresas individuales ni a distorsiones del mercado interior", ha sostenido.

Photo galleryIkea Hacking See Gallery

EL HUFFPOST PARA ALCAMPO