NOTICIAS
04/05/2018 01:30 CEST | Actualizado 04/05/2018 01:30 CEST

Un británico de 28 años, al borde de la muerte por morderse las uñas

El joven de 28 años estaba cerca del choque séptico.

AVEXDEVIL / WIKIMEDIA

Luke Hanoman, un británico de 28 años de Birkdale (Reino Unido), tenía un mal hábito muy común: se mordía las uñas. Esa mala costumbre, compartida por gran parte de la población mundial, casi le provocó la muerte en julio de 2017, según el Daily Mail.

El joven padre de dos hijos comenzó a sentirse mal, con fiebre, temblores y sudores fríos. Tenía dificultades para concentrarse y el dedo mordido se le hinchó rápidamente y latía con una infección. Pero Hanoman no relacionó ambos hechos y pensó que sólo tenía la gripe.

Estuvo peleando contra los síntomas dos semanas hasta que su madre llamó a urgencias porque había dormido muchísimas horas y seguía sin despertar. En el hospital descubrieron que estaba cerca del choque séptico, una reacción anómala del cuerpo a una infección que pone en riesgo la vida.

"Me dijeron que tenía suerte de estar vivo. Cuando finalmente atacaron la infección del dedo salió muchísimo pus", recuerda Hanoman. Estuvo cuatro días bajo vigilancia intensiva en el hospital.

El choque séptico es un tipo muy grave de septicemia, que la RAE define como "una infección generalizada producida por la presencia en la sangre de microorganismos patógenos o de sus toxinas". Ocasiona un elevado número de muertes al año; sólo en España unas 17.000, de 50.000 que la sufren.

Cualquiera puede sufrir septicemia pero las víctimas más comunes son los enfermos recién operados, los que han tenido insertado un catéter o los que hayan estado hospitalizados mucho tiempo, así como aquellos con inmunodeficiencias, pacientes de quimioterapia, embarazadas, ancianos y lactantes.

El tratamiento varía según los síntomas, el paciente y el estado de la infección pero suele consistir en antibióticos, terapia intravenosa y oxígeno.

Ahora, totalmente recuperado, Hanoman quiere concienciar sobre morderse las uñas y sobre la septicemia, ya que él desconocía su existencia hasta que la sufrió. Su empresa, Chemist-4-U.com, recauda dinero para investigar sobre ella en Reino Unido.

BALLANTINE'S PARA EL HUFFPOST