POLÍTICA
30/05/2018 16:44 CEST | Actualizado 30/05/2018 18:23 CEST

La esposa de Bárcenas entra en prisión tras no pagar la fianza de 200.000 euros

También ingresa el exmarido de Ana Mato y exalcalde de Pozuelo, Jesús Sepúlveda.

Rosalía Iglesias, mujer del extesorero del PP Luis Bárcenas, y Jesús Sepúlveda, exalcalde de Pozuelo y exmarido de Ana Mato, condenados por Gürtel a 15 años de cárcel y 14 años y 8 meses, respectivamente, han ingresado este miércoles en prisión hasta que paguen las fianzas de 200.000 y 100.000 euros que les ha impuesto respectivamente el tribunal.

En el caso de Iglesias, la sección segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional, que emitió la sentencia, ha estimado que el hecho de que su marido esté ya en la cárcel desde el lunes cumpliendo condena "puede paliar" también el riesgo de fuga, al que apeló la Fiscalía Anticorrupción para pedir su ingreso en prisión sin fianza.

EFE

Aún así, el tribunal dice no poder "obviar la importante cantidad de recursos económicos que el matrimonio llegó a acopiar con la ilícita actividad desplegada por ambos cónyuges" y esa es la razón por la que le impone una fianza de 200.000 euros, "por entender que es acorde con los beneficios que le reportó, parte de los cuales no se han conseguido localizar".

Según la sentencia, "tenía capacidad de decisión sobre la disponibilidad" de sus fondos y así lo "evidencian" tres "significativas transferencias" de un total de 178.072 euros que hizo a la cuenta Obispado, propiedad del padre del testaferro de Bárcenas, con destino final a otra de las islas Bermudas.

Rosalía Iglesias será acomodada en el modulo de mujeres número 13, en el que en la actualidad hay encarceladas 63 mujeres, entre penadas y preventivas.

GTRES
Jesus Sepulveda llega este miércoles a la Audiencia Nacional

En relación a Sepúlveda, la Sala ha tenido en cuenta el "importante elenco de delitos relativos a la corrupción" que cometió, si bien le fija una fianza menor que la de Rosalía por considerarla "acorde con los beneficios y patrimonio que llegó a obtener".

No ha estimado, sin embargo, "los padecimientos" que alegó su defensa pues éstos pueden ser tratados en la cárcel y su situación clínica por el momento es "estable", por lo que su estancia en prisión no conllevaría ningún "riesgo, impedimento o limitación" para su salud.

Teniendo en cuenta las penas impuestas a ambos -que han ingresado a media tarde en la cárcel madrileña de Soto del Real-, la Sala cree que el riesgo de fuga "no se puede considerar tan elevado" como el de los tres condenados que fueron el lunes a la cárcel -Bárcenas (33 años y 4 meses), el exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega (38 años y 3 meses) y el exconsejero madrileño Alberto López Viejo (31 años y 9 meses)-.

Una vez depositen sendas fianzas, lo que permitiría su salida de la prisión, la Audiencia Nacional les ha impuesto como medidas cautelares comparecencias quincenales, retirada del pasaporte, prohibición de salir de España sin autorización judicial y fijación de un domicilio y teléfono.

Las mismas medidas que ha fijado para otros 10 de los 29 condenados en el primer macrojuicio a la Gürtel.

Entre ellos se encuentra la exmujer de Francisco Correa, Carmen Rodríguez Quijano (14 años y 8 meses), a quien el tribunal ha dejado en libertad al tener en cuenta que posee la "guardia y custodia" de la hija común del matrimonio, de 14 años, y que, "en la medida en que esté en sus manos", la Sala debe tratar que "esa situación entre madre e hija no se trunque en este momento".

Además de que no cuenta con la "disponibilidad económica necesaria para procurarse su huida" en tanto que vive "con la ayuda económica de su madre y gracias a una exigua pensión alimenticia".

Como ella, también ha quedado en libertad el exedil de Majadahonda Juan José Moreno (15 años y 2 meses), al atender la Sala que está sometiéndose a un tratamiento de fertilidad con su pareja que no conviene interrumpir.

Tampoco irá a la cárcel de momento el contable de la trama, José Luis Izquierdo (17 años y 7 meses), debido a su edad (69 años) y a su deteriorado estado de salud y al de su mujer; o el exviceconsejero madrileño Carlos Clemente (5 años y 9 meses), que aunque reside en Colombia, siempre ha atendido los requerimientos judiciales.

Para todos ellos, además del exedil de Estepona Ricardo Galeote (7 años y 10 meses) y del testaferro de Gürtel Antonio Villaverde (8 años y 2 meses), la Fiscalía pidió prisión incondicional y hoy, sin embargo, han quedado en libertad.

Sí que ha atendido el tribunal la solicitud de Anticorrupción de fijar medidas cautelares para el exdiputado del PP Jesús Merino (3 años y 7 meses), la mujer de López Viejo, Teresa Gabarra (4 años), su asesor, Pedro Rodríguez Pendás (3 años); y el testaferro de Bárcenas, Iván Yáñez (3 años).

A la espera de que se pronuncie el Tribunal Supremo, de momento 5 de los 29 condenados se encuentran en prisión incondicional, entre ellos Bárcenas y Correa -en la cárcel por otra pieza de Gürtel-.

Pese a que sobre ellos pesan las penas más abultadas, ninguno pasará tantas décadas en prisión en tanto que el Código Penal establece que solo cumplirán "el triple del tiempo por el que se le imponga la más grave de las penas" -en todo los casos un total de 18 años de cárcel- y nunca más de 20 años.

LA NATURALEZA SÍ QUE SABE