INTERNACIONAL
12/06/2018 08:09 CEST | Actualizado 12/06/2018 16:48 CEST

Del pepino coreano a las lágrimas de Dennis Rodman: las anécdotas de la reunión de Trump y Kim Jong-Un

Todo esto ha dejado para la posteridad esta cumbre histórica.

Todo evento que se precie cuenta con un buen menú. Y la histórica reunión entre el líder estadounidense, Donald Trump, y su homólogo norcoreano, Kim Jong-Un, no iba a ser menos.

Acompañados por sus delegaciones, tras las dos tandas de reuniones, Trump y Kim han degustado un menú especialmente preparado para la ocasión en el que se han combinado platos coreanos, malayos e internacionales.

Entre las entradas había cocktail de langostinos con ensalada de aguacate, kerabu (un plato malayo a base de arroz) con mango verde y salsa de lima y miel y un "oiseon" de pulpo fresco o pepino relleno coreano. Entre los principales había costilla de res con patatas y brócoli al vapor y salsa de vino tinto, cerdo agridulce y arroz frito Tangzhou con salsa de chile cacera y Daegu Jorim (plato coreano de bacalao braseado con salsa de soja) y vegetales asiáticos.

Las lágrimas de Rodman

Más allá del menú, la cumbre deja un momentazo: el protagonizado por exjugador de la NBA Dennis Rodman, quien ha llorado al hablar sobre la cumbre. El mítico ala-pívot de los Chicago Bulls, quien ha visitado Corea del Norte en cinco ocasiones y afirma mantener amistad con Kim, ha dicho en la Cadena CNN que desea que la cumbre sea todo un "éxito" y se mostró "feliz por ser parte de esto", porque "lo merezco".

Rodman se ha emocionado y ha estallado en lágrimas al explicar que durante una de sus visitas a Pyongyang el líder norcoreano le pasó un mensaje destinado al anterior presidente estadounidense, Barack Obama, quien, según dijo, se negó a recibirlo.

"Yo creo en Corea del Norte", dijo Rodman, que también afirmó haber recibido amenazas de muerte en Estados Unidos por sus visitas al hermético régimen.

Trump enseña su 'bestia'

REUTERS
Trump enseña 'La Bestia' a Kim Jong-Un

Otro momento para la posterioridad ha sido cuando el presidente de Estados Unidos ha mostrado el interior de su limusina presidencial blindada, apodada "La Bestia", al líder norcoreano. Trump le ha enseñado a Kim el interior de su Cadillac de nueve toneladas a prueba de balas y bombas.

El vehículo presidencial de Trump también incorpora oxígeno en caso de que se produzca un ataque químico, un tipo de neumáticos especiales que siguen rodando si hay un reventón y una placa de acero en la parte baja para proteger el chasis de bombas o granadas.

Kim también cuenta con una limusina blindada Mercedes Benz que ha empleado para sus desplazamientos por carretera en Singapur o en la cumbre intercoreana de finales de abril, y que atrajo la atención de las cámaras al circular flanqueada por su equipo de guardaespaldas personales, quienes corrían junto al vehículo.

Photo galleryReunión entre Trump y Kim Jong-Un See Gallery

EL HUFFPOST PARA ENDESA