TENDENCIAS
16/06/2018 10:07 CEST | Actualizado 16/06/2018 10:09 CEST

Las cuatro lecciones de moda y estilo que nos dejó Frida Kahlo

Más allá de sus retratos, también nos enseñó mucho de cómo vestir.

Tomas Bravo / Reuters

La imagen de Frida Kahlo ha conquistado el mundo. Su rostro, a través de sus autorretratos y fotografías, aparece tanto en exposiciones de todo el planeta, como en prendas de ropa, e incluso tiene su propia muñeca Barbie.

Casi 64 años después su muerte, la artista mexicana está más presente que nunca. Por ejemplo, hace unos meses Kahlo era protagonista de su propia obra de teatro en Matadero (Madrid). Pero más allá de su vida y su figura, otro de los rasgos característicos era su estilismo.

El Museo Británico de Arte y Diseño Victoria y Alberto (V&A) inaugura este sábado 16 de junio una exposición temporal de objetos personales Frida Kahlo y prendas de la colección de ropa de la artista que nunca han sido presentados fuera de México. Precisamente para celebrar la apertura de la muestra, Salma Hayek, nominada al Oscar por interpretar a la artista, volvió a meterse en su piel quince años después.

Google Arts & Culture, en colaboración con el Museo Dolores Olmedo y más de 30 patrocinadores, lanzó a principios de junio el proyecto Caras de Frida, una plataforma para adentrarse en el mundo de Kahlo. A través de ella, se pueden consultar pinturas en alta resolución, objetos personales como diarios y cartas, e incluso hacer un tour virtual por su estudio, por la Casa Azul y por el Museo Dolores Olmedo, donde se pueden contemplar las prendas más icónicas de su guardarropa.

Bettmann Archive
Retrato de Frida Kahlo. (1910-1954).

Es innegable que sus poderosos retratos —repletos de dolor y color—, sus ideología comunista, su activismo feminista y su forma de vestir y vivir han alzado a Frida Kahlo como una fuente de inspiración que ha llegado hasta las grandes firmas de moda.

Jean Paul Gaultier, Givenchy y Valentino son algunas de las marcas que se han inspirado en el estilo de Frida para crear sus colecciones. Incluso Mattel incluyó una edición de Frida Kahlo en su reciente colección de muñecas Barbie de mujeres famosas.

Adelantada para su época, Frida fue un ejemplo de mujer poderosa, independiente y determinada, desafiando los paradigmas sociales del momento. Y es recordada también como un icono de la moda.

Repasamos algunas de sus lecciones de moda y estilo que podríamos aplicar en nuestro día a día.

1. Mezclar la tradición y la rebeldía en un mismo atuendo para romper con lo establecido y dictar nuestras propias tendencias

Al mismo tiempo que usaba sofisticadas trenzas —inspiradas en los peinados folclóricos— y que vestía el atuendo típico de Tijuana, Kahlo lucía joyas pesadas y novedosas, algo poco común entre las mujeres de su época. Frida logró crear una marca personal.

Bettmann Archive
Una fotografía captada de Frida Kahlo captada poco tiempo después de que inició los trámites de divorcio de su entonces esposo, Diego Rivera. (Octubre 24, 1939)

2. Para sobresalir hay que ser diferente

Kahlo se manifestó desde el primer momento como una mujer independiente tanto en el mundo del arte como en la sociedad. Buscó sobresalir y diferenciarse del México de su época con un estilo vanguardista que no se parecía al de ninguna otra mujer. Y lo consiguió, desde sus faldas coloridas hasta sus trajes masculinos han logrado influir en una escala mundial.

"Es el estandarte de las mujeres libres, con inquietudes intelectuales, que no se amedrentan por los cánones sociales y que luchan en la vida", dijo Hilda Trujillo, directora del Museo Frida Kahlo.

3. La moda es un lenguaje simbólico que permite expresar la identidad y manifestar ante el mundo ideales, aspiraciones, pasiones y un estilo de vida

Getty Images
Frida Kahlo posa en 1940 para un retrato en el estudio que compartió con Diego Rivera en San Ángel, CDMX, el cual fue diseñado por el arquitecto Juan O'Gorman.

Frida tuvo posturas muy particulares para su época: se manifestó como una mujer autónoma e independiente, seguidora del comunismo, promotora de la inclusión y de la apertura sexual, y amante de la naturaleza. Todo ello lo reflejó en su forma de vestir y a través de su ropa dio la imagen de sí misma que quería, dibujando su propia identidad.

"Este (los objetos y las prendas) es el verdadero material que demuestra la forma en la que Kahlo construyó su identidad," dijo Claire Wilcox, comisaria de moda del museo V&A, sobre las prendas de la muestra londinense.

4. Redefinió el concepto de belleza y puso la moda a su servicio para fortalecer las partes de su cuerpo que estaban en desventaja

Transformó el corsé ortopédico que usaba por su fractura de columna, en un espacio artístico y en un medio para estilizar la figura; diseñó zapatos para contrarrestar la pierna más corta que tenía por haber padecido polio, y remarcó con delineador negro su característico entrecejo. Frida enseñó que las imperfecciones se pueden convertir en los principales atributos de la belleza.

Getty Images
Retrato de Frida Kahlo en 1950.

Por estas razones, y muchísimas más, Frida Kahlo sigue y seguirá siendo una fuente de inspiración.

Este artículo fue publicado originalmente en la sección de estilo de vida de la edición mexicana de 'The Huffington Post'.