INTERNACIONAL
10/07/2018 07:58 CEST | Actualizado 10/07/2018 15:41 CEST

Rescatados los 12 niños y su entrenador atrapados en una cueva inundada de Tailandia

Han permanecido 17 días.

Un equipo de buzos ha conseguido rescatar este martes a los últimos cuatro niños y al entrenador que llevaban desde el 23 de Junio atrapados en una cueva en Tailandia. Las labores de rescate han sido complejas debido al difícil acceso de la gruta. El camino que han tenido que atravesar es un complejo de laberínticos pasadizos parcialmente inundados y fuertes desniveles en condiciones de visibilidad nula.

El contingente internacional formado por 18 miembros se ha adentrado esta mañana en la cavidad con el objetivo de regresar con las cinco víctimas, además de un doctor y tres marines que han estado acompañándolas. "Si no sale nada mal, los cuatro chicos y el entrenador, junto con el doctor y los tres SEAL que están con ellos, abandonarán la cueva juntos hoy", ha declarado el jefe de la misión de rescate, Narongsak Osottanakorn.

Leer: Diario del agónico rescate de 12 niños y su entrenador atrapados en una cueva tailandesa

Las operaciones han durado más tiempo que en días anteriores debido al mayor número de personas, según ha declarado en rueda de prensa Narongsak. Las labores de salvamento se han retomado tras una pausa de 10 horas destinada a reponer el material utilizado en la evacuación y evaluar las condiciones en la caverna.

REUTERS
Familiares de los niños atrapados esperan su salida de la cueva.

La misión final ha tenido lugar entre una jornada de fuertes lluvias que supone un "mayor reto" a pesar de que los niveles de aguas que inundan parte de la cueva permanecen similares a anteriores jornadas.

La primera y segunda misión, realizadas el domingo y el lunes, fueron un éxito al lograr sacar con vida a ocho de los niños atrapados desde hace más de dos semanas en la gruta, a 4 kilómetros de profundidad.

EFE

Los ochos menores rescatados en los anteriores días, se encuentran en un "estado normal" y permanecerán ingresados en el hospital de Chiang Rai, capital de la provincia homónima y donde se encuentra la cueva Tham Luang, durante una semana.

Aunque se encuentran bien, no podrán asistir a la final del Mundial de fútbol en Rusia al que habían sido invitados por la FIFA. "No pueden ir, deben permanecer en el hospital durante un tiempo", ha declarado Thongchai Lertwilairatanapong, alto responsable del ministerio de Sanidad tailandés, en una primera conferencia de prensa.

AFP
Una de las enfermeras que atiende a los niños rescatados.

Las autoridades sanitarias han indicado esta mañana que los chavales se encuentran recuperándose y fuera de peligro al sufrir sólo problemas leves de salud.

Los chicos rescatados aún no han podido tener contacto directo con sus familiares, quienes han tenido que verlos a través de un cristal para prevenir que les pudieran contagiar alguna enfermedad debido al débil sistema inmunológico de los chavales.

El primer ministro de Tailandia, Prayut Chan-ocha, visitó anoche a los niños hospitalizados y sus familiares después de personarse en las proximidades de la cueva para agradecer el trabajo de las más de 100 personas que participan en los operativos.

EFE

Las precipitaciones que desde la madrugada continúan sin cesar en la región han sido una de las principales preocupaciones de las autoridades, debido a que el agua filtrada por el monte podía volver a inundar las galerías y anular el drenaje efectuado.

Equipos militares han estado en el exterior de la montaña con la tarea de bloquear la entrada de agua hacia los túneles subterráneos.

Los doce escolares, de entre 11 y 16 años, y su tutor, de 26, se internaron en las galerías el sábado 23 de junio tras finalizar un entrenamiento de fútbol cuando una súbita tormenta comenzó a inundar la cavidad y les cortó la salida.

Rescate de los niños de la cueva de Tailandia