POLÍTICA
21/07/2018 19:36 CEST | Actualizado 21/07/2018 19:40 CEST

Marta Pascal renuncia a liderar el PDeCAT y cede el testigo a David Bonvehí

Acuerdo entre críticos y partidarios de Puigdemont.

EFE

La coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, ha renunciado este sábado a liderar el partido durante la Assemblea Nacional que la formación celebra este fin de semana para escoger nueva cúpula y hoja de ruta, han explicado a Europa Press fuentes del partido.

Durante este Congreso, los críticos alineados con el expresidente Carles Puigdemont han manifestado su voluntad de sumarse al proyecto del expresidente, la Crida Nacional per la República, y en la comisión política de este sábado ya se ha decidido que todos los asociados se adhieran a ese proyecto.

"No tengo la confianza de Puigdemont", ha reconocido Pascal en una rueda de prensa posterior al Congreso, en la que ha asegurado que para liderar el partido hace falta tener el respaldo del expresidente catalán.

En una cena con alcaldes del partido en Alemania el miércoles, Puigdemont ya manifestó que Pascal no debía tener cabida dentro de la ejecutiva del partido y los críticos han negociado una propuesta para simplificar la dirección poniendo al frente de la Presidencia al actual coordinador del partido, David Bonvehí, a la diputada del Congreso Míriam Nogueras como vicepresidenta, eliminar el cargo de secretario general --que quería Pascal-- y crear una comisión que pilote el 'tránsito' hacia la Crida de Puigdemont.

Otras fuentes de la formación, añaden que en la nueva Ejecutiva también estarán los consellers Damià Calvet y Miquel Buch, que se han significado con el proyecto de Puigdemont, y que han llamado a sumarse a la Crida.

También pretenden que esta comisión la formen los dirigentes del partido que están encarcelados --Josep Rull, Jordi Turull y Joaquim Forn-- y Lluís Puig que está en el extranjero, todos ellos manifestaron su respaldo al proyecto de Puigdemont el lunes llamando a sumar con la Crida Nacional.

Durante este Congreso, Pascal había hecho una propuesta a los críticos para abrir la Ejecutiva e integrar a algunos de ellos, una apuesta 'generosa' pero en la que Pascal advirtió que no renunciaría a pilotar el partido.

La coordinadora general, había sentido el aval de los asociados en la presentación del informe de gestión que realizó el viernes al inicio del cónclave, por lo que consideraba que la exigencia de Puigdemont, era una "cuestión personal" que atribuía al apoyo del PDeCAT a la moción de censura del PSOE contra Mariano Rajoy, explicaron fuentes de la dirección a Europa Press.

Ahora, queda cerrar la forma de la nueva estrucutra del partido prevista para este sábado por la tarde y que presente la candidatura que los asociados deberían votar el domingo.