INTERNACIONAL
05/09/2018 12:29 CEST | Actualizado 05/09/2018 14:18 CEST

Reino Unido acusa a dos rusos del envenenamiento del exespía Skripal y su hija

La primera ministra británica dice que los dos sospechosos del caso Skripal son de la inteligencia militar rusa.

REUTERS
Los dos acusados de envenenar al exespía Skripal y su hija.

Los ciudadanos rusos Alexander Petrov y Ruslan Boshirov han sido identificados como los sospechosos del envenenamiento del exespía ruso Sergéi Skripal y su hija Julia el pasado marzo en Salisbury, según ha informado este miércoles la Policía.

Scotland Yard y la Fiscalía británica han comunicado que hay suficientes pruebas para acusar a ambos de conspiración para cometer asesinatos en la citada localidad británica, de ahí que hayan lanzado una orden europea para su detención.

Por su parte, la primera ministra británica, Theresa May, ha asegurado que ambos son agentes de la inteligencia militar rusa. En una declaración en la Cámara de los Comunes del Parlamento, May ha señalado que, como resultado de la investigación sobre el caso Skripal, se ha concluido que los dos sospechosos del ataque pertenecen a GRU, el servicio de inteligencia militar de Rusia.

Los Skripal estuvieron hospitalizados varias semanas tras ser envenenados con el agente nervioso Novichok, de fabricación rusa, lo que llevó al Gobierno británico a culpar al Kremlin del ataque.

Las autoridades británicas han difundido las fotografías de los dos sospechosos y han llamado a la cooperación ciudadana para identificarlos. "Si saben quiénes son, y los conocen con otro nombre, por favor manifiéstense", ha pedido el jefe de la policía. "Estamos pidiendo a la gente en todo el mundo ¿los reconocen?", ha agregado.

Si saben quiénes son, y los conocen con otro nombre, por favor manifiéstense

Según la policía, ambos sospechosos llegaron a Londres el 2 de marzo, pernoctaron esa noche en un hotel de la capital británica y al día siguiente viajaron a Salisbury, localidad del suroeste de Inglaterra donde residía Skripal.

"Creemos que contaminaron la puerta de entrada" de la casa del exespía ruso el 4 de marzo, ha precisado Basu. Es más, se ha difundido el frasco del perfume con el que creen que llevaron a cabo el proceso:

Según la investigación, los sospechosos abandonaron Reino Unido ese mismo día.

La respuesta de Rusia

Por su parte, Rusia ha asegurado este miércoles que no sabe quiénes son los dos rusos y ha denunciado una "manipulación".

"Los nombres y las fotografías publicados en los medios no nos dicen nada", ha dicho la portavoz de Exteriores rusa, Maria Zajarova, citada por la agencia de prensa pública TASS, y ha acusado a Reino Unido de "manipular información".