INTERNACIONAL
19/09/2018 07:45 CEST | Actualizado 19/09/2018 07:48 CEST

¿Se está violando la legislación medioambiental europea en Doñana?

Una serie de proyectos de gaseoductos en la zona, en el punto de mira.

EFE
Imagen de archivo del Parque Nacional de Doñana.

Una delegación de varios eurodiputados de la comisión de Peticiones (PETI) del Parlamento Europeo comienza este miércoles una visita para analizar la situación del Parque Nacional de Doñana y la posible violación de la legislación medioambiental europea debido a una serie de proyectos de gaseoductos en la zona.

Durante la visita, que tiene lugar desde este miércoles al viernes 21 de septiembre e incluye Sevilla, Doñana y Madrid, los diputados europeos se entrevistarán con los denunciantes, autoridades de la Junta de Andalucía, el Defensor del Pueblo andaluz y del Ministerio para la Transición Ecológica, así como con organizaciones ecologistas como la Plataforma Salvemos Doñana, WWF y Ecologistas en Acción, expertos de la Estación Biológica de Doñana del CSIC, responsables de Gas Natural Fenosa-Naturgy y otros afectados.

De este modo, según han informado desde el Parlamento Europeo, la delegación está presidida por el eurodiputado eslovaco Pal Csáky (PPE) e integrada por el griego Miltiados Kyrkos (S&D), y el austriaco Thomas Waitz (Verdes/ALE). También participarán los eurodiputados españoles Rosa Estarás (PPE), Soledad Cabezón (S&D) y Florent Marcellesi (Verdes/ALE).

Con una extensión de 543 kilómetros cuadrados, de los cuales 135 km2 son protegidos, y una biodiversidad única en Europa, Doñana fue establecido como reserva de la naturaleza en 1969. La Unesco considera el Parque Nacional como una reserva de significancia mundial debido a la variedad de sus ecosistemas y el gran número de especies que aloja. Sin embargo, las modificaciones fluviales y la agricultura intensiva "ponen en riesgo el paraje".

A las peticiones realizadas en 2009 sobre la supuesta desatención por parte de las autoridades públicas sobre la necesidad de preservar el paraje natural de Doñana se le suman otras denuncias realizadas hace cinco años sobre la necesidad de investigar una serie de proyectos de extracción, almacenaje y transporte de gas natural en el área próxima al emplazamiento Natura 2000 del parque de Doñana.

Comisión de Peticiones

La comisión de Peticiones está integrada por 34 miembros. Cualquier ciudadano de la Unión Europea o residente en cualquiera de sus estados miembros puede presentar una petición al Parlamento Europeo, individualmente o en asociación con otras, sobre un asunto que pertenezca a alguno de los ámbitos de actividad de la Unión Europea y que la afecte directamente.

Las empresas, organizaciones o asociaciones con sede social en la Unión Europea también pueden ejercer este derecho de petición, garantizado por el Tratado. Una petición puede consistir en una queja o en una solicitud y puede estar relacionada con asuntos de interés público o privado.

Las demandas

Por su parte, el coordinador general de IU Andalucía, Antonio Maíllo, participará en el programa de actividades propuesto por el Parlamento Europeo dentro de la misión, de manera que será uno de los cinco ponentes que se reúnan con la delegación europea en una primera toma de contacto de éstos con las organizaciones sociales y políticas que han impulsado y mantenido la petición al Parlamento para que esta visita se produzca a fin de que Bruselas conozca de primera mano los riesgos que recaen sobre Doñana.

La portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, y el coordinador de Izquierda Unida Andalucía, Antonio Maíllo, confían en que la visita oficial que un grupo de eurodiputados de la comisión de Peticiones (PETI) de la Eurocámara sirva para "poner fin al proyecto de Gas Natural" y "despejará todas las dudas sobre la necesidad de preservar y recuperar" este espacio protegido patrimonio mundial de la Unesco.

El objetivo: despejar todas las dudas sobre la necesidad de preservar y recuperar

En concreto, desde IU han recordado en una nota de prensa que dicha misión ha sido impulsada por Izquierda Unida en el Parlamento europeo desde el año 2013.

"En Izquierda Unida tenemos que estar orgullosos por haber conseguido que el Parlamento Europeo venga al enclave de Doñana para conocer de primera mano lo que está ocurriendo en el parque. No tenemos dudas de que esto ayudará a que desde Bruselas se exija al Gobierno de España y también a la Junta del PSOE soluciones inmediatas", ha explicado Maíllo.

De otro lado, en un comunicado, el colectivo onubense Mesa de la Ría, el cual interpuso la correspondiente petición ante las instituciones europeas en 2013, sostiene que "la amenaza sobre Doñana no sólo recae en la empresa Gas Natural, sino que también operan en dicho espacio protegido desde hace décadas las empresas Repsol y Enagás". A la cita con los europarlamentarios asistirá su representante, Rafael Gavilán.

En su conjunto, lo que se pretende, según Mesa de la Ría, "es ampliar la capacidad de almacenamiento de gas del polo petroquímico de Huelva, utilizando para ello el subsuelo de Doñana". En definitiva, "se trata de una operación especulativa de estas empresas energéticas". De esta manera, defenderá los intereses de Doñana ante los eurodiputados con el objetivo de que obliguen a los gobernantes españoles y regionales a paralizar el proyecto de Gas Natural Fenosa Naturgy que "sigue sin evaluarse ambientalmente".