TENDENCIAS
04/10/2018 15:45 CEST | Actualizado 04/10/2018 20:25 CEST

El Gobierno bajará el IVA de compresas y tampones

Los productos de higiene íntima femenina pasarán del 10% al 4% de IVA.

Getty Images

Los productos de higiene íntima femenina serán más baratos o, al menos, ese es el compromiso del Gobierno. La eliminación de la tasa rosa se ha convertido en los últimos tiempos en una petición constante de las mujeres. Finalmente, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha anunciado este jueves una rebaja del IVA en este tipo de productos, del 10% al 4%, que estará incluida en las cuentas del próximo año.

Así, la intención es que productos de primera necesidad exclusivamente para mujeres, como compresas o tampones, tengan un precio más asequible, ya que la fiscalidad actual es "discriminatoria", ha declarado Montero.

Actualmente, una caja de tampones tiene un precio casi prohibitivo, teniendo en cuenta que es un producto necesario al que se le da un uso periódico. La caja más cara puede llegar a costar entre cinco y seis euros, y la de compresas entre cuatro y cinco.

Ahora, la pregunta que surge después del anuncio de la ministra es si esa medida se reflejará realmente en el precio de los productos de higiene íntima femenina, o si simplemente se bajará el IVA pero las empresas aprovecharán para ampliar el margen de beneficio, como ha ocurrido, por ejemplo, con la bajada del IVA en las entradas de cine. De hecho, la taquilla apenas lo notó.

Las mujeres han utilizado las redes sociales en los últimos años como altavoz para reclamar que bajen el precio de los artículos y para denunciar la diferencia del coste entre productos similares a los que también utilizan los hombres. Por su parte, FACUA ya denunció en el año 2015 que las compresas y los tampones se habían convertido, casi, en un producto de lujo.

En numerosas ocasiones, las empresas justifican los precios más altos debido a la ley de la oferta y la demanda, a pesar de que los costes de fabricación son los mismos. Pero las mujeres siguen necesitándolos y, por tanto, comprándolos. Los expertos apuntan también una razón cultural, algo que la sociedad tiene interiorizado.

"Una mujer que compra una crema facial más cara está expresando así su feminidad que durante siglos ha sido asociada a la belleza y al cuidado", explicaba Eleni Papaoikonomou a El HuffPost sobre la cuestión cultural, algo que no ocurre en el caso contrario. "Los hombres no han necesitado reforzar la masculinidad de tal manera, aunque eso ha empezado a cambiar con la emergencia del hombre metrosexual", relataba.

Como indicaba la ministra de Hacienda, la rebaja estará incluida en las cuentas de 2019. Los presupuestos del próximo año no se han aprobado aún en el Consejo de Ministros, que sería el primer paso hasta su entrada en vigor. Por tanto, lo que tiene Montero encima de la mesa en estos momentos es la intención y el compromiso de bajar el impuesto sobre los productos de higiene íntima femenina.

Tradicionalmente, las medidas de los presupuestos se empezaron a aplicar el 1 de enero. Sin embargo, la fragmentación política ha retrasado en los últimos años su entrada en vigor. Las cuentas públicas de 2017 entraron en vigor el 29 de junio del mismo año y las de 2018 el 5 de julio.