26/12/2018 10:32 CET | Actualizado 26/12/2018 10:32 CET

Puleva Mamá revoluciona la forma de tomar ácido fólico y yodo en las embarazadas

¿Vas a ser mamá o tienes intención de serlo? Sabes que este es el momento de cuidarte con dedicación. Y si para cualquier mortal la frase "la salud entra por la boca" es fundamental, la maternidad es una razón más que suficiente para llevarla por bandera.

Durante el embarazo, pero también antes y después, la alimentación es un pilar básico para el bienestar del bebé y de la madre. Seguir una dieta equilibrada es fundamental —y obvio— siempre, pero ahora hay que tener en cuenta que el organismo va a necesitar ciertos elementos extra; el cuerpo gestante y el feto desarrollándose exigen un esfuerzo nutricional.

¿En qué interviene cada uno de ellos? El ácido fólico favorece la correcta formación del tubo neuronal del bebé. El calcio interviene en el crecimiento de los huesos y la prevención de posibles patologías óseas de la madre. El yodo, también es esencial para el desarrollo del sistema óseo del feto. Y los ácidos grasos Omega 3, entre otras cosas, reducen el riesgo de parto prematuro y preeclampsia.

Un estudio reciente realizado por la Fundación Española de Nutrición, la Fundación Iberoamericana de Nutrición y la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia confirmaba el papel indiscutible de los lácteos en la dieta de las embarazadas, entre otras cosas por su aporte de proteínas de alto valor biológico, calcio, vitamina D y vitaminas del grupo B. Además, considera que la leche, por su facilidad y frecuencia de consumo, es "un vehículo ideal para el enriquecimiento y la fortificación de la dieta con determinados nutrientes como el calcio, la vitamina D o los ácidos grasos omega-3".

Pero ese mismo estudio alertaba de que la dieta de las embarazadas españolas presenta desequilibrios nutricionales. Por esta razón, y para asegurar el aporte de nutrientes esenciales en esta etapa, se recomienda que las embarazadas tomen algún tipo de suplemento nutricional.

Una ayuda cómoda y placentera

Alcanzar las necesidades nutricionales específicas durante el embarazo, de una manera cómoda, saludable y deliciosa, ya es posible gracias a Puleva Mamá, una bebida láctea de chocolate que contribuye a asegurar la ingesta diaria de calcio, omega-3 DHA, vitaminas y minerales recomendados en esta etapa, y cuya fórmula ha sido revisada por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia. Tiene un formato cómodo, compatible con el estilo de vida de las madres de hoy y, a diferencia de la mayoría de los suplementos, contiene también fibra. Además, es un lácteo, y esta categoría de alimentos es fundamental para alcanzar las necesidades nutricionales aumentadas durante este periodo.

Según los datos disponibles en la web de de Puleva, un envase de 100 ml de Puleva Mamá al día aporta_

· El 100% de la cantidad diaria recomendada (CDR) de ácido fólico y yodo

· El 47% de la CDR de Omega 3 EPA+DHA

· El 38% de calcio, aparte de ser fuente de fibra.

Aunque para una madre el bienestar de su bebé es lo primero, en ocasiones nuestro estilo de vida, el trabajo y muchos otros factores dificultan llevar una dieta tan estable y completa como sería deseable. La bebida láctea de Puleva, de 100 ml, ha sido creada para ayudar en la ingesta diaria de vitaminas y minerales recomendados durante el embarazo y la lactancia. Diseñado, precisamente, para que las futuras madres logren los niveles necesarios de forma cómoda, fácil y rápida. Además, su sabor a chocolate y su fórmula láctea (en forma de batido) hacen que sea fácil de consumir y minimiza los problemas de mal sabor que se plantean a veces con otras propuestas, como los suplementos en pastillas.

De esta forma, las embarazadas pueden consultar al ginecólogo por Puleva Mamá y sustituir sus pastillas habituales por una cómoda dosis de 100 ml con una textura cremosa con sabor a chocolate, que está disponible en supermercados.

PULEVA

Por su sabor —a chocolate— y su fórmula láctea hace que sea fácil de consumir y minimiza los problemas de mal sabor que se plantean a veces con otras propuestas, como los suplementos en pastillas.

Las embarazadas pueden consultar al ginecólogo por Puleva Mamá y sustituir sus pastillas habituales por una cómoda dosis de 100 ml con una textura cremosa con sabor a chocolate, disponible en supermercados.