NOTICIAS
10/01/2019 09:14 CET | Actualizado 10/01/2019 09:15 CET

¿Cómo actuar ante la primera ola polar del año? Sigue estos consejos

España tirita con la primera ola polar del año.

Carámbanos de hielo penden de una roca en la zona del valle de Roncal, en Navarra.
Carámbanos de hielo penden de una roca en la zona del valle de Roncal, en Navarra.

Llevar ropa y calzado adecuado, conducir con precaución y tener cuidado con las estufas de carbón, eléctricas y de gas, alejándolas de visillos y cortinas son algunos de los consejos lanzados a la población por el Centro de Coordinación de Emergencias (CCE), con motivo de la prevista llegada de la ola de frío a España.

La Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias ha emitido a través del CCE un boletín de aviso especial a los ayuntamientos y a los organismos intervinientes en situación de emergencias en el que recomienda que extremen precauciones ante la bajada de las temperaturas y la llegada de una ola de frío polar.

Según las previsiones meteorológicas emitidas por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) es que a partir de este jueves se produzca la entrada de aire frío polar. El viento irá amainando a lo largo del jueves y la combinación de aire frío y viento en calma favorecerá que las noches más frías sean las del viernes y sábado, con valores de hasta 6 grados negativos en el interior de la Comunidad Valenciana y en las zonas pre litorales, y heladas acercándose al litoral, también con posibles valores negativos.

Desde la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias se recomienda a los municipios y organismos con competencias en servicios sociales y sanitarios que mantengan la necesaria atención y seguimiento de la situación especialmente sobre los grupos de riesgo (personas mayores solas, familias en situación de precariedad, personas con enfermedades crónicas) y sobre el estado de la red viaria por la posible presencia de placas de hielo.

El director de la Agencia, José María Ángel, ha hecho hincapié en la importancia de seguir la evolución meteorológica y conocer las recomendaciones a tomar que pueden evitar riesgos e intervenciones innecesarias.

31 provincias en alerta

Un total de 31 provincias de la Península y Baleares están en riesgo (amarillo) o riesgo importante (naranja) por temperaturas mínimas, que podrán alcanzar hasta -10 grados centígrados, por fuertes vientos o por fenómenos costeros, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Las bajas temperaturas afectarán a 30 provincias. En alerta naranja, Guadalajara donde el mercurio podrá bajar hasta -10 grados centígrados. Además, tendrán aviso amarillo Orense, Asturias, Cantabria, La Rioja, Navarra, Huesca, Zaragoza, Teruel, León, Burgos, Palencia, Ávila, Zamora, Segovia, Soria, Madrid, Toledo, Guadalajara, Cuenca, Ciudad Real, Albacete, Murcia, Alicante, Valencia, Gerona, Lérida, Barcelona, Almería, Granada y Jaén. En estas provincias las heladas rebajarán la temperatura hasta los -6 grados centígrados.

La situación se debe a la entrada este miércoles por la tarde de una masa de aire frío, de origen polar, que provocará un descenso significativo de las temperaturas, tanto las máximas como las mínimas y que provocarán probablemente heladas intensas en zonas del interior peninsular y viento fuerte en Pirineos, Ampurdán y este de Baleares.

Así, en el extremo norte predominarán los cielos nubosos, con probables precipitaciones en el Cantábrico, alto Ebro y Pirineos. En el área mediterránea la nubosidad se extenderá hasta el Estrecho y se prevén algunas precipitaciones en puntos del litoral peninsular y en Baleares. También predominarán los cielos poco nubosos o despejados en el resto del país y habrá intervalos nubosos matinales en la meseta Norte y sistemas Central e Ibérico así como, vespertinos, en Canarias.

La cota de nieve se situará entre 700 y 900 metros en el noroeste de la Península y bajarán a 300 o 500 metros. En el alto Ebro y las zonas próximas la cota de nieve se situará en torno a 500 a 600 metros y bajará a cualquier cota; en Pirineos nevará en cualquier cota y en Baleares a partir de 300 a 500 metros.