BLOGS
08/06/2013 10:12 CEST | Actualizado 07/08/2013 11:12 CEST

Mourinhismo lingüístico

Aunque este no es un espacio para hablar de fútbol, sino de los problemas que nos surgen con el uso del idioma, en esta ocasión las noticias sobre el abandono de Mourinho han dado lugar a una de las recomendaciones que hemos elaborado esta semana en la Fundación del Español Urgente.

Mourinho ya no es entrenador del Real Madrid. Su salida del club deja -dicen los medios de comunicación deportivos- una afición dividida: por un lado, los defensores del técnico portugués que ensalzan su estilo y espíritu competitivo; por otro, los detractores de sus métodos y de su personalidad.

Aunque este no es un espacio para hablar de fútbol, sino de los problemas que nos surgen con el uso del idioma, en esta ocasión las noticias sobre el abandono de Mourinho han dado lugar a una de las recomendaciones que hemos elaborado esta semana en la Fundación del Español Urgente.

En los últimos días, la prensa deportiva ha publicado informaciones sobre esa afición encontrada y, para referirse a los seguidores del extrenador del Real Madrid y de su doctrina (en ocasiones más allá de lo futbolístico) han empleado términos escritos de distintas formas: «Mourinho se va, pero los "Mourinhistas" se quedan» o «Muchos acogieron el mourinhismo como su dogma o religión».

Ilustración: @MoxParadox.

Al ver frases como las anteriores, parece que no están muy claros los usos de las mayúsculas, el criterio de adaptación gráfica y el empleo de los resaltes, como las comillas y la cursiva, en este tipo de palabras.

Por ello, en la nota del lunes recordamos que, de acuerdo con la Ortografía de la lengua española, los sustantivos y adjetivos derivados de nombres propios no adaptados al español «deben conservar las características gráficas del nombre del que proceden para facilitar la identificación de la persona atribuida».

Además, esta obra añade que, aunque los derivados puedan tener grafías o grupos de letras anómalos en nuestro idioma, se consideran vocablos españoles y son nombres comunes, por lo que se escriben en minúscula y sin resalte tipográfico.

De este modo, si escribimos newtoniano, flaubertiano o rousseauniano en lugar de niutoniano, flobertiano y rusioniano, en los ejemplos anteriores lo apropiado habría sido escribir mourinhismo y mourinhista.

Centradas en otros campos informativos, pero igualmente relacionadas con la actualidad, esta semana también hemos abordado las siguientes cuestiones:

Con motivo de la celebración, el pasado 4 de junio, del Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de Agresión, recordamos que la expresión abuso infantil tiene implicación sexual por lo que no es apropiado usarla como mero sinónimo de maltrato infantil o de menores.

Sin embargo, como calco de la expresión inglesa child abuse, que se traduce al español por 'maltrato infantil', se utiliza inapropiadamente abuso infantil con el mismo significado de maltrato infantil y no con el sentido de abuso sexual que tiene en español.

Esta semana también indicamos, a raíz de la detención de Juan Carlos Aguilar en Bilbao, que la grafía kung-fu es la recomendada en español para designar a este arte marcial de origen chino, tal como indica el Diccionario panhispánico de dudas.

En las noticias sobre el escándalo del espionaje a Associated Press, que afecta al presidente de los Estados Unidos, se está hablando de la posibilidad de comenzar un proceso de impeachment a Barack Obama.

En nuestra recomendación señalamos que proceso de destitución o procedimiento de destitución son alternativas adecuadas para referirse al procedimiento conocido en inglés como impeachment, por el que un órgano legislativo procesa a un alto cargo para una eventual destitución, característico del sistema político estadounidense, entre otros.

Por último, el viernes, con motivo del proyecto de ley de sobre cajas de ahorros, recordamos que la expresión caja de ahorros hace el plural como cajas de ahorros y no como cajas de ahorro.

ESPACIO ECO