BLOGS
28/02/2014 07:05 CET | Actualizado 29/04/2014 11:12 CEST

40 cosas especiales que he aprendido en 40 años especiales

Mantén altas tus expectativas y vive cada día como si fuera el último día de tu vida. No pospongas la alegría; no te lamentes por todo. No dejes que la gente te pisotee. Sea quien sea. Los "te quiero" nunca están de más si se los dices a tus seres queridos. Aprende de tus errores.

1. Celebra tus propias rarezas. No pidas perdón por lo que eres. La gente respeta la autenticidad; no pasa nada por tener un encanto particular.

2. Mantén altas tus expectativas y vive cada día como si fuera el último día de tu vida. No pospongas la alegría; no te lamentes por todo.

3. Puede que cuando te plantees tener un hijo, comprar una casa o pegarte unas vacaciones de ensueño, nunca veas llegar el momento adecuado, o quizá pienses que no tienes suficiente dinero. ¡Solo debes atreverte a dar el salto!

4. Encuentra actividades para divertirte con tu pareja, porque, ten en cuenta que pasaréis por momentos difíciles (algún desencuentro, la depresión postparto...).

5. Tus amigos también pueden ser tu familia. De hecho, mis amigos lo son.

6. No dejes que la gente te pisotee. Sea quien sea. Si alguien no te trata bien, aléjate de él. Algunas actitudes no se pueden tolerar.

7. Saca a la gente tóxica de tu vida. Aunque sean miembros de tu familia.

8. Si no te gusta donde vives, deja de quejarte y VETE.

9. Los "te quiero" nunca están de más si se los dices a tus seres queridos.

10. Aprende de tus errores. No tropieces dos veces con la misma piedra.

11. Es igual de importante sentirse querido que mostrar tu aprecio por los demás.

12. Unas veces tendrás más dinero que otras. Eso es algo que va y viene. Encuentra la felicidad independientemente de cuáles sean tus ingresos.

13. Reflexiona bien sobre las batallas por las que quieres luchar. Siempre hay un hueco para el compromiso; a veces, es mejor dejar que el otro gane con tal de conseguir la paz.

14. Normalmente, nos cuesta mucho menos criticar a los demás que halagarlos. Sé generoso, amable y agradecido.

15. Preparar una gran comida puede alimentar tu alma. Aprende a cocinar bien un par de platos que gusten.

16. Tu forma de hablar en público dice mucho de ti. Ten cuidado con la manera en que abordas a la gente. No consiste solo en lo que digas, sino en cómo lo digas.

17. A veces, cuesta mucho ser sincero, pero la sinceridad nunca tendrá consecuencias nefastas.

18. Habla menos y escucha más.

19. No esperes que los demás te lean la mente. Di lo que piensas y lo que sientes. La comunicación es mucho más fácil si no das lugar a equívocos.

20. No volveré a ser una adicta al trabajo. Trabajar 80 horas a la semana y sobrevivir a base de café y cigarrillos es enfermizo. De hecho, ese fue el motivo por el que me mantuve dos años postrada en la cama. El trabajo no debería poner en peligro tu salud.

21. Muéstrate disponible para tus seres queridos, tanto en los buenos como en los malos momentos. Haz el esfuerzo de ir a las bodas, a los funerales y a los cumpleaños. Los acontecimientos importantes requieren un buen abrazo.

22. Aprender a pedir ayuda es difícil, pero necesario. Deja que te ayuden -aunque tampoco es cuestión de mostrarse indefenso-.

23. De vez en cuando, es normal tener un mal día. Tú tienes el poder para cambiar las cosas: trata de que haya más días buenos que malos en tu vida. La felicidad es una elección.

24. Ir a la peluquería, hacerse la manicura/pedicura o un masaje pueden cambiar tu humor. Sé bueno contigo mismo.

25. No tienes por qué gustar a todo el mundo en todo momento. No te martirices por ello.

26. Aprende a perdonar. Es verdad que no suele ser fácil, pero te sentirás mejor cuando lo hagas.

27. Ayuda a la gente que no es tan afortunada como tú.

28. Busca tiempo para escribir emails o mensajes, y para llamar a la gente que es importante en tu vida. A veces, basta con un simple: "Me he acordado de ti. Espero que todo te vaya bien". A todas las personas les gusta saber que hay gente que piensa en ellas de vez en cuando.

29. Nunca pierdas la esperanza. Conocí a mi marido a los 37 y di a luz a mi hijo al año siguiente. La espera mereció la pena.

30. No puedes cambiar a los demás. Solo puedes cambiarte a ti mismo.

31. No tengas miedo a probar cosas nuevas. Aprende a hacer algo nuevo, prueba alguna comida exótica, haz nuevos amigos y sal de tu zona de confort.

32. Entra en alguna asociación local.

33. Hay un momento y un lugar para los analgésicos.

34. Haz muchas fotos. Enséñaselas a tus seres queridos.

35. Déjate aconsejar. Y siéntete halagado cuando te toque a ti dar un consejo.

36. No juzgues a nadie por la primera impresión. Puede que hayan tenido un mal día. Dales otra(s) oportunidad(es).

37. Tu pasado influye en tu presente, pero no te define por completo.

38. Sonríe y ríete con frecuencia. Te hará sentir mejor; a ti y a los que te rodean.

39. La salud es la base de todo en esta vida. Cuídate. Tómatelo como una prioridad antes de que sea demasiado tarde.

40. La enfermedad y la pérdida son las únicas razones por las que alguien debería estar triste. Seguro que la mayoría de tus preocupaciones, en comparación, no son tan graves.

41. El hombre propone y Dios dispone. Cuando reconoces que algo está fuera de tu alcance, es más fácil adaptarse a ello.

Traducción de Marina Velasco Serrano

EL HUFFPOST PARA ALIEXPRESS