Suecia abre la vía urgente del Euro

Suecia abre la vía urgente del Euro 

El nuevo Ministro de Trabajo sueco, Johan Pehrson, apuesta por la adopción de la moneda única, rechazada en dos referéndums.

Billetes de corona sueca y de euro.FJZEA

Suecia, junto a Finlandia y Austria, ingresó en la Unión Europea allá por el año 1995. Una incorporación de la que surgía la 'Europa de los 15' y en la que ya se trabajaba en la puesta en marcha del euro. Una moneda única que entraría en circulación con el cambio de siglo, pero que los suecos rechazaron utilizar en dos referéndums.  

En ambos, celebrados los años 2000 y 2003, se obtuvo el mismo resultado: el rechazo mayoritario de la población sueca a la zona euro. Con una participación superior a la del 80%, en ambas citas, los suecos refrendaron con sus votos los principales argumentos en contra de la adopción del euro en Suecia: la pérdida de soberanía, la preocupación por la inflación y la posibilidad de que la moneda única hiciera que sus productos y servicios fueran menos competitivos.

Veinte años después de la última votación, la historia ha dado un giro de 180 grados en Suecia. Ha cambiado tanto que, en un momento crucial para la economía sueca, el país ha decidido seguir avanzando hacia la adopción de la moneda única dentro de la Unión Europea. El líder del Partido Liberal de Suecia y nuevo Ministro de Trabajo, Johan Pehrson, defiende esta medida como vital para contrarrestar la constante caída de la corona sueca, la inflación persistente y los temores a una crisis económica más severa.

Cuando se cumplen 20 años del referéndum en el que la ciudadanía votó en contra de la divisa comunitaria, la opinión pública sobre esta cuestión ha cambiado bastante. Según El Economista, el apoyo a la adopción del Euro ha aumentado significativamente hasta superar el 30% de la población. Mientras, los suecos que apuestan por mantener la corona sueca ha disminuido al menos del 46%. Un cambio de tendencia impulsado en buena parte por la inflación, que sigue siendo mucho más alta de lo deseado y que atribuyen en gran parte a la debilidad de la corona sueca. Desde octubre de 2021, cuando la alcanzó sus máximos, la cotización de la moneda se ha desplomado más del 15% y ahora se cambia a 0,085 euros.

Argumentos a favor y en contra de adoptar el Euro

Los argumentos a favor de adoptar el Euro son que, al incorporarse Suecia a la Eurozona, el país nórdico fortalecerá su economía al facilitarse el comercio y las inversiones en la región, al mismo tiempo que estabilizaría su moneda.

Sin embargo, no todos están de acuerdo con esta medida. Los críticos argumentan que la adopción del Euro supondría renunciar a la política monetaria independiente y a la capacidad de gestionar la economía sueca de manera eficiente. 

A pesar de las opiniones encontradas, Suecia se enfrenta a una encrucijada económica y la llegada de la moneda única europea podría ser la solución a muchos de sus problemas económicos actuales. El debate está abierto. Al menos mientras la inflación siga alta.

También te puede interesar...