La cerveza no se libra y también sube de precio en plena ola de calor

Algunas marcas han elevado su precio hasta un 20%.
Cerveza.
Cerveza.
Grant Faint via Getty Images

Sí, has escuchado bien. La cerveza no se ha librado de una inflación disparada y por encima del 10% y la subida de precios, ni siquiera en plena ola de calor. En supermercados y bares esta bebida ya se encuentra unos céntimos más que hace un año pero todo tiene una explicación.

El motivo, como han explicado en ‘Más Vale Tarde’ en LaSexta se encuentra en todos sus pasos en la cadena de producción. Para empezar, en el campo, la malta, el trigo o la cebada se han incrementado un 28% en el último año. El alza en el precio de los fertilizantes también es un argumento que utilizan los agricultores y, por supuesto, la guerra en Ucrania.

Siguiendo con la cadena, en su fermentación también se ve un alza en los precios provocados por la subida en el precio de la energía que les supone hasta un 56% más a las fabricas.

Por último, en la distribución. A los repartidores les sale más caro llevar este producto por el aumento en el precio de los combustibles. A esto se suma que a los hosteleros les sale más caro mantener la cerveza fría por la subida de la luz.

Con todo ello, algunas marcas han subido el precio un 20% y por eso, en los bares encontramos que al tomarnos una caña su precio es unos diez céntimos mayor con respecto al año anterior. Otros en cambio, más arriesgados, mantienen el precio establecido de las cañas por no perder la clientela aunque no descartan que de continuar el alza al final terminen tomando la medida.