Cómo procesar el sentimiento de pérdida por coronavirus (aunque no hayas perdido a ningún ser querido)

“El duelo es una reacción ante la pérdida, y no todas las pérdidas tienen por qué ser fallecimientos”.
ALEXANDRA BOWMAN para el HUFFPOST

Ya ha pasado más de un año desde que las palabras coronavirus y covid-19 empezaron a aparecer en las noticias. Ahora, son más de dos millones y medio las personas que han perdido la vida a causa de la enfermedad (y más de 72.000 solamente en España), lo que ha dejado a muchos millones de personas llorando la pérdida de sus seres queridos.

La pandemia ha provocado una precariedad laboral y de viviendas extrema, y cada vez más estudios demuestran la gravedad de los efectos secundarios que deja el coronavirus entre quienes lo superan. Los confinamientos y las cuarentenas, aunque son necesarios, han obligado a millones de personas a poner en pausa sus planes de futuro y sus amistades. Por ello, no es de extrañar que tanta gente sufra un sentimiento de pérdida por culpa del coronavirus, aunque hayan tenido la fortuna de no perder a ningún ser querido.

Los expertos en salud mental explican que hay diversas formas de procesar este sentimiento de pérdida. Lo primero que hay que tener en cuenta es que hay mil razones para sentir duelo durante la pandemia y todas ellas son válidas.

“El duelo es una reacción ante la pérdida, y no todas las pérdidas tienen por qué ser fallecimientos”, aclara la psicóloga clínica Marianne Trent, autora de The Grief Collective: Stories of Life, Loss & Learning to Heal. “No existe ninguna jerarquía de duelos. El duelo es el duelo”.

Hablarlo con un psicólogo puede ayudarte a gestionar y superar tus emociones negativas. Aunque la pandemia ha puesto aún más de manifiesto la escasez de proveedores de salud mental, la teleterapia, por suerte, se ha popularizado, lo que les facilita esta atención profesional a quienes la necesitan.

“Hay mil razones para sentir duelo durante la pandemia y todas ellas son válidas”

Victoria Goldenberg, trabajadora social que colabora con la Hope for Depression Research Foundation, explica que procesar el duelo a través de terapia implica aceptar los recuerdos y sentimientos positivos al igual que los negativos e incómodos.

“En el caso del duelo, el objetivo es gestionarlo y seguir adelante. En algún momento hay que asimilarlo. El duelo es necesario y hay que dedicarle un tiempo. No puedes decir: ‘Bueno, lo pasado pasado está, ahora toca pasar página’, advierte Goldenberg.

Según Goldenberg, participar en grupos de apoyo por internet puede ser una fuente de consuelo importante y un medio muy útil para hablar sobre tu sentimiento de pérdida. Como muchas consultas presenciales siguen canceladas por el coronavirus, estos grupos online en los que puedes ponerte en contacto con personas en una situación similar son un buen recordatorio de que no estás solo.

También puedes gestionar ese duelo más allá de un entorno sanitario. Cada vez más expertos en salud mental coinciden en que realizar actividades creativas, como asistir a clases de dibujo o de baile, alivia la ansiedad y la depresión y promueve el bienestar mental.

“Expresar tus sentimientos es una parte fundamental en el proceso del duelo”, sostiene Lindsay Lederman, directora clínica de The Art Therapy Project. “Utilizar el arte u otras actividades creativas para expresar pensamientos y sentimientos complejos y con múltiples dimensiones puede aligerar la carga de retener emociones difíciles”.

Goldenberg anima a sus pacientes a pintar o elaborar manualidades en honor de los seres queridos que han fallecido. Otro de sus proyectos ha sido alentar a sus pacientes a decorar gorros de graduación para conmemorar momentos de transición o a descubrir nuevas aficiones tras una pérdida reciente.

“Realizar actividades creativas, como asistir a clases de dibujo o de baile, alivia la ansiedad y la depresión y promueve el bienestar mental”

El consejo de cuidar de uno mismo se ha convertido en un tópico, sobre todo este último año. Sin embargo, hay pequeñas acciones simples y sencillas, como escribir un diario o adoptar unos hábitos saludables antes de ir a dormir, que sirven para desarrollar una rutina que te ayude a mantener los pies en la tierra.

Tal y como explica Lederman, el duelo a veces hace que actives el “piloto automático”, pero “tomarte un segundo para reflexionar, sentir tus sentimientos y hacer lo que te pide el cuerpo es un paso adelante para superar el duelo”.

Los estudios han desmontado la idea de que el duelo tiene cinco fases (negación, ira, negociación, depresión y aceptación). Según explica Trent, “el duelo no es un proceso lineal y hay personas que avanzan y retroceden, lo superan y recaen en cuestión de minutos, meses o años”.

El duelo es complejo, agotador y confuso. Vivir en tiempos de pandemia mientras gestionas el duelo provocado por la propia pandemia dificulta todavía más el proceso. Identificar lo que te ayuda y lo que no también es un proceso en sí mismo.

“Concédete permiso para tratarte con compasión. Estamos todos haciendo lo que podemos para llegar lo mejor posible al final del día con las herramientas de las que disponemos”, concluye Trent.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

13 trucos para calmar el estrés avalados por la ciencia