BLOGS
09/10/2019 07:21 CEST | Actualizado 09/10/2019 07:21 CEST

Consigue ingresos automáticos para no depender de tu trabajo

Son ingresos totalmente diferentes a los ingresos del trabajo ya que hacen que no necesites trabajar para vivir.

PhotoAlto/Frederic Cirou via Getty Images

Puede que nunca hayas tenido graves problemas de dinero o puede que sí y entiendas perfectamente en qué medida el bienestar psicofísico requiere obligatoriamente una cierta tranquilidad financiera.

¿Tus ingresos provienen de una única fuente? ¿Tienes un trabajo que te absorbe todo tu tiempo? Cuando dejas de ser el piloto de tu vida y dejas de tener el control para dárselo a tu empleador, quien determinará las demandas y exigencias de tu puesto de trabajo, tus tareas, posibles horas extra a realizar y te pedirá exclusividad con su empresa, entre otras necesidades, tu libertad financiera se aleja de tus manos. Por suerte, hay otra forma de hacer frente a la vida con menor riesgo y complejidad: dejar de depender de los demás para alcanzar tu anhelada y propia libertad financiera. Una situación en la que ningún factor externo como la quiebra de la empresa, una catástrofe natural, un cambio en las prestaciones de tu contrato, un despido inesperado o un accidente fortuito puedan destruir tu seguridad y bienestar.

Lograr la libertad financiera y estabilidad requiere un recorrido guiado por una hoja de ruta. No es un labor inmediata ni fácil. Demanda contar con una preparación psicológica adecuada, no todos entienden el motivo pero así es si quieres conseguirla. Una vez que lo hayas interiorizado, el siguiente paso es identificar y definir tus objetivos financieros y plantearte y organizar las acciones pertinentes para alcanzarlos. ¿Cuál es tu situación financiera? Conocer tu balance, posibilidades y contexto financiero inicial es imprescindible para seguir avanzando en este camino hacia tu libertad financiera. Siguiendo los pasos adecuados, necesitarás formarte sobre las peculiaridades del dinero, identificar las inversiones más convenientes para ti y encontrar al coach financiero más apropiado para cada una de ellas. 

Una fórmula sencilla para acercarse de forma rápida al estado de ser libre económica y financieramente es lograr tres ingresos automáticos que se igualen a la libertad financiera. Los ingresos automáticos o pasivos son aquellas ganancias que no requieren un compromiso directo por tu parte, que están fuera de lo que conocemos como el “salario” que percibes a final de mes por el trabajo realizado durante ese periodo de tiempo.

Son ingresos totalmente diferentes a los ingresos del trabajo ya que hacen que no necesites trabajar para vivir.

Puedes empezar desde ya. Si realizas una estimación detallada de los costes fijos mensuales, de los costes diarios, incluso de posibles imprevistos, entre otros, sabrás lo que te cuesta llevar el estilo de vida que mantienes. ¿Has pensado alguna vez conseguir tres ingresos automáticos que cubran tus costes y gastos? De este forma podrías mantener tu estilo de vida independientemente del trabajo actual que desempeñes y ahora representa tu única fuente de ingresos.

Si decides ser libre desde el punto de vista financiero, en primer lugar tendrás que invertir tiempo y esfuerzo en aprender cómo desarrollar los ingresos automáticos, pero con el tiempo serán estos mismos ingresos los que te hagan ganar dinero automáticamente si consigues gestionarlos adecuadamente. Son ingresos totalmente diferentes a los ingresos del trabajo ya que hacen que no necesites trabajar para vivir.

3 tipos de ingresos automáticos

Algunos ejemplos de ingresos automáticos para cubrir tus gastos y desvincular la producción/generación de dinero de tu tiempo son:

Inversiones inmobiliarias: es un tipo de inversión sencilla y segura. Se ha convertido en la inversión preferida por el 80% de las personas ricas. Mediante la inversión en inmuebles puedes crear y/o aumentar tu capital rápidamente con un rendimiento superior al 30%. ¿Cómo? Comprando y ganando con la venta del inmueble o poner un inmueble que ya posees en alquiler.

Creación y desarrollo de negocios: tener un negocio o proyecto propio es la mejor manera de generar ingresos automáticos que sean independientes de tu trabajo. 

Trading: tenemos diferentes mercados en los que invertir y cada uno de ellos ofrece unas oportunidades concretas. Mi recomendación es que inviertas en forex, commodities, opciones y/o criptomonedas, pues todos ellos tienen algo en común: una vez que hayas aprendido los particularidades básicas, puedes ganar dinero con el trading incluso dedicando tan solo 30 minutos al día.

Logrando tres ingresos automáticos que compensen tus gastos y te permitan llevar el estilo de vida que quieres, o lo que es lo mismo, que te permitan disfrutar de tu libertad financiera, habrás llegado. Podrás dedicar el tiempo necesario a lo que realmente quieras: aficiones, familia, vacaciones, descanso. ¡De ti depende disfrutar de tu libertad financiera!

 

Síguenos también en el Facebook de El HuffPost Blogs

ESPACIO ECO