Crean la primera vagina 'made in Euskadi'

Crean la primera vagina 'made in Euskadi'

Juncal Alzugaray, fisioterapeuta especializada en suelo pélvico y sexóloga, defiende que su uso será educativo y divulgativo. Se ha desarrollado en Euskadi con ayudas públicas.

Los modelos de vagina y vulva creados por Juncal Alcugaray, bautizadas como Alooa.
Los modelos de vagina y vulva creados por Juncal Alcugaray, bautizadas como Alooa.Europa Press News via Europa Press via Getty Images

No es un juguete erótico, vaya la aclaración por delante. La primera vagina viscolástica (de silicona y foam) e hiperrealista ya tiene nombre, Alooa. Su creadora, Juncal Alzugaray, es sexóloga y fisioterapeuta especializada en suelo pélvico, y espera que este modelo tenga un uso educativo y divulgativo.

Según ha declarado Alzugaray al diario noticias de Guipuzkoa, estas vaginas suponen un “avance en lo que a modelos anatómicos genitales se refiere”, ya que muestra los genitales “externos e internos de las mujeres”.

Tiene un componente muy ligado al autocuidado, incide Alzugaray, ya que invertir en “el cuidado de nuestro suelo pélvico es apostar por hacer los cambios necesarios para darle más calidad a nuestra vida”, y añade: “No es ningún juguete erótico, va a estar en todas las universidades”.

Modelo de vulva y vagina de Alooa.
  Modelo de vulva y vagina de Alooa.Europa Press News via Europa Press via Getty Images

El prototipo, que ha contado con financiación pública del programa de apoyo al desarrollo industrial Ekintzaile del Gobierno vasco, podrá ser de utilidad en talleres de higiene de la mujer, citología vaginal, métodos anticonceptivos o prevención de enfermedades de transmisión sexual.

Además servirá, según su creadora, para explicar la anatomía vaginal a formadores, personal médico, pacientes, matronas, etc.

Su diseño incluye una elasticidad y una sensación al tacto similar a la realidad, además de representar toda su anatomía (labios externos e internos, glande y capuchón del clítoris, orificio uretral, canal vaginal y las estructuras palpables interiores).

Alzugaray ha detallado a noticias de Guipuzkoa que la principal motivación para crear su modelo se debió a que en el mercado solo encontraba masturbadores masculinos “en los que la vulva era un agujero, una mera excusa”, y que más allá de eso, no había ningún “material docente”.

El diseño se realizó a partir de una “vulva estándar” de una mujer que se ofreció voluntaria, y que fue seleccionada debido a que las características de su vulva se atenían bastante a parámetros “normales”. Aunque Alzugaray advierte de que no representa toda la diversidad existente, ya que hay “tantas vulvas como mujeres”.

La impulsora de la iniciativa no se esperaba era la acogida que está teniendo su invento, y afirma que ya hay muchas personas que ya han llamado para interesarse por él.