Life

Destinos no aptos para el Grinch: 10 ciudades de Europa donde todo diciembre es Navidad

¡Que empiece la fiesta!

Llega la Navidad y las ciudades europeas empiezan a vestirse con sus mejores galas para recibirla. No solo las grandes capitales ofrecen eventos espectaculares, otras más pequeñas pueden llegar a sorprender durante estas fechas. TripAdvisor sabe bien cuáles son y ha elaborado una lista de diez destinos en los que todo diciembre es Navidad. Destinos mágicos no aptos para El Grinch.

La capital de Austria se llena de actividades durante este periodo. Destaca el espectacular mercado navideño llamado Christkindlmarkt, que sorprende por sus espectaculares puestos y luces decorativas. Para los aventureros con ganas de un plan más dinámico, la ciudad ofrece también una pista de hielo, que se presenta como un plan perfecto para ir con amigos, en familia o en pareja. Dentro del mercado, los niños pueden acudir a un taller en el que les enseñan a hornear galletas. ¿Quién no quiere recibir la Navidad de esta manera?

La segunda ciudad más grande del estado de Baviera, al suroeste de Alemania, cuenta con uno de los mercados navideños más espectaculares de Europa. Allí se puede probar comida tradicional de estas fechas como el vino caliente, el pan de jengibre o las frutas recubiertas de chocolate. Unas diez mil personas se reúnen cada año en el estadio de fútbol Max Morlock para cantar villancicos. El espíritu de la Navidad se encuentra dentro de cada uno de los habitantes de la ciudad, aunque los niños tienen más motivo de celebración. Al llegar diciembre aquí se organizan obras de teatro, música y espectáculos de ballet pensando en ellos.

La capital estonia viste con luces navideñas su casco antiguo medieval al llegar diciembre. La estampa cobra un aire mágico y especial porque los tejados de las casas suelen estar recubiertos de nieve. Durante este mes, la plaza del Ayuntamiento incorpora un árbol de Navidad adornado con luces y guirnaldas que todo el que pasa por ahí termina fotografiando. Alrededor de ese árbol se instala el mercado medieval: montones de pequeñas casetas que ofrecen desde comida hasta objetos artesanos.

La Navidad es un gran evento en esta ciudad. Aquí se organizan hasta cuatro mercados navideños que se distribuyen por sus calles, decoradas también con numerosos árboles navideños. El más importante y espectacular es el de la plaza Vieja. Los viajes que visiten Praga con niños no pueden faltar al desfile de San Nicolás, que se celebra el día 5 de diciembre y en el que el santo se pasea por la ciudad junto a un ángel y a un demonio.

Esta ciudad es conocida como la capital de Noel. De ahí que se pueda decir que es la ciudad de la Navidad por excelencia. Todo Estrasburgo, independientemente de la zona, se viste en diciembre con miles de luces de colores y su gran árbol de Navidad se decora con dos kilómetros de guirnaldas. La artesanía ocupa un papel importante en estas fechas y es, por ese motivo, que la ciudad ha sido reconocida con la etiqueta Ville et Metiers d’Art, que premia la preservación, mejora y promoción del gremio de artesanos.

La ciudad más grande del país cuenta con varios mercados navideños, aunque lo más curioso es el evento que montan en Bürkliplatz. Esta plaza la cubren con una carpa enorme y la llenan de velas, una tradición que llevan realizando desde 1969. Asimismo, el Museo Nacional organiza una exposición especial en estas fechas con luces y sonidos navideños.

Dos mercados ofrecen comida y artesanía a quien visita Zurich en diciembre. Puede ser un buen plan para acercarse a comprar juguetes para los más pequeños y descansar después tomando un vino caliente en algunos de sus puestos. Lo más singular de Brujas es que no ofrece una decoración navideña multicolor, sino que coloca adornos simples y homogéneos. De esta forma, todos los rincones de esta pintoresca ciudad brillan con el mismo tono y el reflejo en el agua de sus canales resulta espectacular.

En esta ciudad británica quieren ofrecer lo mejor de los mercados europeos y, por ese motivo, organizan un German Market con cerveza alemana, creps y gofres. Sin embargo, el principal atractivo de Birmingham es el Polar Express, un tren a vapor en el que se puede rememorar la historia y sentirse como en otra época mientras se degusta un delicioso chocolate caliente.

San Petersburgo (Rusia)

La ciudad imperial rusa tiene una larga tradición navideña. Sus calles se
decoran con luces de todos los colores y las plazas son invadidas por diversos mercados navideños. Asimismo, esta época es el momento perfecto para dos platos tradicionales: kutia (arroz con leche con semillas de amapola, miel, nueces y frutas secas) y chucrut (plato compuesto de arándanos y zanahoria).

Este pequeño rincón de Europa vive las navidades de una forma sumamente
tradicional. El día 24 de diciembre los lugareños se reúnen en la plaza vestidos con sus mejores galas y allí arranca el Kolenda, que consiste en ir de casa
en casa cantando. El recorrido acaba en la Iglesia para el oficio de medianoche.

Curiosos retratos de familias en Navidad