POLÍTICA
29/07/2019 10:47 CEST | Actualizado 29/07/2019 11:28 CEST

El Ayuntamiento de Madrid aprueba por unanimidad Madrid Nuevo Norte

La Operación Chamartín se inició hace 26 años.

Agencia EFE

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este lunes por unanimidad el proyecto urbanístico Madrid Nuevo Norte, la conocida popularmente como Operación Chamartín, el mayor proyecto de regeneración urbana de España y uno de los de mayor envergadura en Europa, que ha estado bloqueado desde hace 26 años.

El proyecto aprobado en el Pleno de la capital por la totalidad de los grupos municipales —Más Madrid, PP, Ciudadanos, PSOE y Vox– contempla la construcción de 10.500 viviendas, 4.000 públicas, y un nuevo distrito financiero en el norte de la capital, además de la reforma de la estación ferroviaria de Chamartín.

Al ser una modificación del planeamiento general de 1997 es necesario el visto bueno de la Comunidad de Madrid para su aprobación definitiva.

Este proyecto afecta a cerca de 3 millones de metros cuadrados y la previsión es que las primeras obras, las de urbanización, comiencen en 2021, aunque transcurrirá una década hasta que se empiecen a construir los primeros edificios.

Madrid Nuevo Norte, que se desarrollará en un periodo de 25 años, supondrá 7.100 millones de euros en inversión y la creación de 200.000 puestos de empleo, directos e indirectos.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (PP), ha subrayado que “el consenso va a generar una operación mejor para cerrar definitivamente todo el norte de la ciudad”, y ha señalado que el Gobierno del PP y Ciudadanos cumple su compromiso de “acabar con el estrangulamiento” del urbanismo madrileño con este ”éxito”.

“Ha tenido que llegar un Gobierno del PP y Ciudadanos para desbloquear después de 26 años la Operación Chamartín”, ha defendido en el pleno la vicealcaldesa, Begoña Villacís (Cs), que ha admitido que el aprobado este lunes “no es el cien por cien” su planteamiento y tampoco el del resto de actores, pero si lo fuese, ha argumentado, no se habría aprobado por unanimidad.

El responsable de Urbanismo, el delegado Mariano Fuentes (Cs), ha defendido que por “lealtad institucional” y para no “condenar” a Madrid al “ostracismo y la parálisis” han mantenido un texto heredado del gobierno de Manuela Carmena, aunque el “cuerpo” les pedía “mejorarlo” para “imprimirle un carácter más liberal”.

Aunque el proyecto ha sido aprobado por unanimidad, ha suscitado las críticas de la edil socialista Mercedes González, que ha asegurado que el voto del PSOE ha sido favorable para que el proyecto “arranque”.

Pero ha criticado la “imprudencia” del alcalde por llevar su aprobación a julio y que Cs dijese que “querían mejorar el proyecto y hacerlo más ambicioso” pero estén “de miranda”.

Además, ha censurado que ni siquiera hayan dado respuesta a sus alegaciones, en las que pedían crear un Consorcio Público del Desarrollo Urbanístico o que fuera la promotora privada la que financiase el Nudo Norte.

Por parte de Vox, el concejal Pedro Fernández ha criticado que la operación Chamartín se haya enfrentado a “visiones sectarias y meramente ideológicas” de otros partidos que han demorado su ejecución 26 años, lo que ha impedido “liberalizar el suelo” para que el precio de la vivienda sea más asequible.

El concejal de Más Madrid, José Manuel Calvo, ha puesto en valor que éste es un proyecto desarrollado por el anterior gobierno de Manuela Carmena, donde él era el encargado del urbanismo, y ha asegurado que con el actual texto el Ayuntamiento “tutela” la operación, se recupera la iniciativa pública y se apuesta por el transporte público.

El artífice del actual plan de consenso ha subrayado que con Madrid Nuevo Norte se sientan “las bases para un modelo de desarrollo “urbano diferente en la ciudad de Madrid”, y ha pedido que se ejecuten el plan tal y como está porque cree que “todo lo que toquen” PP y Cs “será para empeorarlo”.

Photo gallery Distrito Chamartín See Gallery