El Grupo Wagner entra en la lista negra sobre la libertad religiosa

El Grupo Wagner entra en la lista negra sobre la libertad religiosa

“Los gobiernos y los agentes no estatales acosan, amenazan, encarcelan e incluso matan a personas por sus creencias", explicó el secretario de Estado, Antony Blinken.

Mercenarios del grupo Wagner.
Mercenarios del grupo Wagner.OLGA MALTSEVA via Getty Images

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado este viernes su ‘lista negra’ de países y organizaciones que menoscaban la libertad religiosa, incluyendo en ella a, entre otros, Cuba, China, Irán, Rusia, el Grupo Wagner y los talibán.

“En todo el mundo, los gobiernos y los agentes no estatales acosan, amenazan, encarcelan e incluso matan a personas por sus creencias. En algunos casos, coartan la libertad de religión de las personas para aprovechar las oportunidades de obtener beneficios políticos”, explicó el secretario de Estado, Antony Blinken.

“Estas acciones siembran la división, socavan la seguridad económica y amenazan la estabilidad política y la paz”, dice Blinken en un comunicado en el que el que remarca que “Estados Unidos no se quedará de brazos cruzados ante estos abusos”.

Esta ‘lista negra’ elaborada por Washington está formada por Birmania, China, Cuba, Eritrea, Irán, Nicaragua, Corea del Norte, Pakistán, Rusia, Arabia Saudí, Tayikistán y Turkmenistán, países a los que acusa de cometer o tolerar “violaciones especialmente graves contra la libertad religiosa”.

Por otro lado, existe otra lista, en esta ocasión formada por países a los se “vigila” por haber cometido o tolerado esta supuesta persecución religiosa, que la forman Argelia, República Centroafricana, Comoras y Vietnam.

En lo que respecta a organizaciones no estatales, Washington ha puesto el foco en grupos terroristas como Al Shabab, Boko Haram, Hayat Tahrir al Sham, antiguo Frente Al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, y diferentes grupos asociados a Estado Islámico, como el de la Provincia de África Occidental y el del Gran Sáhara.

El resto de los señalados son los huthis, los talibán y el grupo de mercenarios Wagner, que guarda vínculos con el Kremlin.

Washington cierra el comunicado subrayando que seguirán “vigilando cuidadosamente” el estado de la libertad de religión “en todos los países del mundo”, advirtiendo de que defenderán a quienes sufren persecución o discriminación por estos motivos.