El padre de una ladrona devuelve lo que ha robado su hija y deja dos llamativos mensajes

El padre de una ladrona devuelve lo que ha robado su hija y deja dos llamativos mensajes

Los hechos han tenido lugar en un centro estético de Chile.

PEXELS
Una persona detenida con esposasPEXELS

Insólito. No se puede definir de otra manera lo ocurrido la semana pasada en Chile. El salón Depilación Trilaser Arica sufrió un robo en el que se sustrajeron tanto un ordenador como un teléfono móvil.

Lo que no se esperaban en el centro estético era la visita que recibieron al día siguiente: la del padre de la autora del robo. Tal y como detalla el medio local Agenda56, el hombre hizo acto de presencia para disculparse por el comportamiento de su hija y devolver los objetos robados.

Los responsables de la tienda, sorprendidos, difundieron un vídeo en sus redes sociales en el que explicaban que el padre “devolvió las cosas casi llorando. Este caballero se armó de ánimos, porque estaba muerto de la pena, de vergüenza”.

Pero eso no fue todo, el hombre hizo entrega de dos cartas a los propietarios del establecimiento: “Nos dio dos cartas y encima nos quería dar plata, obviamente no se la recibimos, pero queremos dar gracias a Dios porque nunca imaginamos que nos los iban a devolver (el ordenador y el móvil)”.

En la primera pedía disculpas por los problemas causados por su hija, sobre quien explicaba que estaba “enferma”, tenía un hijo y se encontraba sin trabajo, motivos por los que llevó a cabo el robo. No obstante, el padre subrayaba en la misiva que el comportamiento de su hija “no es justificable”, pero que quería que no fuera a la cárcel y se le diera una segunda oportunidad.

La autora del robo escribió una carta

La segunda carta estaba escrita por su hija, la autora del robo. En ella señalaba que “nada va a reparar lo hecho, pero no quiero lo que no es mío. Mil disculpas, quisiera poder remediar todo”.

Además, el texto precisaba que fueron las drogas las que le llevaron a delinquir: “La droga nos destruye. En un momento los pensamientos se nublan y la vida se apaga como un parpadeo”.

Y la historia ha tenido final feliz. La dueña del negocio ha destacado que no podía saber a ciencia cierta si el hombre que había entrado en el salón de depilación era realmente el padre de quien cometió el hurto, pero que ha decidido perdonar a la mujer y otorgarle esa segunda oportunidad.

Related