ECONOMÍA
05/11/2019 09:03 CET | Actualizado 05/11/2019 11:33 CET

El paro aumenta en 97.948 personas, el mayor incremento en octubre desde 2012

El número de afiliados aumentó en 106.541 en octubre, el segundo mejor registro.

EFE
Imagen de archivo de una oficina de empleo.

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) subió en 97.948 desempleados en octubre (+3,2%), su mayor alza en este mes desde 2012, cuando aumentó en 128.242 personas.

Tras el repunte de octubre, el tercero consecutivo después del de agosto y septiembre, el volumen total de parados se situó en 3.177.659 desempleados, su nivel más bajo en un mes de octubre desde 2008, según ha informado este martes el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

De acuerdo con los datos publicados, el número de afiliados aumentó en 106.541 en octubre, hasta sumar un total de 19.429.993, principalmente gracias al avance de la educación, que ganó 151.087 empleados, lo que le permitió compensar las pérdidas en hostelería y sanidad.

En términos desestacionalizados, el paro subió en el décimo mes del año en 29.153 personas.

El sector servicios, como ocurre habitualmente al finalizar la temporada estival, fue el que más elevó el número de parados en octubre, con un aumento de 71.918 desempleados (+3,3%), seguido de la agricultura (+16.072 parados, +12%); la industria (+5.851 parados, +2,2%); el colectivo sin empleo anterior (+4.072 parados, +1,5%), y la construcción, donde el paro se incrementó en 35 personas (+0,01%).

Dentro de la serie histórica de octubre, que se inicia en 1996, el paro ha subido siempre en este mes debido a la finalización de los contratos de verano. El repunte de octubre de este año es el más pronunciado desde el ejercicio 2012 y contrasta con la subida de 52.194 desempleados experimentada el año pasado.

En el último año, el paro se ha reducido en 77.044 personas, a un ritmo interanual del 2,37%, tasa que se ha moderado 1,4 puntos respecto al mes pasado, cuando el desempleo caía a una tasa interanual del 3,8%, equivalente a algo más de 122.000 parados menos.

En cuanto a la contratación, en el décimo mes del año se realizaron 2.224.757 contratos, un 0,8% menos que en octubre de 2018, de los que 237.866 fueron contratos indefinidos, el 10,7% del total, con un descenso del 1,8% respecto al mismo mes del año pasado.

Optimismo del Gobierno

El Gobierno prevé que 2019 termine marcando un nuevo récord del número de ocupados, superando los 19,53 millones logrados el pasado mes de julio, de forma que “este va a ser el año en el que más personas han estado afiliadas a la Seguridad Social de la historia contemporánea”.

En la rueda de prensa para analizar los datos de empleo y desempleo del mes de octubre, el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, ha dejado claro que “es el segundo mejor mes de octubre de la historia”, con un incremento mensual del número de afiliados sólo superado por el marcado el año pasado (130.360).

“Estamos en un buen año”, ha asegurado Granado, con cifras de afiliación que se están comportando por encima de las contempladas en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2019, que ya en su día “hubo quienes motejaron de extraordinariamente optimistas”.

Además, Granado ha señalado que “octubre es un buen mes para las mujeres”, con un incremento de 97.949 afiliadas, mientras que hay 8.593 afiliados más, en tanto que la tasa de empleo femenino (46,58 %) es “la mayor de todos los tiempos”.

Y esa tasa de empleo femenino aumentará, ha dicho Granado, cuando desaparezca el régimen de clases pasivas del Estado, pasando a computar todos los funcionarios en el régimen general, dado que “las mujeres tienen mejor rendimiento académico” y, en consecuencia, sacan en mayor medida que los hombres las oposiciones.

“Prueba de la debilidad” 

UGT ha achacado este martes el aumento del desempleo en octubre al fin de la temporada vacacional, lo que a su juicio es una “prueba de la debilidad” de la recuperación del empleo, basada en actividades estacionales.

En un comunicado, el sindicato apunta que la destrucción de empleo ha empeorado debido a factores externos como la guerra comercial y a la “fragilidad” del empleo asociado a la reforma laboral, junto con un modelo productivo “sustentado en trabajos temporales y mal pagados”.

Así, aunque el paro desciende en términos anuales, el empleo creado es precario (solo un 5,9 % de los nuevos contratos son indefinidos y a tiempo completo), mientras que la tasa de cobertura deja sin protección a 1,3 millones de desempleados.

Por ello, UGT ha instado al futuro Gobierno a que derogue la reforma laboral de 2012 y negocie con los agentes sociales nuevas políticas de empleo para mejorar su calidad y aumentar las retribuciones.

ESPECIAL PUBLICIDAD