Jennifer Aniston se sincera sobre el trastorno del sueño que sufre desde hace casi 30 años

"No empezamos a notar los efectos de la falta de sueño cuando somos más jóvenes porque nos sentimos invencibles", señala la actriz.
Jennifer Aniston en los premios SAG en enero de 2020.
Axelle/Bauer-Griffin via Getty Images
Jennifer Aniston en los premios SAG en enero de 2020.

Los trastornos del sueño son, por desgracia, cada vez más comunes y afectan a más porcentaje de la población. Según la Sociedad Española de Neurología (SEN) entre un 20 y un 48% de la población adulta sufre en algún momento dificultad para iniciar o mantener el sueño. De ellos, al menos un 10% de los casos es debido a algún trastorno de sueño crónico y grave, un porcentaje que según esta institución podría ser mayor por la falta de diagnóstico.

Por supuesto, en estas cifras caben los famosos, que cada vez hablan más de sus problemas para conciliar el sueño. La última ha sido Jennifer Aniston, que se ha sincerado en una entrevista con People sobre el insomnio que lleva sufriendo cerca de 30 años.

“Creo que comenzó incluso antes de los 30, pero no empezamos a notar los efectos de la falta de sueño cuando somos más jóvenes porque nos sentimos invencibles”, señala Aniston. Para la actriz de Friends, este problema comenzó como “algo que simplemente aceptaría”, aunque las consecuencias fueron siendo cada vez más notables. “Luego, de repente, te das cuenta de los efectos de tu falta de sueño y cómo afecta a tu día, a tu trabajo, a tu función mental y a tu físico”, detalla.

Desde entonces, dormir se convirtió en todo un suplicio para la actriz. Llegó a pasar noches enteras observando el reloj de su habitación y mirando las grietas del techo, aunque señala que cuanto más se preocupaba, “más difícil era conciliar el sueño”.

La intérprete también indica en la entrevista que tuvo episodios de sonambulismo, que incluso la llevaron a activar las alarmas de su casa. “Se me conoce por hacer eso. Yo sabía que lo hacía. Me despertaron las alarmas de la casa que encendí (mientras estaba sonámbula). Creo que ya no hago eso, eso fue cuando estaba muy privada de sueño”, recuerda. Aniston llegó a encontrar algo positivo en su insomnio debido a sus problemas de sonambulismo. “El cuerpo está diciendo: ’ahora no salgas y vuelvas a activar la alarma, ¿de acuerdo?”, reflexiona.

A pesar de esto, Aniston pospuso buscar ayuda médica y priorizó otros aspectos de su vida. “Solía ​​ser lo último en la lista, pero realmente no puedes cumplir con los tres pilares de la salud, que son la dieta, el ejercicio y el sueño, si realmente no puedes hacer ejercicio ni comer bien si no has dormido bien porque tu reloj biológico está completamente alterado”, señala.

Finalmente buscó apoyo profesional, algo que anima a hacer a todas las personas con este trastorno. Para ello ha iniciado la campaña Seize the night and day, donde comparte consejos y experiencias.

Entre sus nuevos hábitos para dormir, Aniston incluye estiramientos y algunos ejercicios de yoga para relajarse, además de dejar el teléfono fuera de la habitación y tratar de acostarse a la misma hora todos los días. Este punto es el más difícil de cumplir debido a su profesión: “Es un desafío para nosotros, los actores, porque si estamos en una película, el horario está destrozado”.

Eso sí, hay algo que no piensa cambiar de su rutina: dormir con sus tres perros en la cama. ”¡Es demasiado acogedor cuando se abrazan!”, enfatiza.

"Me acostumbraré a dormir menos"

Los consejos de expertos del sueño