POLÍTICA
22/02/2021 09:15 CET | Actualizado 22/02/2021 12:27 CET

La brecha salarial retrocede a niveles de hace ocho años por la pandemia

En la actualidad se ha elevado por encima del 23%.

La pandemia del coronavirus ha aumentado la brecha salarial de género en España hasta superar el 23%, lo que supone un retroceso a niveles de hace ocho años, según un estudio publicado por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF).

La secretaria de Igualdad de CSIF, Eva Fernández, asegura que “se ha perdido lo que se había avanzado” en estos años, ya que la brecha salarial de género estaba en un 22% en 2019 ―de acuerdo con los datos de la Agencia Tributaria― y en la actualidad se ha elevado por encima del 23%.

Por ello, reclama “medidas urgentes” y “consenso político” para “corregir” este retroceso en la situación de las mujeres debido a la pandemia.

El estudio concluye que la COVID-19 ha expulsado a las mujeres del mercado laboral por motivos relacionados cuidado de menores o mayores y de personas dependientes. “Los problemas de conciliación y la falta de corresponsabilidad aumentan la brecha salarial”, destaca.

“Los problemas de conciliación y la falta de corresponsabilidad aumentan la brecha salarial"

Además, señala que en la contratación temporal este brecha se ha multiplicado por seis en el último año, ya que en 2019 esta diferencia era de 27.700 mujeres más con este tipo de contrato que hombres y a fecha actual esta distancia es de 162.000 mujeres.

Asimismo, ha añadido que en la actualidad hay el triple de mujeres que están contratadas a tiempo parcial y, en concreto, que el 94,18% de las personas que trabajan a tiempo parcial son mujeres. “En 2019, por cada hombre con un contrato parcial por cuidado de familiar había 12,7 mujeres, ahora 16,2. Esta brecha de cuidados parciales por cuidado de familiar ha empeorado un 27%”, advierte.

Por otro lado, la portavoz sindical apunta que también entre los matrimonios españoles hay más mujeres que hombres en paro, en una proporción de 8 mujeres por cada 5 hombres, lo que representa un incremento del 4,5%, al tiempo que señala que en la Administración General del Estado, las mujeres cobran entre 1 y 1,5 euros por hora de trabajo menos que los hombres. “La brecha ha ido creciendo y a peor y hay también más mujeres en ERTE”, lamenta.

Preocupación por la falta de consenso político

En este contexto, muestra la preocupación del sindicado por la “falta de consenso político y los enfrentamientos, incluso de miembros del propio Gobierno” y el uso como “moneda de cambio” de las políticas de igualdad “incluso dentro de los propios partidos que están en el Gobierno”.

De hecho, Fernández ha explicado que les están llegando casos referentes a despidos por COVID-19 de mujeres que solicitan una adaptación de su jornada por cuidados a menores o mayores y de trabajadoras en residencia despedidas tras contagiarse con el virus. “Esto es gravísimo”, considera la portavoz, que ha dicho que la asesoría jurídica está analizando estos casos para “poner solución a todos ellos”.

Respecto al incremento en la modalidad del teletrabajo, Fernández ha observado que “tiene ventajas” y puede ayudar a la conciliación, aunque insiste en que no es en sí mismo una medida de conciliación y advierte de que el sindicato estará “vigilante” sobre su evolución en España.

En estos momentos, asegura que hay “casi el doble de mujeres que hombres” que han solicitado el teletrabajo por medidas de conciliación en la Administración y aunque puede esto ser positivo, nunca debe suponer la vuelta a casa de las mujeres para encargarse de las tareas del hogar. “El teletrabajo puede facilitar la conciliación siempre que haya corresponsabilidad en el hogar”, opina.

Medidas para conciliar

Entre las medidas para avanzar en esta materia, demanda la creación de la figura delegada sindical especializada en brecha salarial y violencia de género en el trabajo y la creación de una red de escuelas infantiles gratuitas de 0 a 3 años de edad, para que ninguna mujer se quede en casa porque no le compensa económicamente llevar al niño a la guardería.

Fernández insiste en que este hecho conlleva una merma en su horario laboral y consiguiente pérdida salarial, cuestión que conlleva una dependencia económica de la pareja e incrementa la brecha de género en la futura pensión de jubilación.

“Mandamos un mensaje muy claro a todos los partidos especialmente a los que están en el Gobierno: basta ya de discusiones, necesitamos un pacto político y social y avanzar en igualdad para acabar con la brecha y la discriminación laboral de la mujer”.

Photo gallery Así son los mensajes que recibimos en 'Feminismos' See Gallery