INTERNACIONAL
28/10/2021 10:09 CEST

La Iglesia frena el aborto de una niña de 11 años violada por su abuelo

El caso, ocurrido en Bolivia, ha sido calificado por la ONU de "tortura".

AHMET YARALI via Getty Images/iStockphoto

Bolivia se despierta estos días conmocionada tras conocer el caso de una niña de 11 años embarazada por una violación, y los tejemanejes de la Iglesia católica para impedir el aborto. La menor fue violada por el padre de su padrastro, un hombre de 61 años que ya está en prisión. 

Bolivia permite el aborto cuando el embarazo es fruto de una violación, de una relación incestuosa, o si corre riesgo la vida de la madre. La niña, ya con 22 semanas de gestación, manifestó su deseo de no seguir adelante con el embarazo, y la madre estaba de acuerdo.

Sin embargo, tras ser contactada por una organización religiosa, la mujer cambió de parecer y desistieron del procedimiento, lo que ha desatado fuertes debates y críticas en el país.

Como explica el medio Bolivia.com, la sociedad se ha dividido en dos bandos con dos consignas diferentes: “Niñas, no madres” y “Salven las dos vidas”. 

Es “tortura”

El Sistema de Naciones Unidas en Bolivia señaló este miércoles que someter a una niña a un embarazo forzado “está calificado como tortura” en referencia al caso de una menor de 11 años que resultó embarazada tras sufrir reiterados abusos sexuales por parte del padre de su padrastro.

La semana pasada se conoció el caso de la menor, que ya tiene 22 semanas de gestación, lo que avivó el debate en el país entre los que defienden el derecho de la niña de interrumpir el embarazo y los que rechazan el aborto.

ONU Bolivia instó a las autoridades a “intensificar los esfuerzos para la protección de los derechos de las niñas víctimas de violencia sexual y de embarazos forzados, manifestaciones extremas de violencia por motivos de género que se constituyen en actos de tortura”.

“El embarazo de una niña no sólo pone en riesgo su vida, su salud y su proyecto de vida, sino que también atenta contra su salud mental y emocional, su autonomía corporal, alentando y reforzando las desigualdades, el ciclo de la pobreza y la discriminación”, ha explicado la ONU en un comunicado.

El embarazo de una niña no sólo pone en riesgo su vida, su salud y su proyecto de vida, sino que también atenta contra su salud mental [...] reforzando las desigualdadesLa ONU

La niña estaba al cuidado de su abuelastro de 61 años, en el municipio de Yapacaní, en la región oriental de Santa Cruz, porque sus padres viajaban constantemente a la ciudad de La Paz por trabajo.

Una de las tías de la menor al saber del abuso de la niña fue quien presentó la denuncia, con lo que el agresor fue encarcelado.

La niña estuvo en observación en el Hospital Percy Boland de Santa Cruz hasta este martes, cuando recibió el alta médica y fue trasladada a una casa de acogida de la Iglesia católica, donde viven otras víctimas de abuso, situación que ha sido cuestionada por entes estatales y organismos de defensa de derechos nacionales e internacionales.

104 niñas embarazadas cada día

En Bolivia el aborto está permitido para las víctimas de violaciones sexuales, aunque hasta 2014 se requería una orden judicial para el procedimiento. A partir de un fallo constitucional de ese año, basta con presentar una copia de la denuncia.

Según datos de la Casa de la Mujer, en 2020 se reportaron 39.999 embarazos de menores de 18 años, lo que supone que 104 niñas se quedan embarazadas cada día en Bolivia, de las cuales 6 son menores de 13 años.

Photo gallery Argentina grita por el aborto libre See Gallery
Photo gallery Para la Iglesia, el aborto es... See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD