POLÍTICA
06/01/2021 16:12 CET | Actualizado 06/01/2021 18:17 CET

La residencia de Madrid que vacunó a curas y familiares de empleados dice que fue para aprovechar dosis

El grupo Casablanca, al que pertenece este geriátrico concertado con la Comunidad de Madrid, ha reconocido que hubo "anomalías" que ya se están investigando.

Adria Puig/Anadolu Agency via Getty Images
Trabajadores sanitarios en un centro de Atención Primaria en Barcelona, el 5 de enero.

La residencia de mayores Casablanca Valdesur ha detectado “anomalías” en la selección de personas para la vacunación, ya que entre ellas se encontraban “no residentes” en el centro, como sacerdotes, voluntarios y familiares de riesgo “de algunos empleados”, algo que, según sostienen, se hizo “para aprovechar” las dosis recibidas.

Según publicó eldiario.es, esta residencia de Valdemoro, uno de los primeros centros a los que la Comunidad de Madrid ha enviado dosis de la vacuna contra la covid-19 para inmunizar a residentes y profesionales sociosanitarios, estaba “desviando vacunas del plan establecido por el Gobierno regional para proporcionárselas a familiares de sus trabajadores”.

Sacerdotes y familiares de empleados, los ‘afortunados’

El grupo Casablanca, al que pertenece este geriátrico concertado con la Comunidad, ha reconocido en un comunicado que, “con el único ánimo de aprovechar el 100% de las dosis recibidas” también se ha vacunado en dicho centro a “varios sacerdotes” que asisten en los centros del grupo, a “voluntarios” que están en contacto con los mayores habitualmente y “a algunos mayores de riesgo familiares de algunos empleados”.

El grupo asegura que “se ha vacunado correctamente a todos los residentes del centro que estaban previstos para el día de ayer, siguiendo escrupulosamente los protocolos establecidos”.

“De manera inmediata, se ha abierto un proceso de investigación interno para esclarecer los hechos, analizar las causas de los mismos e informar a las Autoridades Sanitarias y de Asuntos Sociales sobre la situación creada”, ha informado el grupo.

El centro sostiene que se hizo "con el único ánimo de aprovechar el 100% de las dosis recibidas"

Hasta el momento, los casos identificados son “muy reducidos y afectan a muy pocas personas sobre un total de más de 1.600 vacunaciones previstas”, señala el comunicado, que precisa que se han volcado los datos en la aplicación de las Autoridades sanitarias de “todas las personas vacunadas”.

El grupo al que pertenece la residencia ha asumido “la responsabilidad de lo ocurrido” y ha lamentado “las consecuencias que estas anomalías en el proceso de selección hayan podido causar”.

La Comunidad de Madrid ha iniciado una investigación sobre esta vacunación irregular en esta residencia. Fuentes de la Consejería de Sanidad han indicado a Europa Press que el Gobierno regional “tomará las medidas pertinentes, como no puede ser de otra manera” si se confirman estos hechos, pero que aún no tienen datos del registro de vacunados, por lo que hay que esperar a la investigación para esclarecer estos datos.

Con cada vacuna administrada, se hace un un registro nominal que se comunica a la Dirección General de Salud Pública.

Photo gallery Araceli y Mónica, primeras personas en ser vacunadas de coronavirus en España See Gallery