Las cinco obras de teatro que no te deberías perder en octubre

La cartelera está que arde.
Las cinco obras de teatro que no te deberías perder en octubre.
Por cortesía de Antonio Hernández Nieto
Las cinco obras de teatro que no te deberías perder en octubre.

La cartelera está que arde. Llegan musicales, festivales, estrenos. Me reviso toda esa avalancha y la documentación que la acompaña para arriesgarme a hacer una selección, dejando fuera los musicales que merecen capítulo aparte por la cantidad y variedad que representan. Aquí va la propuesta:

1. Festival Lírica al Margen 2021 es una iniciativa de May Fernández, fotógrafa y gerente de la Sala Mayko, y del barítono Andrés Jiménez Ramírez. Un festival sin pretensiones que trata de llevar la lírica a la calle, convertirla en popular a fuerza de hacerla asequible mediante pequeños espectáculos, sin perder el norte con divazas y divazos ni grandes producciones. Un tipo de festival que es muy común en muchos países y que les permite crear y mantener esa red de profesionales de la que saldrán esos artistas que luego son admirados urbi et orbi, y a los que se pagará un pastizal.

Este festival se extiende a lo largo y ancho del barrio de Arganzuela (Madrid), aunque este año se concentra fundamentalmente en las instalaciones Fiesta Corral Cervantes, donde se podrán ver y escuchar una ingenua representación de El dúo de la africana o la ópera cómica Rita, de Donizetti. Para acabar con el espectáculo de Lyribélula, crisálida en tres arias, de la compañía MikrÓPERA, que llega cargadita de premios nacionales e internacionales.

Del 26 de septiembre al 30 de octubre

2. Festival Surge es otro de los festivales que hay este mes en Madrid. Está dedicado a la creación contemporánea y se desarrolla en las salas off de la capital. Que el festival que sea tan emergente y alternativo no significa que falten grandes nombres.

Ahí está Chevy Muraday, que junto a Miss Beige lleva Pas de deux a la Cuarta Pared. O Los Torreznos, los performers que siempre juegan con el humor y que representaron a España en la bienal de Venecia, llegan a Teatro del Barrio con Las cosas. O los desahuciados Cambaleo Teatro que recalan en el Teatro Pradillo con Manual de comportamiento cuando todo está perdido (Breve ensayo escénico sobre la incertidumbre).

Aparecen junto a clásicos de este certamen, como la siempre interesante Casa Lagarta que ya ha agotado entradas para Hombre desnudo en Nueve Norte. O José Andrés López, que con su compañía Viviseccionados presenta Las palabras de la carne en La Cuarta Pared. O David Roldán Oru, que llega con Amateurs, historia de una ruptura a la Sala Mirador después de arrasar con Peladas en el Festival de Teatro Fligrana. O el espectáculo Héroes, dioses y villanos, que a partir de música de Händel ha creado el barítono Andrés Jiménez Ramírez.

Del 26 de septiembre hasta el 30 de octubre

3. Trilogía Crónicas Ibéricas reúne las celebradas comedias de Chiqui Carabantes y la compañía Club Canibal en las Naves del Español, en el Matadero de Madrid. Comedias de humor negro que se ríen con bastante mala leche de la historia reciente española. A las que el Teatro Español les da suficiente tiempo en la cartelera para que, si la crítica y los prescriptores de tendencias no consiguen convencer al público, les haga el trabajo el boca-oreja, pues se trata de esas obras que se recomiendan.

Una trilogía con títulos tan interesantes como: Desde aquí veo sucia la plaza, Herederos del ocaso y Algún día todo esto será tuyo. Que tratan, respectivamente, los siguientes temas: las fiestas populares que se celebran maltratando animales, el uso de la picaresca antes que del talento para conseguir premios (para)olímpicos y el particular Ciudadano Kane español, construido a partir de los últimos días del todopoderoso Ramón Areces, dueño y señor de El Corte Inglés.

Montajes que han conseguido cierto halo de prestigio para estas obras y su equipo artístico. Aunque por su gamberrismo, que no evita el recurso al teatro contemporáneo, resultarán más atractivas para aquellos jóvenes de veinte a treinta tantos a los que el botellón postpandemia les deje unos eurillos para ir al teatro, a no ser que se sea lo suficientemente joven, es decir, menor de 26 años, para usar el Joven Bono cultural o JOBO.

Del 30 de septiembre al 31 de octubre

4. Los pazos de Ulloa es la obra de Emilia Pardo Bazán adaptada al teatro por Eduardo Galán y dirigida por Helena Pimenta, la anterior directora de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, que se estrenará en el Teatro Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa. Obra con la que este teatro pretende celebrar los cien años de la muerte de esta escritora que es reivindicada a derechas y a izquierdas como modelo de mujer. Para los que quieran saber el porqué, pueden ir a ver Emilia al Teatro del Barrio del 16 al 23 de octubre.

La obra es una historia que contrapone el caciquismo y feudalismo que, con la aquiescencia de la Iglesia, todavía existía en la Galicia del siglo XIX frente a la modernización de costumbres que suponían las ciudades cercanas a esas áreas rurales, como podía ser Santiago de Compostela.

Un mundo en el que el padre Julián intenta poner comedimiento al frenesí sexual del marqués de Ulloa por sus criadas, mediante el matrimonio con una de su clase, y al mal carácter del mismo señor mediante la evangelización. Un sacerdote que en este vano intento descubre el deseo, se enamora de la mujer de este aristócrata rural, brutal y abusador.

Vamos, todo un novelón decimonónico, considerado uno de los mejores libros de la literatura española, que atraerá por igual a académicos que a público masivo. Por el propio libro, por sus formas clásicas y por su elenco. Un elenco que incluye a Pere Ponce como el padre Julián, a Marcial Álvarez como marqués de Ulloa y a Esther Isla como Nucha, la esposa del marqués y objeto de deseo del curita. Conflictos, broncas y confesiones asegurados entre sus personajes.

Del 8 de octubre al 7 de noviembre

5. Los últimos Gondra (memorias vascas) que Borja Ortiz de Gondra estrena en el Teatro Valle Inclán del Centro Dramático Nacional es el cierre de una trilogía que comenzó con la exitosa Los Gondra (una historia vasca) y continuó con la no menos exitosa Los otros Gondra (relato vasco).

Dos espectáculos que se recuperarán y que permitirán ver y disfrutar de un fresco sobre el País Vasco. Sus gentes y su relación con la tierra que pisan o dejan de pisar, con la familia, con los vecinos y con la historia, en un contexto marcado por la radicalización política que llevó a los oscuros años del terrorismo.

Ese tipo de sagas familiares con tragedias de por medio de las que el espectador siempre quiere saber más. Sobre todo, si están tan bien escritas como esta. Algo que se puede comprobar, pues las dos obras anteriores están editadas por Punto de Vista. A lo que se añade un montaje eficaz de corte más bien clásico, pues lo que importa son las historias y sus personajes. Lo que estos hacen con lo que les pasa para poder seguir viviendo. A pesar de la desgracia, la vida continúa y los que sobreviven tienen que continuar con ella.

Personajes que son representados por un elenco en el que se encuentran, entre otros, Joaquin Notario, Pepa Pedroche, Cecilia Solaguren o Sonsoles Benedicto, actriz que ya se llevó el aplauso y el cariño del público en las anteriores representaciones. O actores emergentes como Samy Khalil. Todos ellos dirigidos por Josep María Mestre.

Del 13 de octubre al 21 de noviembre

Teatros sorprendentes