INTERNACIONAL
19/02/2020 08:23 CET | Actualizado 19/02/2020 08:24 CET

Aumentan a 2.004 los muertos y a 74.185 los contagiados por el COVID-19 en China

La buena noticia: empiezan a desembarcar en Yokohama los turistas atrapados en un crucero que ha estado 14 días en cuarentena

Xiao Yijiu/Xinhua via AP
Pacientes infectados con el coronavirus descansan en un polideportivo reconvertido en hospital, en Wuhan, el pasado 7 de febrero. 

La Comisión Nacional de Sanidad de China situó hoy en 2.004 la cifra de muertos y en 74.185 la de contagios de la neumonía COVID-19 diagnosticados en su país.

Las autoridades sanitarias chinas informaron hoy de que, hasta la pasada medianoche local (siete horas más que en la España peninsular), había registrados 11.977 casos graves, mientras que 14.376 personas habían sanado.

Asimismo, en su parte diario, la fuente añadió que hasta la fecha se ha realizado seguimiento médico a 574.418 pacientes en contacto cercano con los infectados, de los cuales 135.881 siguen en observación. De estos últimos, 5.248 son casos sospechosos de haber contraído el nuevo coronavirus, bautizado como SARS-CoV-2 por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Pese a la gravedad de la epidemia, la mortalidad por el virus sigue siendo limitada, de en torno al 2%, siendo sus principales víctimas las personas vulnerables y de mayor edad. La mayoría de la gente enferma de forma muy leve y todo termina en un par de días -explica Michael Ryan, jefe del programa de respuesta de emergencia de la OMS-. Pero hay un número significativo de personas, alrededor del 20%, que llegan a estar en estado severo o críticamente enfermas”.

Las cifras oficiales publicadas hoy suponen un aumento de 136 muertes respecto al día anterior, 132 de las cuales se certificaron en la provincia de Hubei, de la que Wuhan es capital y epicentro del brote, y que permanece en cuarentena desde el pasado 23 de enero. Los cuatro decesos restantes se distribuyeron entre las provincias de Heilonjiang (en el noreste del país), Shandong (en el este), Cantón (sureste) y Guizhou, en el centro-sur. La nómina de nuevos infectados sumó 1.749 pacientes, de los cuales 1.693 se registraron en la provincia de Hubei.

Además, la Comisión agregó 1.824 nombres a la lista de pacientes que habían superado la enfermedad y habían sido dados de alta.

Hasta la fecha, todos los fallecimientos menos cinco -en Taiwán, Japón, Francia, Filipinas y Hong Kong- se han producido en la China continental y, aunque una treintena de países cuentan con casos diagnosticados de COVID-19, China acapara en torno al 99 % de los infectados.

Los síntomas de la nueva enfermedad son en muchos casos parecidos a los de un resfriado, pero pueden estar acompañados de fiebre y fatiga, tos seca y disnea (dificultad para respirar). 

Empieza el desembarco

Al menos, llegan buenas noticias de los pasajeros del crucero Diamond Princess, que han empezado a desembarcar tras cumplir los 14 días de cuarentena. Alrededor de medio millar de personas, sin síntomas y cuyos test sobre la enfermedad han dado negativo, volverán a pisar tierra firme este miércoles en el puerto japonés de Yokohama, antes de regresar a sus países de origen.

En estos días de cuarentena, los casos a bordo de este crucero de lujo han aumentado sin parar hasta superar los 540 infectados, convirtiendo este barco, con 3.700 turistas de 56 nacionalidades distintas, en el principal foco de la epidemia fuera de China.

Estados Unidos fue el primer país en repatriar hace dos días 300 de sus ciudadanos, de los que 13 dieron positivo en el viaje de regreso.

Photo gallery Alerta por el coronavirus de Wuhan See Gallery