POLÍTICA
11/07/2021 10:04 CEST

Las siete caras con las que Sánchez quiere recuperar España

¿Qué busca Sánchez con estos fichajes? Consolidar la recuperación económica y la creación de empleo. Estos son los elegidos para acometer semejante tarea.

GETTY / REUTERS / INSTAGRAM
Pedro Sánchez, con sus nuevos ministros.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dado la vuelta como un calcetín al lado socialista de su Gabinete con una remodelación anunciada desde hace semanas pero que nadie preveía tan profunda, de tanto calado. La anunció este sábado y mañana lunes será una realidad, con las juras o promesas de rigor y el traspaso de carteras. El martes se estrenan los nuevos y los que asumen nuevas responsabilidades en el Consejo de Ministros ordinario. 

¿Qué busca Sánchez con tantos fichajes? Lo ha dicho el presidente en su comparecencia, tras informar a Felipe VI y a los interesados de sus intenciones: quiere consolidar una “renovación generacional” que sirva para “impulsar la recuperación económica tras la pandemia”. La media de edad del Ejecutivo, sumando a los ministros de Unidas Podemos (que no se han tocado en esta crisis) pasa de 55 a 50 años, y además se refuerza en la presencia de mujeres, que antes representaban un 54% y hoy un 63%. Un “rejuvenecimiento muy importante” que permitirá lanzar “la agenda de cambios” que Sánchez anunció en su investidura y que, ha recordado, se ha visto “muy condicionada” por el coronavirus.

El presidente ha presentado su nuevo Ejecutivo como un “referente en la paridad de género”, además con un total de 14 mujeres y ocho hombres. A ello suma Sánchez un nuevo aire municipalista, incluyendo a tres alcaldesas, las alcaldesas de Puertollano, Gandía y Gavà.

“El nuevo Gobierno tendrá como principal tarea consolidar la recuperación económica y también la creación de empleo, y gestionar esa enorme oportunidad que representan los fondos europeos”, ha señalado Sánchez. Toca “superar por completo la peor calamidad vivida por la humanidad en décadas”, para “aprovechar una oportunidad excepcional de poner en pie una España mejor”.

¿Y quiénes son los elegidos para acometer semejante tarea? A los ministros ya conocidos se suman siete perfiles muy diferentes. Unos son fontaneros del Gobierno desde viejo, cercanos a Sánchez en su gestión como presidente, otros son nombres barajados en otras ocasiones y nunca llamados a Moncloa, sanchistas destacados en sus territorios que han hecho campaña por él incluso en los tiempos duros y nombres de rápida progresión y respeto en el seno del PSOE. 

Estos son los siete nuevos ministros encargados de darle un nuevo impulso a España:

Europa Press News via Getty Images
Félix Bolaños, el pasado abril, en un acto en Getafe. 

Félix Bolaños, Presidencia

Hombre de partido, el abogado Félix Bolaños (Madrid, 1975), hasta ahora secretario general de Presidencia, asume ahora el Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, el puesto que ocupa Carmen Calvo, la vicepresidenta primera. 

Sus conocidos lo califican de discreto, reservado y meticuloso. Antes de que el presidente le fichara llevaba una década trabajando como jefe de la división de Asesoría Jurídica Laboral y Documentación Jurídica Laboral y Documentación Jurídica del Banco de España, institución en la que ingresó en 2005 tras obtener la única plaza convocada para letrado asesor en materia laboral, sindical y de Seguridad Social.

Se considera un puntal del PSOE madrileño, la federación del presidente, gracias a la que se conocen de antiguo. Durante años han cuajado una enorme confianza, por eso le ha encomendado tareas tan sensibles la exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos o los contactos con el PP para renovar el Poder Judicial. En el primer caso, fue quizá cuando su rostro se hizo más familiar, por el protagonismo que tomó al ser el encargado de diseñar junto al presidente la estructura del Gobierno que formó Sánchez tras ganar la moción de censura y tuvo un papel destacado en el proceso de exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos, ejerciendo de interlocutor con la familia Franco

Forma parte del llamado núcleo duro del presidente en la Moncloa, es el cerebro jurídico del Ejecutivo, y sobre sus hombros, sobre todo, recayó la tarea de negociar un Gobierno con Unidas Podemos. La primera alianza para gobernar en 80 años. Trabajó codo a codo con la ahora secretaria general de Podemos, Ione Belarra, para conseguir el pacto que permitió alumbrar el  Gobierno de coalición tras la repetición electoral de noviembre del 2019.

En su día a día, debía encargarse de tareas de apoyo material y de coordinación de la seguridad en la Presidencia, así como del protocolo de las actividades y desplazamientos de Sánchez. También ha asistido al ministerio en materia de administración económica, personal, servicios, medios informáticos y de comunicaciones. Ha asumido algunas de las funciones que tradicionalmente recaían en el jefe del gabinete del presidente, cargo que, con Iván Redondo al frente, se enfocó más a labores de estrategia y comunicación.

Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, Bolaños trabajó en el Banco de España como Jefe de División de la Asesoría Laboral y Documentación, cargo que ostentó durante una década (2008-2018). Además, prestó sus servicios en un bufete de abogados y ejerció como profesor del Instituto de Empresa (IE Law School).

Ha ocupado también puestos de responsabilidad orgánica en el PSOE. Fue elegido secretario de la Comisión Federal de Ética y Garantías, cargo para el que volvió a ser elegido en el 39 Congreso del que salió la actual Ejecutiva Federal del PSOE. Ese mismo año fue designado por la Comisión Ejecutiva Federal como coordinador para la elaboración del nuevo Reglamento Federal de Desarrollo de los Estatutos del PSOE, que se aprobó por el Comité Federal el 17 de febrero de 2017. Desde septiembre de 2017 hasta agosto de 2018 fue secretario de la Fundación Pablo Iglesias. Tras su salida de la secretaría de la fundación se mantuvo como patrono. 

RAQUEL SÁNCHEZ / TWITTER
Raquel Sánchez, durante un comité ejecutivo de Airport Regions.

Raquel Sánchez, Transportes

Raquel Sánchez (Gavá, 1975) es la sustituta de José Luis Ábalos al frente de de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Forjada en en municipalismo, alcaldesa del pueblo donde nació, en el área metropolitana de Barcelona, sabe bien de qué irá su negociado: lleva años batallando en la zona por un modelo de movilidad sostenible, sano y ecológico, y esa pelea la ha llevado a ser, desde el año pasado, miembro del Consejo Nacional del Clima en representación de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Miembro de la ejecutiva del PSC desde noviembre de 2016, cuando Miquel Iceta la situó como secretaria de la Mujer, alcaldesa de Gavá desde 2014, es uno de esos nombres que han ido cobrando cuerpo en el último quinquienio, con la complicación añadida del entorno de crisis en Cataluña. Se las sabe todas en cuando a política local: ha sido 2007 edil, teniente de alcalde, portavoz... Ahora deberá dar el salto al importante ministerio de Fomento, que afronta retos como pactar con Unidas Podemos la nueva ley de Vivienda o bien continuar con el rescate de los peajes que vencen, como los de la AP-7 o la AP-2, entre otros.

Licenciada en derecho por la UB y máster en derecho del trabajo y Seguridad Social por la UPF, al inicio de su carrera profesional ejerció de abogada en un despacho de Barcelona y luego fundó junto a unos compañeros un despacho propio en Castelldefels (Barcelona).

Casada y madre de dos hijos, recientemente ha estado muy presente en los medios catalanes a raíz del debate sobre la ampliación del aeropuerto de El Prat. Los aeropuertos, otro de sus negociados en el Ministerio. Como alcaldesa, informa EFE, ha condicionado la ampliación de El Prat a que se limite el impacto acústico de la infraestructura sobre los vecinos de municipio y a seguir operando con el sistema de pistas segregadas -una para aterrizar y otra para despegar-, por lo que ha abogado por una solución consensuada con el territorio.

Se da la circunstancia de que Aena, que está dispuesta a invertir unos 1.700 millones en la ampliación de El Prat, debe presentar en los próximos meses su plan quinquenal de inversiones al Consejo de Ministros, y que Sánchez será ahora una de las integrantes del Ejecutivo y, en concreto, la ministra del ramo.

GABRIEL BOUYS via Getty Images
José Manuel Albares, en 2019, 

José Manuel Albares, Exteriores 

Actualmente embajador de España en Francia y exsecretario general de Asuntos Exteriores en el equipo de Moncloa, José Manuel Albares (Madrid, 1972) será el nuevo ministro de Asuntos Exteriores. De hecho, su nombre encabezaba las quinielas hace año y medio, cuando la elegida fue la ministra saliente, Arancha González Laya. Acabó yéndose a París por trayectoria en la carrera diplomática pero, también, como consolación. Ahora vuelve por sus fueros. 

Con su nombramiento, Sánchez premia finalmente a quien se convirtió en uno de sus principales asesor y guías en materia de política exterior desde que formó su primer equipo de Gobierno, tras ganar la moción de censura contra Mariano Rajoy en 2018. Entonces, le incorporó a su oficina de La Moncloa como responsable de asuntos internacionales. Mucho tuvo que organizar de la agenda mundial del presidente, mucho tuvo que viajar -sí, también en Falcon- con él para asesorarle. 

Como secretario general de Asuntos Internacionales en el Gobierno español, Albares tuvo que enfrentarse a algunos de los principales problemas diplomáticos de los tiempos recientes, como el Brexit, en el que España también aguardaba ansiosa la contención de daños. Dicen quienes han trabajado con él que es entusiasta, con gran capacidad de trabajo, muy convencido de la necesidad de hablar hasta con tu peor enemigo. 

Sánchez y Albares se conocían de antes, informa EFE, ya que el diplomático se incorporó al PSOE en septiembre de 2015 y le ayudó elaborar el programa electoral sobre Exteriores para las elecciones generales de diciembre de ese año en las que los socialistas no cosecharon buenos resultados.

Albares se licenció en Derecho en la Universidad de Deusto y se diplomó en Ciencias Empresariales, tras lo que entró en la carrera diplomática. A lo largo de su vida profesional, el nuevo ministro de Exteriores ha ejercido como cónsul general de España en Colombia y ha servido en la representación permanente de España ante la OCDE, donde fue vicepresidente del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD). Además, ha desempeñado, entre otros, el puesto de director general para África (en funciones), subdirector general de África Subsahariana y jefe de Departamento de Cooperación en la Agencia Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Su nombramiento, de momento, gusta entre los diplomáticos, que siempre quieren a uno de los suyos al frente del ministerio. 

DIANA MORANT / INSTAGRAM
Diana Morant.

Diana Morant, Ciencia e Innovación

La sustituta de Pedro Duque al frente del ministerio tiene una experiencia mucho más terrenal que la de su predecesor. Diana Morant (Gandía, 1980) es alcaldesa de su pueblo natal por el PSOE, secretaria general del PSPV en Gandía y licenciada en Ingeniería en Telecomunicaciones por la Universitat Politècnica de València. 

Durante el anuncio de su nombramiento, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha destacado “la gran labor Morant ha hacho al frente del municipio de Gandía”, del que ha sido regidora desde 2015. Asimismo, también remarcó la formación científica de la nueva ministra, así como su experiencia profesional previa en el campo de la I+D+i.

Descendiente de una familia vinculada al PSOE, llegó a la política procedente del mundo asociativo de la ciudad como miembro de la Junta Local Fallera, ya que desde niña ha estado implicada en ese mundo. La carrera política de Morant se inició hace justo una década, cuando ocupó el cuarto puesto en la lista electoral socialista al ayuntamiento de esa localidad valenciana. En 2014, tras la renuncia de Manuel Orengo, Morant, que en ese momento era responsable de Organización de la ejecutiva local socialista, fue elegida secretaria general de la agrupación del PSPV de Gandía. Tras las elecciones municipales de 2015 fue elegida alcaldesa del municipio, cargo que revalidó en 2019.

Justo ese es uno de los rasgos que más valoran sus conocidos, su “inteligencia emocional”, su “gran empatía” y su cercanía, que la llevaron a ser alcaldesa con apenas 35 años, alzándose como un referente de la nueva generación de socialistas en una comunidad donde necesitaban oxígeno con urgencia. 

A la presentación de su candidatura a la alcaldía, en 2019, acudió el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, del que Morant se ha declarado una admiradora, al igual que del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y tiene “muy buena relación” política con el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, aseguran en su entorno.

En su currículum destaca que, aún estando implicada en política, he seguido ahondando en su formación científica, realizando los cursos de “Infraestructura Común de Telecomunicaciones, ICT” del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación de la Comunidad Valenciana (2008) y el de “Cámaras IP y Vídeo en Red”, de la Axis Communications’Academy (2010). Y no ha vivido sólo del PSOE y la política: trabajó en el departamento de I+D como Ingeniera de Desarrollo en la empresa Alhena Ingeniería entre mayo de 2008 y febrero de 2011, e impartió cursos de Domótica en la empresa SGS Tecnos (2011).

David Benito via Getty Images
Pilar Llop, en los premios 'Ponle Freno', el pasado octubre, en Madrid. 

Pilar Llop, Justicia

La hasta ahora presidenta del Senado, Pilar Llop, toma el testigo a Juan Carlos Campo al frente de Justicia. Llega con el trago de los indultos a los políticos presos por el procés ya pasado, pero lo que le queda no es tarea sencilla: PP, Cs y Vox los recurrirán y los nacionalistas seguirán exigiendo una reforma del Código Penal para rebajar las penas por los delitos de sedición y rebelión; ese será el mayor punto de fricción con los liberados y sus formaciones. 

También se debe aclarar la situación penal de los fugados como el ex presidente catalán Carles Puigdemont o la dirigente de ERC Marta Rovira, por lo que el Ministerio deberá extremar sus relaciones con el Poder Judicial, para cuya renovación tendrá que intentar llegar a un acuerdo con el PP, un imposible hasta el momento. Los asesores de Llop consultados por El HuffPost dicen que “logrará cualquier meta”, porque suma “empeño, corrección, buenas maneras, prudencia y paciencia”. 

Nacida en Madrid en 1973 pero medio sevillana por adopción, ha centrado buena parte de la actividad profesional en la la lucha contra la violencia de género y el feminismo, en la que es un referente en el mundo judicial, desde que ingresó en la carrera, hace 20 años. Impecable en sus formas, de talante conciliador y firme defensora de la educación como vacuna de la violencia de género, de ella ha destacado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, su “mesura” y sentido de la justicia”, destaca EFE. 

Su carrera política comenzó hace no mucho, en 2015, directamente como diputada regional socialista de la Asamblea de Madrid, desde donde fue elegida por el Gobierno de Sánchez en julio de 2018 para ejercer de delegada del Gobierno para la Violencia de Género, donde acometió el impulso de parte de las medidas del pacto de Estado.

Independiente, sin carnet del PSOE, logró ser número dos en la lista de Ángel Gabilondo en las pasadas elecciones autonómicas de Madrid. Asumió la presidencia del Senado apenas cinco meses después de llegar como senadora a la Cámara Alta: era una de los 57 senadores designados por los parlamentos autonómicos al contar con el respaldo de la Asamblea madrileña.

Su trayectoria, eminentemente jurídica, ha estado vinculada a la lucha contra la violencia machista y la defensa de los derechos de las mujeres. Feminista, con una postura abolicionista frente a la prostitución, Llop se licenció en Derecho en la Universidad Complutense de Madrid y aprobó las oposiciones para jueza en 1999, con 26 años. Desde 2004 es magistrada.

Ha sido letrada del Gabinete técnico del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), donde asumió la jefatura de la Sección del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, y fue secretaria de la Comisión de Igualdad, del Foro Justicia y Discapacidad y del Comité de Dirección. Desde 2009 a 2015, año en que se involucró en la política, estuvo en un juzgado especializado en violencia sobre la mujer.

Además, compatibilizó su función judicial con la de consultora internacional y trabajó en diversos países de la Unión Europea y de América Latina en temas relacionados con reformas de los sistemas judiciales, en materia penal y en violencia de género. 

Europa Press News via Getty Images
Pilar Alegría, en un acto electoral en Zaragoza, en 2019. 

Pilar Alegría, Educación

Pilar Alegría, actual delegada del Gobierno en Aragón, sustituirá a Isabel Celaá al frente de Educación. Nacida en Zaragoza en 1977, es diplomada en Magisterio, con especialidad en Educación Primaria, y tiene una larga trayectoria en este área en el seno de su formación, porque ella sí es miembro del PSOE.

Ha sido coordinadora de la Secretaría Federal de Educación y Ciencia, jefa de Gabinete del Departamento de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Aragón, vocal de la Agrupación Zaragoza-Norte y miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE entre 2008 y 2012 en calidad de vocal, así como secretaria de Educación en la Ejecutiva Regional del PSOE de Aragón. Fue diputada por Zaragoza entre 2008 y 2015. Como colofón, fue consejera de Innovación, Investigación y Universidad del Gobierno aragonés entre 2015 y 2019. Entre sus logros de aquellos años destaca el Pacto por la Ciencia que firmaron todos los grupos políticos, la comunidad científica y los agentes sociales, destaca el Heraldo de Aragón.

Se postuló para ser la candidata del PSOE para la alcaldía de Zaragoza, y consiguió ser la cabeza de lista al renunciar Carmen Dueso a la segunda vuelta de las primarias. Fue un proceso no exento de tensiones con el presidente de Aragón, Javier Lambán, y con la dirección local del partido, pero esta sanchista de primera hora ganó las elecciones al Ayuntamiento de Zaragoza con 10 concejales. La izquierda, no obstante, perdió su mayoría y la alcaldía pasó a manos del popular Jorge Azcón (apoyado por Cs y Vox).

Alegría se quedó como líder de la oposición del Consistorio zaragozano, pero apenas ocho meses después dejó el puesto y se cambió de acera de la plaza del Pilar para ser la nueva delegada del Gobierno, cargo que ha ocupado hasta ahora.

Entre sus principales retos en Educación, tendrá que aplicar la nueva ley de educación, la Ley Celaá, con la oposición de un frente autonómico que amenaza con tomar sus propias decisiones. La vuelta al curso con la pandemia y la vacunación a los menores será otro de los asuntos que tenga encima de la mesa.

ISABEL RODRÍGUEZ / TWITTER
Isabel Rodríguez.

Isabel Rodríguez, Política Territorial y Portavoz

A Miquel Iceta lo sustituye Isabel Rodríguez, que, además, será la nueva portavoz del Ejecutivo, en sustitución de María Jesús Montero. Este puesto se lo sabe, porque ya ha ejercido esa misma tarea al frente del Gobierno de Castilla-La Mancha. Ponerse ante los medios cada semana e informar de las deliberaciones de los que gestionan el país, responder temas de actualidad y defenderse de la oposición no es tarea fácil, pero de Rodríguez se destaca su capacidad de ser empática y pedagógica. Desde el martes que viene, le tocará ponerlo en práctica en La Moncloa. 

Nacida en Abenójar (Ciudad Real) en 1981, cursó la carrera de Derecho en la Universidad de Castilla-La Mancha y obtuvo la licenciatura en el año 2004. En la actualidad es alcaldesa de Puertollano desde el 15 de junio de 2019, además de secretaria general del PSOE de la localidad.

Antes de llegar a la Alcaldía tras vencer en las municipales, Isabel Rodríguez ya había representado a la provincia de Ciudad Real en el Congreso de los Diputados desde 2011 (centrada en tareas de Justicia e Igualdad, Turismo, Energía o Seguridad Nacional) y anteriormente, tras las elecciones de 2004, en el Senado, donde fue la senadora más joven de la historia de España. 

En junio de 2007 abandonó su escaño en el Senado para pasar a ocupar el cargo de directora general de Juventud en la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, presidida entonces por José María Barreda. En 2008 el Congreso regional del PSOE de Castilla la Mancha de julio de 2008, fue elegida Secretaria de Comunicación y portavoz del PSOE regional, y el 1 de septiembre de 2008 fue nombrada portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha.

Tras las elecciones de 2011 entró a formar parte del Congreso de los Diputados como diputada nacional por la provincia de Ciudad Real, cargo que revalidó en las elecciones de 2015 y que mantiene actualmente. 

Rodríguez, recuerda El Mundo, fue portavoz de Eduardo Madina y de Susana Díaz en Ciudad Real en los dos procesos de primarias que ha protagonizado Pedro Sánchez en el PSOE. Ahora, sin embargo, el jefe del Ejecutivo la recupera para uno de los departamentos claves de la legislatura, siendo como es otra estrella en alza del municipalismo socialista. 

Eso sí, le restará competencias: la Función Pública pasará a formar parte del Ministerio de Hacienda.

EFE
El nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, en pleno. 

EL HUFFPOST PARA REVOLUT