Pablo Iglesias hace una pregunta a Carmen Calvo que aviva el debate de la Ley Trans

Pablo Iglesias hace una pregunta a Carmen Calvo que aviva el debate de la Ley Trans

La exvicepresidenta y diputada socialista asegura que la ley que llega al Congreso no es la misma que la aprobada en el Consejo de Ministros en el que estaba ella.

Carmen Calvo en una de sus intervenciones en Hora 25
Carmen Calvo en una de sus intervenciones en Hora 25Cadena SER

Aimar Bretos, José Manuel García-Margallo y la audiencia de Hora 25, en la Cadena Ser, han asistido la noche de este lunes a un intenso debate entre dos ex vicepresidentes del Gobierno. La razón, el retraso en la aprobación de la Ley Trans, que no solo ha supuesta la baja en las filas socialistas de Carla Antonelli sino también una crisis interna en el PSOE.

Pablo Iglesias y Carmen Calvo han monopolizado prácticamente los minutos dedicados a la Ley Trans en El Ágora, la sección en la que ambos analizan cada siete días la actualidad política en España. De hecho, el proyecto del Ministerio de Irene Montero afronta una semana clave en su tramitación en el Congreso al acabarse el plazo para la presentación de enmiendas.

Además, la exvicepresidenta del Gobierno ha asegurado que el texto de la Ley Trans que aprobó el Consejo de Ministros en primera lectura, presentada por los Ministerios de Justicia e Igualdad, no es el mismo que ha llegado al Congreso de los Diputados para su aprobación definitiva.

“El texto que ha llegado a la Cámara no era ese. Estoy en una ley de la ministra (Irene) Montero, que ha negociado con el ministro de Justicia (Juan Carlos Campo). Ese texto, que pasa en primera lectura, no es exactamente el que llega a la Cámara porque va otra vez en segunda lectura y tuvo cambios”, ha asegurado la diputada del PSOE, que se ha referido a la salida de Antonelli con un escueto: “Sin comentario ninguno”.

La ex vicepresidenta, ha esquivado la pregunta de Aimar Bretos sobre su posición respecto a la autodeterminación de género recogida en la ley trans “por respeto al Grupo Socialista” y a partir de ese momento, la conversación entre Iglesias y Calvo ha ido subiendo de temperatura con el paso de los minutos.

“Te lo digo con todo el respeto, Carmen”, apuntaba Pablo Iglesias antes de decirle a su otrora compañera de Gobierno: “El problema vuestro es básicamente que no consideráis a las mujeres trans sean mujeres. Consideráis que su existencia borra a otras mujeres”, remataba el ex vicepresidente. 

Carmen Calvo, visiblemente molesta, ha manifestado su oposición a la hormonación de menores así como lo que busca el feminismo en el debate sobre la ley trans: “Desde el feminismo lo que hemos querido siempre poner en lo alto de la mesa es que no queríamos que nos construyeran como género. Que nuestras vidas transcurrieran tal cual las pudiera vivir con los espacios de libertad que las mujeres no hemos tenido”.

La discusión ha llegado a su cénit cuando Iglesias volvía a insistir en sus argumentos y lanzaba una pregunta a Carmen Calvo que ha acabado por enfadar a la diputada socialista, que no ha respondido: “A tu juicio, ¿las mujeres trans son mujeres o no?”.

Carmen Calvo critica las palabras de Zapatero

La ex vicepresidente también ha lamentado las declaraciones del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero en las que señalaba que las diferencias entre feministas por la Ley Trans se debía a una cuestión generacional. Calvo ha criticado que exponga este asunto de “una manera un poco simple”.

“No hay un feminismo histórico como no hay un socialismo histórico”, ha replicado la exministra, quien ha insistido en que el feminismo es “el tronco de la democracia” porque briega “con la igualdad más importante en la vida”, que es la que hay entre hombres y mujeres, y con los “déficits e injusticias históricas” con las que aparecen las mujeres “en el siglo XX”.

“Es más profundo y complicado que las simples cuestiones que pasan en los relevos generacionales”, ha indicado. En este punto, ha señalado que, con la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo, no se tocó “nada importante” porque, citando al TC, “la propia Constitución no dice en ningún sitio que se tengan que casar hombre con mujer y excluya a dos personas del mismo sexo”.