NOTICIAS
30/12/2020 07:56 CET

Los médicos de Barcelona piden un "confinamiento total" corto para frenar la tercera ola

"Si no, vamos a tener un mes de enero muy duro", avisan.

Emilio Morenatti / ASSOCIATED PRESS
La enfermera Marta Fernández consuela a María Teresa Argullos Bove, de 94 años, en el ala para pacientes con Covid-19 del Hospital del Mar, en Barcelona, el 18 de noviembre de 2020.

No valen las medidas parciales contra el coronavirus. Hay que quedarse en casa si queremos evitar lo peor. Es lo que recomiendan los médicos de Barcelona, que quieren que se decrete un confinamiento domiciliario para frenar la tercera ola del Covid-19. Y cuanto antes, porque el tiempo apremia. Así lo reclamó la pasada noche el presidente del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona, Jaume Padrós, en una entrevista al programa Hora 25 de la Cadena SER.

El portavoz de los médicos de Barcelona propuso un confinamiento total, no solamente para Nochevieja y Año Nuevo, sino también para los días posteriores. “Hay que planear la posibilidad de un confinamiento general, corto pero intenso, porque si no vamos a tener un mes de enero muy duro”, ha enfatizado.

“No podemos responsabilizar sólo a los que no actúan de forma adecuada. Es obvio que existe ese factor, pero también que el virus muta y que estamos en una época invernal. La tercera ola está ahí y, aunque veamos la luz de las vacunas al final del túnel, dicen que la noche más oscura se da justo antes del amanecer. Podemos estar ante la situación más compleja desde el principio de la pandemia”, ha insistido.

“Lo que hagamos en los próximos días, siendo fechas que incitan a la movilidad y a los contactos, seguro que va a tener una repercusión directa. Esto se nos puede disparar muchísimo más. Nos tenemos que plantear si estamos dispuestos a que este país tenga la cantidad de muertos que está acumulando por guardar el difícil equilibrio entre la economía y la salud. Yo tengo la obligación de defender al sistema sanitario de una situación que vemos muy amenazante”, ha añadido.

La situación no se limita a Barcelona, a Cataluña, sino que Manuel Martínez, presidente del Colegio de Médicos de Madrid, aseguró también en la SER que comparte esta preocupación para su propia comunidad, “por lo que se nos viene encima y por lo que ya tenemos”. En particular, se refiere al aumento de pacientes ingresados en planta y en cuidados intensivos en los centros madrileños. 

“La situación es muy preocupante. Apelo a la responsabilidad que hemos de tener para no agravar esta situación. Esta Nochevieja, en casa y sin invitados ni desplazamientos, independientemente de lo que digan nuestros gobernantes. Lo más importante es la responsabilidad individual de cada uno”, concluye.

A vacunarse

Este aviso coincide con la publicación de una tribuna en La Vanguardia en la que los médicos piden a sus compañeros sanitarios que se animen y se pongan todos la vacuna, sin recelos, porque es la salida para estabilizar esta crisis. “Ningún profesional sanitario puede dudar de que las vacunas han supuesto –junto con la higienización– la mejor herramienta preventiva de que hemos dispuesto para luchar contra las enfermedades infecciosas. Y ahora la Covid-19 no es una excepción”, defienden.

“Los profesionales sanitarios nos convertimos en una pieza clave para limitar la transmisión, más allá de ser personas con riesgo de exposición especialmente alto. Por encima de todo tenemos que ser referentes ejemplares para los conciudadanos a quienes servimos y atendemos, y que confían en nosotros. Y de acuerdo con nuestro compromiso ético con ellos, tenemos que compartir esta responsabilidad y vacunarnos también”, señalan. 

Photo gallery El trabajo de las funerarias en la crisis del coronavirus See Gallery